Genial
Genial

Por qué las mujeres reciben un diagnóstico correcto más tarde que los hombres

Los científicos daneses realizaron un gran estudio, analizando en 6,9 millones de personas el tipo de enfermedad y el momento en que se hizo el diagnóstico correcto. Resultó que las mujeres reciben asistencia médica calificada mucho más tarde que los hombres. De media, la diferencia es de 4 años, y para muchas enfermedades este período de tiempo puede ser un factor decisivo en la posibilidad de recuperación. En este artículo, sabrás por qué en todo el mundo hasta hoy día, la medicina “masculina” difiere de la “femenina” y a qué consecuencias esto conduce.

Genial.guru, además de los estudios presentados, llevó a cabo una encuesta entre mujeres sobre este asunto: “El peor consejo que has escuchado de un médico”. Y, en base a esto, destaca las principales señales que indican que es urgente cambiar de especialista.

Señal Nº 1: Todas las enfermedades son por soledad

Suena paradójico, pero precisamente es en una cita con el ginecólogo donde las mujeres se topan con más frecuencia con una opinión marcada por estereotipos de algunos médicos. Por ejemplo, una de cada diez mujeres sufre de endometriosis, pero se necesitan, de media, 8 años para diagnosticar esta y otras enfermedades autoinmunes, lo que implica visitar a unos cinco médicos. ¿Cuál es el problema? Con frecuencia, cuando una mujer se queja de sufrir dolores, los ginecólogos le recomiendan tener pareja insistiendo en que esto es una buena cura para todas las enfermedades femeninas:

  • Cuando me llevaron al hospital público de la ciudad con una ruptura de ovarios, la primera pregunta que me hizo el ginecólogo de turno fue: “¿Está casada?” @Inga_Kudracheva
  • Una vez, un médico me recomendó casarme para combatir la migraña. m6lin6

Señal Nº 2: Todo “se cura” con el parto

Si el problema anterior se resolvió y la mujer ya tiene una pareja estable, pero su salud no mejoró, el segundo consejo más popular será el de tener un bebé. Los especialistas competentes saben que el embarazo y el parto no solo no tienen poderes curativos, sino también son una prueba seria incluso para un cuerpo sano: la depresión posparto, el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, el deterioro de los dientes, cabello, uñas y muchas cosas más. Un bebé es una gran responsabilidad. Necesita de una atención adecuada y apoyo económico, y de ninguna manera puede “sustituir” a un diagnóstico y tratamiento:

  • Acudí a la tricóloga para averiguar por qué se me caía el pelo. Ella dijo: tienes que tener un hijo. Resultó que tenía una deficiencia de hierro. @InPearly
  • Pues, a mí, por ejemplo, me recomendaron tener un hijo para combatir el insomnio. @himmellegem_e
  • A los 19 años, tenía dolores fuertes debido a un quiste en los ovarios. El médico me dijo que un embarazo debería ayudar contra eso. nextxoxexit
  • Hubo un período en el que me recomendaban tener hijos para todo. ¿Infección urinaria? “Debe tener hijos”. ¿Problemas con la columna vertebral? “Dar a luz le ayudará”. ¿No se va la sinusitis? “Dé a luz y todo pasará”. Pero no ayudó. ¿Tal vez esté haciendo algo mal? Hatial
  • A mí, el urólogo me dijo que tenía que quedarme embarazada para que mi riñón, ligeramente bajo, subiera. No le pregunté si era necesario mantener el embarazo durante toda mi vida para que no volviera a bajar. Iezilop
  • Mi hija, de 12 años, se puso mala. Fiebre, tos, dolor de garganta. Llamamos al médico. Vino una mujer de 45-50 años, la auscultó, le examinó la garganta, me miró a mí, a mi hija, a la habitación y entonces preguntó: “¿Tiene usted un solo hijo? Tiene que tener otro para que no caigan enfermos, no tendrán tiempo para eso”. TekhiPondokhva

El segundo hijo está para resolver los problemas que aparecieron después de seguir el consejo de tener al primero. Pero incluso un embarazo, como se mencionó anteriormente, es una prueba seria para el cuerpo y, con el segundo, el riesgo de manifestación de enfermedades crónicas y la aparición de nuevas aumenta varias veces.

Los expertos señalan que se debe esperar al menos 18 meses tras el nacimiento del primer hijo para tener otro. Con un período de tiempo más corto, aumenta el riesgo de parto prematuro y, además, aumenta la probabilidad de que en la madre vuelvan a manifestarse las enfermedades que desarrolló durante el primer embarazo. Por lo tanto, antes de planificar tener un hijo, no importa si es el primero, segundo o posterior, es necesario someterse a un examen completo del cuerpo.

Si una mujer es persistente y sigue visitando al mismo médico, al final escuchará un sermón de que para una mujer que ya ha dado a luz, todos sus problemas son absolutamente naturales:

  • Mi ginecólogo tiene dos razones para todas las quejas:
    1. “Usted no tiene hijos, ¿qué quiere?”
    2. “Usted tiene hijos, ¿qué quiere?” bbk17
  • Tres días después del nacimiento de mi hija, acudí al médico debido a una sensación de ardor y falta de aire. Me dijeron que regresara al pasar una semana para hacerme una ecografía de la vesícula biliar. Según el médico, “tras dar a luz, el cuerpo suele expulsar los cálculos”. Dos días más tarde, mi madre me llevó al hospital cuando los síntomas comenzaron a causarme un dolor de cabeza insoportable y ya no podía respirar estando tumbada. En el hospital dijeron que habría muerto 12 horas después debido a una insuficiencia cardíaca congestiva. tottalytubular

Existen muchas enfermedades y afecciones que son comunes entre las mujeres, pero la medicina no conoce su causa, por lo que con frecuencia los médicos afirman: “Todo el mundo lo tiene, no se preocupe”. Por ejemplo, las mujeres sufren de migraña cuatro veces más que los hombres, así como de fatiga crónica, tres veces más a menudo se les diagnostica trastornos autoinmunes y dos veces más a menudo sufren de Alzheimer, artritis reumatoide y depresión.

Otro problema importante: los médicos no saben cómo el cuerpo femenino reacciona a los medicamentos. Durante muchos años, los estudios clínicos se llevaron a cabo solo en hombres: es más fácil y más barato probar los medicamentos en estos: no tienen un ciclo menstrual que pueda confundir los análisis. Por lo tanto, a las mujeres se les prescriben dosis estándares de fármacos que están calculados para el peso corporal promedio y el metabolismo propio de los hombres, y por lo tanto, puede haber efectos secundarios o casos de sobredosis.

Señal Nº 3: No exagere

Se cree que las mujeres son más emocionales y tienden a exagerarlo todo, mientras que los hombres aguantan incluso en los casos de dolor más intenso. Un estudio demostró que las mujeres reciben analgésicos en las salas de urgencias, de media, 16 minutos más tarde que los hombres. Además, las mujeres que han solicitado ayuda con síntomas de sufrir una insuficiencia cardíaca tienen menos probabilidades de someterse a un examen completo, ya que en ellas un ataque cardíaco suele manifestarse con síntomas distintos a los masculinos: las mujeres se quejan de malestar estomacal, náuseas y dolor en la mandíbula inferior. Por lo tanto, suelen ser remitidas a una cita con un psiquiatra o incluso a casa con la recomendación de mantener la calma:

  • Llegué con quejas por tener desmayos repentinos. Por ejemplo, en el transporte. Me recomendaron ir andando. @pankratievao
  • Recuerdo que cuando empecé a sospechar que tenía problemas, quise pedir cita con el psiquiatra. Entonces, este me dijo: “¿Cómo puede una joven como tú tener algún problema?” Como resultado, nunca más fui a verlo, ¡menos mal! @tiger_magician
  • Mi tía falleció de pancreatitis a la edad de 52 años y mi madre murió de cáncer de páncreas con 44. Aproximadamente un año después de que mi madre falleciera, le pregunté al médico si había algún tipo de prueba que pudiera hacerme para averiguar de antemano si podía tener problemas hereditarios. Me dijo: “Bueno, todos moriremos de algo”. PoweredBySun
  • Tuve cita con un oncólogo, me preocupaba por un lunar con una forma extraña. Me dijo que tenía que dar a luz y entonces no tendría tiempo para examinar mi cuerpo con lupa y preocuparme. @its_cow_which

Opinión pública

  • Una mujer, con más frecuencia, no es responsable solo de sí misma, sino también de toda la familia, y simplemente no tiene tiempo para seguir el consejo típico de “Descansa más y mantén la calma”. Los autores del estudio señalan que las mujeres con enfermedades cardíacas, a menudo, se enfrentan a la ausencia de apoyo de sus seres queridos. Pero lo más sorprendente es que además se sienten culpables por su enfermedad, la que no les permite cuidar de los demás tal y como se les exige.
  • Según otros estudios, en situaciones de emergencia, los hombres tienen más probabilidad que las mujeres de que los transeúntes les realicen una reanimación cardiopulmonar. Esto se explica porque las personas tienen miedo de ayudar a una desconocida: para “arrancar” el corazón es necesario desabrochar la ropa y tocar el pecho y esta es la razón principal por la que aparecen las dudas. Según las estadísticas, solo el 39 % de las mujeres recibirá ayuda en caso de un paro cardíaco repentino en un lugar público.
  • Un estudio más precisa que las mujeres con demencia no reciben la ayuda necesaria en comparación con los hombres. Exactamente: con menos frecuencia visitan al médico, toman las dosis erróneas de medicamentos y ninguno de sus familiares las cuida. Mientras tanto, 2/3 de las personas mayores de 80 años son mujeres, y sufren de demencia con más probabilidad.
  • Los estudios han demostrado que incluso los síntomas iniciales de una enfermedad en las mujeres aumenta significativamente el riesgo de divorcio. Y las que sufren de un cáncer de útero tienen incluso menos probabilidades de conservar el matrimonio.

¿Qué hacer con esta información? Dejar de disimular o minimizar los problemas por temor a ser considerada una “llorica” o paranoica. Además, es importante prestar más atención a uno mismo y a los demás.

¿Y tú o tus amigos, alguna vez, se han topado con situaciones similares? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imagen de portada @Inga_Kudracheva / twitter
Ilustradora Xenia Shalagina para Genial.guru
Compartir este artículo