Genial
Genial

Descubrimos cuáles son los genes que se heredan de papá y cuáles de mamá

Si alguna vez te han dicho algo como “eres igual que tu madre”, entonces deberías saber que esta es una declaración falsa. De hecho, nosotros (especialmente las mujeres) somos más como nuestros padres, no madres. Además, se supone que el estilo de vida del padre hasta la concepción del niño, su nutrición y su estado físico son la base de la salud del futuro bebé. Este artículo cuenta sobre los rasgos que se transmiten al niño de su padre y cuáles se heredan de su madre.

Genial.guru aconseja que recuerdes que, incluso con una buena herencia, no debes olvidar la importancia del estilo de vida saludable. Es este el que determina en última instancia qué aspecto tendrás y cómo te sentirás.

La mayoría de las veces, los niños heredan de sus padres la forma de la punta de la nariz, la zona alrededor de los labios, el tamaño de los pómulos, las esquinas de los ojos y la forma de la barbilla. En el momento de reconocer la cara, estas son zonas clave, por lo que las personas con las zonas similares se ven sorprendentemente parecidas e incluso idénticas.

Sin embargo, el espacio entre las cejas es lo que suele diferenciar a los padres de sus hijos.

La hija de Reese Witherspoon heredó de su madre los ojos azules, la forma de los pómulos, la barbilla y la punta de la nariz.

Los genes de mamá generalmente representan el 50% del ADN del bebé y los de papá, el 50% restante. Sin embargo, los genes masculinos son más agresivos que los femeninos, por lo que se manifiestan con más frecuencia. Entonces, para el 40% de los genes activos de la madre puede haber un 60% de los genes del padre.

Además, el cuerpo de una mujer embarazada reconoce al feto casi como si fuera un cuerpo extraño. Para preservar al niño, tiene que aguantar los genes paternos agresivos (a veces a expensas de los suyos).

Sin embargo, es posible determinar qué rasgos se le darán al bebé por parte del padre, y cuáles se heredarán de la madre.

Sexo del bebé

El sexo del futuro bebé depende del padre. El niño siempre recibe el cromosoma X de su madre, y de su padre puede recibir el cromosoma X (se concibe una niña) o el cromosoma Y (se concibe un niño).

Además, si un hombre tiene muchos hermanos en su familia, entonces tendrá más hijos, y si tiene suerte de tener muchas hermanas, entonces, respectivamente tendrá hijas. En algunos hombres, el esperma tiene un contenido aproximadamente igual de cromosomas X y Y, en este caso, es igualmente probable que tengan tanto niños como niñas.

El cromosoma Y contiene muchos menos genes que el cromosoma X, y algunos de ellos son responsables de la formación de los órganos genitales masculinos y la producción de espermatozoides. Por lo tanto, en su mayor parte, el niño recibirá los rasgos característicos de su apariencia de parte de su madre y será parecido a ella. En cuanto a las niñas, obtendrán cromosomas X de ambos progenitores, por lo que es imposible predecir su apariencia.

Estado de la dentadura

Si papá visita con frecuencia las clínicas dentales, lo más probable es que su niño también visite al dentista. Aunque el tamaño y la forma de los dientes, así como las características de la estructura de la mandíbula pueden transmitirse de cualquiera de los padres, a menudo predominan los genes del padre.

Por lo tanto, si el padre tiene dientes torcidos, es probable que el niño tenga un trastorno de mordedura.

Intelecto

Los genes responsables de la inteligencia están ubicados en el cromosoma X. Por lo tanto, son las madres las que transmiten sus habilidades mentales a sus hijos. Las hijas reciben habilidades mentales de ambos padres. Sin embargo, se hereda solo el 40% de la inteligencia materna, los niños reciben todo lo demás como resultado de la educación. Por lo tanto, nada puede sustituir el trabajo duro en ti mismo.

En promedio, el coeficiente intelectual de los niños difiere del materno en no más de 15 puntos.

Propensión a enfermedades mentales

A medida que los hombres envejecen, la calidad de su esperma se deteriora. Debido a esto, las personas mayores pueden transmitir genes mutados a sus hijos. Por esta razón se incrementa el riesgo de enfermedades mentales, autismo, hiperactividad o trastorno bipolar en el niño. Además, los niños nacidos de padres de 45 años o más pueden ser propensos al suicidio y tener dificultades de aprendizaje.

A cualquier edad, los representantes del sexo masculino que padecen de cardiopatía coronaria transmiten la propensión a esta enfermedad a sus hijos. Y los hombres que sufrían de infecundidad, y por tanto, la concepción se realizó artificialmente, también transmiten la predisposición a este problema al hijo.

Propensión a la hemofilia y al autismo

Uno de los personajes históricos más famosos que padecían de hemofilia era el hijo del último zar de Rusia, Alekséi. En la foto de la izquierda está su bisabuela, la reina Victoria de Inglaterra, que fue la portadora del gen de la hemofilia y se lo transmitió a algunos de sus hijos, nietos y bisnietos.

Hay enfermedades que se transmiten de la madre, pero que solo se manifiestan en los niños (en las niñas, la probabilidad de estas enfermedades es insignificante). Esto sucede si una mujer es portadora del cromosoma X con un gen defectuoso y es este cromosoma el que se transfiere al hijo. A diferencia de la madre, el niño solo tiene un cromosoma X, por lo que no tiene nada para compensar el gen mutado.

Las enfermedades transmitidas por la madre incluyen hemofilia (trastorno de coagulación de la sangre) y distrofia muscular de Duchenne (debilidad muscular progresiva). El autismo es más pronunciado cuando se transmite de madre a hijo.

Propensión a la obesidad

La propensión a la obesidad o, por el contrario, la delgadez, se transmiten genéticamente. En algunas personas, el peso y el ancho de la cintura en un 25% se deben a la genética, en la mayoría de los casos, en un 40%. Para las personas que luchan contra la obesidad, estas cifras pueden alcanzar un 75-80%, en este caso se les hace problemático deshacerse de los kilos extra. Aunque en este caso serán eficientes una dieta y ejercicio físico.

La propensión a la delgadez o a la obesidad se transmite de ambos padres por igual. Sin embargo, la predisposición a la delgadez se transmite en menor medida que la predisposición a tener sobrepeso.

Sin embargo, es la madre quien influye en el peso del niño al nacer. No importa cuán grande sea el padre, el niño nacerá delgado si la mujer es delgada. Pero si la madre es obesa, entonces el bebé desde el nacimiento puede tener una “reserva de grasa”.

Estatura

La estatura de un niño está más influenciada por los padres que por las madres. Los hijos de los hombres altos tienen más talla al nacer. En general, de 60 a 80% de la estatura del niño está determinado por sus padres, y el resto es el resultado de su nutrición, estilo de vida y salud. Además, no todos los hijos de los mismos padres son de la misma estatura: por regla general, los hijos menores son más bajos que los mayores.

Existen 2 fórmulas para determinar la futura estatura de tu niño.

  • Si tienes un niño, suma la estatura de la mamá a la estatura del papá y luego agrega otros 13 cm. Divide la cantidad resultante en 2, y descubrirás qué tan alto será su hijo. Si tienes una niña, suma la estatura de tu madre a la de tu padre y resta 13 cm. Divide el resultado en 2, ya tienes la estatura aproximada de tu hija.
  • Hay que medir la estatura de la niña a los 18 meses y del niño a los 2 años y multiplicar los datos por 2. Esto será la estatura (más o menos 10 cm) de tu hijo de adulto.

Color de ojos

El color marrón de los ojos es la característica dominante. Por lo tanto, si uno de los progenitores (especialmente el padre) tiene ojos oscuros, y el otro tiene ojos azules o verdes, entonces es muy probable que el niño tenga ojos marrones. Todavía queda alguna posibilidad de tener un bebé de ojos claros, pero solo si el padre con ojos oscuros tiene un gen recesivo responsable de los ojos azules.

Los ojos azules y verdes son signos recesivos, pero el azul es más dominante que el verde.

Al mismo tiempo, no se excluye la posibilidad de que los padres de ojos azules tengan un bebé de ojos marrones.

Hoyuelos

Los hoyuelos son la característica dominante. Si al menos uno de los padres tiene hoyuelos, entonces hay una alta probabilidad de heredarlos al niño.

Pelo rizado

El cabello rizado es muy hermoso y muchas madres sueñan con que su bebé también tenga rizos. Sin embargo, a pesar de que la propensión a tener cabello rizado es un rasgo dominante, no es suficiente que lo tenga solo uno de los padres.

La versión simplificada del esquema es esta:

  • Si ambos padres tienen el pelo rizado, entonces el niño también tendrá rizos.
  • Si mamá y papá tienen el cabello liso, entonces el bebé tendrá pelo liso.
  • Si uno de los padres tiene rizos y el otro tiene el pelo liso, entonces sus hijos tendrán el pelo ondulado.

Sin embargo, si ambos padres tienen rizos pero tenían familiares de cabello liso, entonces puede suceder que el niño también tenga el cabello sin rizos.

Bono: cómo predecir qué rostro tendrá tu futuro bebé

Revisa las fotos familiares de ambos padres. Fíjate en las características que se repiten invariablemente en la mayoría de los parientes (nariz aguileña, cabello rizado, ojos oscuros). Estas características son dominantes, y lo más probable que se manifiesten en tu futuro hijo.

¿A quién de tus padres te pareces más? ¿Tal vez tu hijo te sorprendió con el color de ojos inesperado o pelo rizado? Cuéntanos sobre ello.

Imagen de portada Pexels, Depositphotos
Genial/Pareja/Descubrimos cuáles son los genes que se heredan de papá y cuáles de mamá
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos