¿Qué sucede con el movimiento “body positive” en el siglo XXI?

El movimiento “Body positive” ha penetrado firmemente en nuestras vidas: las modelos de talla grande salen en las portadas de revistas cada vez con más frecuencia, las casas de moda organizan espectáculos inclusivos con participación de modelos de personalidades no estándar, y la palabra “diversidad” no desaparece de las páginas de los medios de comunicación. Parece que todo lo que rodea a esta postura son buenas noticias, sin embargo, las cosas no son tan claras como parecen.

Genial.guru decidió averiguar qué es el movimiento body positive del siglo XXI y por qué este fenómeno causa tantas disputas y divide a las personas en dos bandos completamente opuestos.

¿Qué es body positive y cómo surgió?

Body positive es un movimiento feminista cuyo objetivo principal es convencer a las personas a aceptarse tal cual son, y el lema de los seguidores de esta postura es: “Mi cuerpo, mis reglas”. Su objetivo es luchar contra los estándares de belleza impuestos por la sociedad, librar a las personas de los complejos y comenzar a hablar sin miedo acerca de cada uno.

La idea principal del movimiento es que todos tienen el derecho al respeto independientemente de cómo se vean, algo muy humano y correcto. Una persona puede no cumplir con los estándares de belleza que la sociedad exige, pero merece la misma aceptación que aquel sujeto que sí encaja en ellos.

La creación del body positive comenzó en 1967, con una campaña contra la discriminación pública de las personas obesas y su lucha por sus derechos. Más tarde, los activistas comenzaron a pedir respeto no solo por la gente con obesidad, sino también por las personas con discapacidad, con cicatrices, quemaduras, personas transgénero, etc. Lo que parece muy lógico, ya que en este caso estamos hablando de cosas que alguien no puede cambiar en su apariencia. Mirándolo desde este punto, body positive ayuda a las personas a superar sus conflictos con su apariencia para vivir una vida plena y feliz.

¿Qué pasa con el body positive moderno?

Los estándares de belleza tienden a variar según los requisitos socioculturales. En los años 1990, la época dorada de supermodelos flacas y el heroin chic de Kate Moss no pudo permanecer sin respuesta. Las mujeres se cansaron de las famosas de piernas largas que salían en fotos editadas de revistas, de ideales inalcanzables de belleza, y de las cirugías plásticas costosas y bastante polémicas.

Entonces, body positive vino al rescate con su rechazo de los estándares de belleza dañinos. Pero, por desgracia, no hemos sido capaces de encontrar un punto medio. La sociedad se ha dado cuenta de que la anorexia es una enfermedad que amenaza la vida, pero que, por alguna razón, pasó de un extremo al otro.

En lugar de luchar por los derechos de las personas con un cuerpo o apariencia no estándar, hemos desatado la lucha contra los cuerpos esbeltos. Es decir, hemos puesto en contraposición a la obesidad con un estilo de vida saludable.

Hoy en día se observa una tendencia negativa a distorsionar el verdadero significado de body positive. La idea de aceptar a una persona, así como la actitud tolerante hacia su apariencia, fueron reemplazadas por el desprecio del físico y, especialmente, del peso. La renuencia a cuidar el cuerpo se ha convertido en una ideología. Comer en exceso y la falta de actividad física no son condenados, sino bienvenidos, y los recordatorios sobre un estilo de vida saludable se perciben con hostilidad. Los sitios web populares dedicados a body positive inclusive les prohíben a los usuarios mencionar los efectos negativos que la obesidad provoca en la salud.

Además, se presenta como la norma. Como resultado, por alguna razón se volvió humillante ser atractivo. Aunque inicialmente se declaraba el principio de “ser feo no es vergonzoso”, ahora se ha convertido en “es vergonzoso ser bello”. Kate Moss, con un peso de 52 kg, fue reemplazada por Tess Holliday, con un peso de 155 kg. Parece ser un salto demasiado brusco. El nuevo body positive ejerce el mismo control sobre el cuerpo femenino y el establecimiento de estándares de belleza que antes, pero de una manera diferente.

La revista popular de trajes de baño Sports Illustrated se hizo famosa en todo el mundo por sus fotografías de modelos delgadas, pero actualmente colabora activamente con personalidades de talla grande.

¿Por qué el nuevo body positive es peligroso?

El hecho es que el sobrepeso es un factor de riesgo enorme para la salud. Esta es una afirmación médica que no puede ser ignorada. Una persona demasiado delgada, al igual que una con sobrepeso, pone en peligro su salud.

Es necesario reconocer el hecho de que la obesidad no es solo una “elección personal de cada uno” y una cuestión de gusto, sino también una condición patológica que tiene su propio código en la Clasificación Internacional de Enfermedades — E66. Si la obesidad fuera solo un detalle estético controvertido, no sería un problema serio. Según la OMS, hoy en día, la obesidad se ha convertido en una epidemia mundial.

Los órganos internos de las personas con sobrepeso están cubiertos de una capa de grasa y aumentan considerablemente de tamaño, ya que experimentan una sobrecarga. El sistema endocrino también funciona al límite de su capacidad, y los huesos y las articulaciones sufren ya que se ven obligados a soportar el exceso de peso. Además, las personas con sobrepeso son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2.

Es cierto que algunas personas obesas no tienen la culpa de su condición corporal, pero en la mayoría de los casos, por desgracia, todo se trata de la ingesta calórica incontrolable.

Al mismo tiempo, por supuesto, uno no debe avergonzarse de tener sobrepeso, sino que, además, no debe promocionar la obesidad, haciendo que las personas con sobrepeso sean un ejemplo a seguir. Estamos hablando de una enfermedad que necesita intervención médica.

Este es el verdadero valor de body positive: identificar un problema, pero, al mismo tiempo, asegurarse de que la persona no se sienta humillada o discriminada.

Víctimas del movimiento “Body Positive” moderno

Además del hecho de que el body positive moderno puede ser perjudicial para la salud, hay otro punto negativo. Las activistas del movimiento suelen reprochar a las mujeres famosas por bajar de peso, mejorar de alguna manera su apariencia, o simplemente salir en una revista luciendo atractiva. Por ejemplo, cuando Emma Watson, expartidaria del feminismo, participó en una sesión de fotos para la portada de la revista Vanity Fair con el pecho semidesnudo, enseguida fue acusada de hipocresía y traición.

Otra defensora de body positive, la actriz y directora Lena Dunham, fue fuertemente criticada por bajar de peso. En este caso, la actriz destacó que su objetivo no era verse más delgada, sino mejorar su salud. “La gente comenzó a decir: eres una hipócrita, y pensamos que eras una mujer body positive. Lo soy, pero me di cuenta de que mi cuerpo estaba cambiando. Son cosas que a veces suceden”, declaró Dunham en una entrevista.

En la actualidad, Dunham dice que perdió peso debido a una enfermedad. La actriz ha vuelto a recuperar sus kilos y dice que se siente cómoda y feliz con ello. Resulta que los partidarios de body positive privan a las mujeres del derecho a disponer de sus cuerpos como deseen. Por alguna razón, el derecho de cuidar el físico y bajar de peso se excluye del principio básico “Mi cuerpo, mis reglas”.

¿Qué hacemos con todo esto?

El body positive es bueno, por lo que hay que esforzarse por evitar sesgos hacia cualquier lado, ya sea un estilo de vida saludable o body positive radical. Estas ideas no deberían contraponerse, sino que requieren interpenetración.

Lo mismo se aplica al deseo de las mujeres de lucir atractivas. ¿Pueden maquillarse porque les gusta? Por supuesto que sí. ¿Puede una chica seguir los principios de body positive, pero, al mismo tiempo, hacer ejercicio y comer adecuadamente? ¡Sin lugar a dudas!

Es importante aprender a comprender tu cuerpo para que te sientas cómodo con él. En este caso, no son los números los que importan, sino el estado de salud de la persona. Además, no tengas miedo de visitar a un médico. Si tienes problemas con el peso o con la piel que te preocupan, no debes consolarte pensando “Soy como soy”. Body positive no es una prohibición de aseo y belleza, es la capacidad de cuidar la apariencia y ser responsable de la salud, independientemente de los estándares inventados.

¿Qué piensas sobre el movimiento “Body positive” y sus valores?

Compartir este artículo