Genial
Genial

Por qué en lugar de optar por una vida más tranquila Madonna se atrevió a convertirse en mamá otra vez a sus casi 60 años

Toda la historia de la música pop mundial se puede dividir en dos épocas: antes y después de Madonna. Sin embargo, la señora Ciccone se ha convertido en una personalidad icónica no tanto por su éxito musical, sino por su influencia en millones de personas en todo el mundo. Ella rompió estereotipos, desafió a la sociedad y abrió nuevos horizontes en la música, el cine, la moda y otros ámbitos.

Nosotros en Genial.guru creemos que la historia de Madonna puede inspirar a muchas personas a ser más audaces en la vida y no tener miedo de las opiniones de los demás.

Inicio

Si alguna vez se decide filmar una película relacionada con la historia del éxito de Madonna, seguramente obtendrá un premio Óscar. Una estudiante de 20 años dejó sus estudios en el colegio y teniendo una pequeña cantidad de dinero, se fue a conquistar Nueva York. Según la cantante, fue la acción más valiente de toda su vida. Dado que antes de eso, la chica nunca había volado en aviones y no se había subido a un taxi. Además, no conocía a nadie en esa gran ciudad.

Madonna soñaba con convertirse en una bailarina famosa. Entre sus turnos en la tienda de donas, iba a clases de coreografía y aceptaba cualquier trabajo de medio tiempo como bailarina de apoyo. Hasta que un día, un amigo notó que la chica tenía una bonita voz. Quizá otra persona podría haber pasado por alto esta opinión, pero Madonna recordó bien esas palabras. Y decidió intentar grabar una demo versión para que los expertos la escucharan. La canción Everybody estaba destinada a convertirse en un éxito.

Ascenso drástico

A diferencia de muchas celebridades, Madonna no tuvo que grabar decenas de canciones y esperar a que la audiencia aceptara su música. Desde sus primeras apariciones, logró enamorar al público. Millones de adolescentes intentaron repetir su look fabuloso. Los artículos de moda de su generación fueron pantalones de mezclilla rotos, pulseras de goma llamativas y pañuelos en el cabello. Esto era todo lo que la estrella solía usar. Tras obtener la popularidad, la cantante una vez pronunció: “Me di cuenta de que quiero dirigir el mundo”.

Un ascenso tan drástico no hizo que la joven cantante perdiera la razón. Por el contrario, cuanto más fama se ganaba, más cosas aprendía al mismo tiempo. En 1985, debutó como actriz en Buscando desesperadamente a Susan.

Al mismo tiempo, Madonna se casó con Sean Penn. El actor percibía de manera sensible el rotundo éxito de su esposa. Despreciaba una atención tan ardiente por parte del público, pero la chica, en sintonía opuesta, quería aún más. Como resultado el matrimonio fracasó y este fue el primer choque realmente fuerte en la vida de la cantante.

La hora de experimentos escandalosos

Al tratar de no pensar en su separación, Madonna se sumergió por completo en el trabajo. Sus canciones hablaban de temas cada vez más provocativos que no se acostumbraban a discutir en la sociedad. No le importaba que fuera perdiendo los contratos publicitarios uno tras otro, ya que las empresas no querían asociarse con una cantante escandalosa.

Madonna necesitaba tal expresión de sentimientos. Y no le importó el costo. En algún momento, el nivel de sinceridad en las canciones y videos de la cantante llegó a tal punto que MTV se negó a transmitirlos. Para fastidiar a todos, la cantante lanzó un libro con sus fotos sensuales. Por supuesto, se convirtió en un éxito de ventas.

Maternidad

La actividad artística de esta mujer siempre ha sido un reflejo de su estado interior. A finales de los 90, Madonna estaba más tranquila. Dejó atrás su escandaloso pasado y pasó a otra etapa más compleja e inteligente.

Al principio, la cantante actuó en una película biográfica sobre la cantante argentina Eva Perón. Esta película fue una verdadera revelación para los fanáticos de Madonna, ya que los críticos y los espectadores la elogiaron mucho. Al analizar el prototipo de la protagonista, la cantante cada vez más investigaba las leyes sobre los derechos humanos. De este modo, comenzó a dedicarse a algo más que solo a la música y la actuación.

En ese mismo tiempo se enteró de que estaba embarazada. A la edad de 38 años, la cantante tuvo su primera hija, Lourdes María Ciccone Leon. “Me gusta ver cómo ella absorbe la vida a su alrededor”, dijo la joven madre.

Con el paso del tiempo, las letras de sus canciones se volvieron más maduras, al igual que su visión del mundo. La audiencia cambió sus preferencias musicales, siguiendo los nuevos experimentos de Madonna. Y como resultado, ganó 4 premios Grammy en 2 años; fue un éxito rotundo.

Señora Ritchie

En 2000, Madonna se volvió a casar con el director Guy Ritchie. La pareja tuvo un hijo ese mismo año. A la cantante le gustaba sentirse en esta nueva condición de madre y esposa. En uno de los eventos, lo mostró con orgullo al usar un saco con la frase “Mrs. Ritchie”.

La felicidad hogareña le dio más fuerza a Madonna. En esa época, a menudo actuaba en películas, lanzaba un disco tras otro y realizaba giras por todo el mundo. El público se acostumbró poco a poco a la nueva Madonna. Sin embargo, su actividad artística siempre estaba en el centro de las discusiones de la sociedad y los críticos. En 2002, su canción Die Another Day se convirtió en la mejor y la peor canción del año.

A menudo, la cantante planteó varios problemas sociales en la prensa y en 2008, comenzó a tomar medidas. Ella y su jardinero originario de África colaboraron para rodar un documental sobre la complicada vida de los malauíes. A continuación, salieron otros trabajos similares de la cantante. Por entonces, creó una organización que ayudaba a los pobres de Malawi. Gracias a Madonna, en 2013, más de 4000 niños pudieron recibir educación en este país.

Madonna en la actualidad

Hoy en día, Madonna es madre de muchos niños. Mientras estaba casada con Guy Ritchie, decidió adaptar a un niño malauí llamado David. Un poco más tarde la pareja se separó, pero la celebridad no dejó de pensar en volver a adoptar.

Madonna tuvo que luchar mucho por su hija adoptiva Mercy. Le dijeron que una mujer divorciada no podía criar a un niño. Sin embargo, la cantante no se rindió y siguió defendiendo su derecho a la maternidad en los tribunales de Malaui. Como resultado, en 2009 se convirtió oficialmente en madre de esta niña.

Madonna ya tenía casi 60 años cuando decidió volver a ser madre. Para ello, la cantante tuvo que admitir públicamente que quería y podía ser madre. En la corte, le hicieron muchas preguntas embarazosas y consideraron los motivos de la adopción. Como resultado, en 2017, cuando Madonna tenía 58 años, se convirtió en madre por quinta y sexta vez. De esta forma, en la familia aparecieron las gemelas Estere y Stella.

En 2022, la cantante celebra el 40.º aniversario de su carrera musical. A los fanáticos les espera el relanzamiento de sus éxitos anteriores, así como una serie de eventos festivos. La cantante no pide regalos en honor al aniversario y si alguien quiere felicitarla de alguna forma, entonces se ofrece a hacer una donación a una fundación benéfica para ayudar a las personas que realmente lo necesitan.

“No cambiaría mi vida por la de nadie”, dijo una vez la cantante. Si recopilas todos sus premios, logros y récords, incluyendo el El libro Guinness de los récords, Madonna puede considerarse como la mejor cantante de todos los tiempos, porque nadie ha alcanzado tales alturas. Sin embargo, no piensa detenerse por lo que ha logrado. La celebridad todavía no tiene miedo de cambiar o experimentar con el estilo y la música. De este modo, exhorta a todos a hacer que el mundo sea más amable.

¿Qué opinas de Madonna?

Genial/Mujer/Por qué en lugar de optar por una vida más tranquila Madonna se atrevió a convertirse en mamá otra vez a sus casi 60 años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos