Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Cosas en las que vale la pena derrochar, incluso si te duele el codo

“Una mujer que ahorra en sí misma causa un solo deseo en los hombres: ahorrar en ella”, dijo Erich Maria Remarque. Y nosotros agregamos lo siguiente: no hay nada más importante que el respeto hacia uno mismo. ¿Con qué frecuencia dejamos nuestras propias necesidades en segundo plano para comprar algo que nuestros esposos, hijos, perro o gato necesitan? Y siempre hay para todos, menos para ti. “Ah, ¿para qué necesito estas botas? ¡Aún no se han gastado por completo las anteriores!”. Escucha: si el deseo de mimarte provoca una protesta en tu interior, significa que es necesario tomar medidas con urgencia, ya que, si dejas tus deseos en segundo plano, entonces la magia y ligereza desaparecerán de tu vida lentamente.

Genial.guru sabe que lo más importante no son las cosas materiales, pero está seguro de que si examinas las prioridades y dejas de ahorrar en pequeñeces, entonces, una sensación de felicidad podría regresar a tu vida.

No deberías ahorrar en tus pasatiempos

Un pasatiempo es un verdadero descanso para el alma y el mejor capricho, ya que aporta un elemento indispensable incluso en la vida adulta. ¿Cuántos ejemplos hay acerca de cómo un pasatiempo se salió de control y se convirtió en un negocio exitoso? Si tienes una fascinante ocupación que te trae satisfacción, entonces debe convertirse en una partida separada de gastos en las mismas condiciones que la compra de productos o el pago de facturas.

  • Por alguna razón, a mi esposo no le gusta mi pasatiempo, puesto que debido a él no siempre tengo tiempo para planchar o fregar el piso. Y esta no es la primera vez... ¿Acaso la sociedad moderna considera que las tareas domésticas son un pasatiempo femenino?
  • Un ahorro excesivo en mí misma es negarme a comprar aquello con lo que yo estaría feliz. Por ejemplo, tengo dos jeans. Uno de ellos lo ocupo cuando lavo mis pantalones favoritos y no alcanzan a secarse. No tengo pensando comprar unos jeans nuevos hasta que mis favoritos estén llenos de agujeros. Sin embargo, dado que a mí me gusta coser y quería bordar una imagen que no se encuentra en ninguna otra prenda, decidí ordenar un modelo individual por 200 EUR. El material costó unos 200 EUR, y el costo de los trámites fue de otros 300 EUR. No me dio lástima haber gastado mi dinero. Sin embargo, ¡estoy muy feliz por toda la satisfacción que obtuve!
  • Mi esposo y yo tenemos un presupuesto común, pero ninguno de los dos nos limitamos con las compras; es decir, si él necesita algo, entonces toma dinero y lo compra, y yo también hago lo mismo. Además, considero que entre más prohibiciones existan hacia un pasatiempo, más mentiras y escándalos habrá.

Ni en cepillos

Puedes acudir con un increíble estilista, teñir tu cabello con el mejor tinte y lavarlo exclusivamente con champú sin sulfatos, pero todos esos esfuerzos no significarán nada si ahorras en un cepillo. Uno adecuado debe tener dientes y cerdas suaves; de lo contrario, el cabello se dañará con cada cepillado. Además, el material debe de ser seleccionado dependiendo del tipo de pelo y las particularidades de uso. Por ejemplo, para un cabello rizado quedará bien un cepillo con dientes de diferente longitud, y, para uno con raíces grasas, lo ideal será uno de madera natural. Además, para diferentes ocasiones deben tenerse diferentes cepillos: cepillo de masaje para una acción preventiva, un peine de silicona para usar con un secador de cabello, etc. Por cierto, los especialistas creen que cepillar el pelo después de lavarlo es de mala educación y es un camino directo para tener un peinado esponjoso en lugar de una increíble melena. El cabello se daña menos si lo secas y seleccionas un peine con dientes grandes de madera o plástico.

  • Al elegir un cepillo no solo vale la pena prestar atención al origen de los materiales utilizados, sino también a ciertas características concretas. Para desenredar un cabello largo son buenos los cepillos de silicona; para unos rizos van perfecto los poco comunes cepillos de cuerno o plástico. Un cepillado de calidad debe de ser con unas cerdas perfectamente lisas, las cuales no desgarrarán tu pelo. El cuidado es sencillo: una limpieza regular del cabello, verificación de acumulación de suciedad y de aparición de puntas dañadas. Incluso los dientecitos más pequeños pueden dañar la superficie del cabello. Por eso, un cepillo deteriorado debe ser desechado.

En el guardarropa básico

Al comprar todas estas blusas negras, camisetas sin estampado, cuello de cisne y vestidos tubo es mejor olvidarse de la palabra “ahorrar” y recordar que tú comprarás ropa que usarás la mayor parte del tiempo. Y, a veces, tales prendas estarán en tu guardarropa durante varios años. Las básicas son una buena inversión ya que nunca dejan de estar a la moda. Y, al igual que la construcción de una buena casa comienza con los cimientos, un look debe construirse a partir de buenas prendas de tejidos densos y naturales.

  • Mi consejo: elige modelos clásicos que no pasen de moda y haz esto con prudencia, comprando únicamente prendas de calidad. Mejor poco, pero bueno. Además, compra aquello que puedas combinar con accesorios que puedan cambiar de temporada en temporada. Es mejor adquirir prendas de tejidos de buena calidad que se mantengan en buen estado a pesar de utilizarlas una y otra vez. © Daiana Brojt / Quora

No deberías ahorrar en ropa para estar en casa

Por lo general, cuando están en casa, las personas utilizan aquello que les da lástima tirar, pero salir a la calle con tales prendas les causa vergüenza. Todas estas camisetas y blusas excluidas de tu guardarropa influyen negativamente en la autoestima. Lo mismo ocurre con la ropa interior, en particular, los sujetadores. Al escoger costosos modelos no solo enorgullecemos nuestra vanidad, sino también cuidamos de nuestro propio cuerpo.

Eso es lo que consideran algunos psicólogos, y no tenemos motivos para no creerles. Al llegar a casa después de un largo día de trabajo es mejor darle preferencia a la ropa simple, cómoda y discreta, pero no vieja. Al vestirnos bien estando en casa, le enviamos una señal al cerebro de que siempre merecemos lo mejor: en el trabajo, de camino a nuestro hogar, al lavar los trastes, en cualquier momento.

  • No sé qué es ahorrar en mí misma. Por ejemplo, en casa no uso prendas rotas o algo muy viejo. Lo tiro y compro algo para ponerme en mi hogar o uso lo que tengo, pero siempre y cuando esté en buenas condiciones. No usaré prendas que ya están rompiéndose.
  • Dejé de usar prendas viejas y pijamas todo el día cuando comencé a trabajar desde casa. En tal caso, pasará el tiempo y hasta la noche estarás vestido así. Por eso me acostumbré a hacer todo como si fuera al trabajo; menos vestidos y más pantalones de mezclilla, ¡pero sin usar pijamas y pantalones deportivos!
  • Se acabó la época cuando las mujeres se ponían mandiles sucios en casa. Incluso en tu hogar debes estar guapa para todos y, principalmente, para ti misma. Solo tú puedes decidir cómo quieres que te recuerden las personas: en pantalones deportivos o con un vestido bonito de casa.

En libros

Un buen libro para desarrollar la mente no es nada barato; sin embargo, es difícil sobreestimar el significado de una buena obra. Frecuentemente allí podemos encontrar respuestas a preguntas y aprender a ver las cosas desde nuevas perspectivas. Las obras literarias te permitirán diversificar el habla con nuevas palabras y expresiones, y ampliar tu vocabulario hasta en 13 mil palabras. Además, recibirás una liberación emocional. Los mecanismos que utiliza nuestro cerebro para entender qué es lo que sucede en el argumento son semejantes a los que se aplican en la vida real: cuando leemos que el personaje toma el extremo de una cuerda delgada, la zona de nuestro cerebro responsable por el asimiento se activa. Así que, al leer no solo nos volvemos inteligentes, sino también aprendemos a empatizar con las demás personas. No en vano, aquellos que leen “escrituras hermosas” poseen mejores capacidades sociales: entienden mejor qué sienten o piensan los demás.

  • Cuando una persona escribe un libro, invierte en sus pensamientos. Una obra empaca toda la experiencia de vida y la transmite en sus páginas. La experiencia de Peter Thiel puede conocerse leyendo el libro De cero a uno en 6 horas. Al leerlo, también pueden conocerse las conclusiones, luchas y estrategias de Ray Kroc durante la creación del imperio de McDonald’s. No ahorres en libros, ¡no son gastos, sino ingresos para la mente! © Anshul Aashish / Quora
  • Desde mi punto de vista, no se debe ahorrar en libros, sin importar el tipo: manual, novela o literatura clásica. Mis padres siempre me dice que las mejores inversiones que puedes hacer es en ti mismo. Esto puede hacerse obteniendo y multiplicando conocimientos. © Vandana Miglani / Quora

En decoración para el hogar

No en vano, Marie Kondo, una consultora japonesa famosa a nivel mundial, cree que la verdadera vida comienza solo después de que un ser humano ordena su hogar. No es obligatorio que haya muchas cosas, no, simplemente todo debe estar en su lugar y alegrar al dueño. Llena tu habitación con lo que te haga feliz. Velas, lámparas de vidrio coloridas, todo lo que tú quieras, y trata de que el estado de ánimo de tu recámara combine con el tuyo y se sienta acogedora.

  • En casa debes tener tu espacio personal, aquel lugar donde puedas descansar al final del día. Los colores deben ser elegidos por ti, y recuerda que las cosas y decoraciones pequeñas influyen mucho en tu estado de humor. La compra regular de objetos baratos no es lo que necesitas, ya que esas cosas no son para el alma. No ahorres en ti mismo. © Hirak Bhayani / Quora

En ropa de cama

Te saldrá más caro ahorrar en sábanas, y aquí no se trata de una buena estética. Supongamos que has comprado un buen colchón e incluso una almohada ortopédica, pero son precisamente las sábanas las que entran en contacto con tu piel. Unas costuras mal elaboradas pueden lastimarte; la tela sintética puede causarte alergia, y también pueden aparecer parásitos invisibles, pero dañinos. Las sábanas que se siente bien al tacto, son densas y duraderas, pero, al mismo tiempo, son suaves, transpirables, ventilan el aire y absorben la humedad, no pueden ser baratas, y no solo se debe tener un conjunto de ellas, ya que tienen que cambiarse una vez cada 10 días.

  • Paso la tercera parte de mi vida durmiendo. Probablemente tú también. No ahorro en todo lo que contribuye a tener un buen sueño: una buena cama, almohadas y cobijas lujosas, también unas buenas sábanas y fundas para almohadas. A pesar de que los primeros gastos pueden ser grandes, si divides la cantidad de horas de uso de servicio y consideras que unas buenas sábanas te servirán durante mucho tiempo, resulta que, en realidad, nada te parecerá tan caro. Imagina: pasarás una tercera parte de tu vida en una máxima comodidad, siempre y cuando sigas mi ejemplo. © Garrick Saito / Quora

No tiene sentido ahorrar en un reloj

Un reloj no solo es un accesorio de estatus, sino también un peculiar indicador de buen gusto de su poseedor. Los relojes clásicos incluso en la época de los localizadores electrónicos no han perdido su importancia. Un análogo de cuarzo en la muñeca de una mujer elegante simplemente se verá ridículo y no durará mucho tiempo. Sin embargo, un reloj de calidad le funcionará a su dueño por décadas e incluso puede convertirse en una reliquia familiar. Además, al escoger un modelo de tu agrado, sonreirás cada vez que lo veas y lo usarás con orgullo.

  • ¿Para qué comprar un reloj barato? Tampoco necesitas adquirir un Rolex o Cartier. Selecciona uno de una gama media de precios que vayan desde 100 USD hasta 250. Ellos tienen un buen mecanismo, ensamblaje de calidad y estarán contigo toda la vida. © Bramma S / Quora
  • Todos los relojes muestran el mismo tiempo, pero los costosos continúan haciéndolo incluso después de que sus alternativas baratas dejan de hacerlo. Un buen reloj es una ventaja. © Bhaskar Ganguly / Quora

En tus dientes

La salud dental es capaz de delatar la situación financiera de una persona. A veces, los precios de los tratamientos dentales pueden parecer demasiado elevados, pero no se debe dejar de visitar a un dentista. Un costo elevado de servicios indica que en la clínica trabajan especialistas cualificados con equipos y servicios de calidad.

Unos dientes hermosos no solo son garantía de un buen estado de salud, sino también de confianza en uno mismo. Vale la pena acudir al dentista una vez cada 6 meses para que después no tengas que cubrirte la boca con tu mano. Dientes descuidados, caries y mal aliento demeritan todos los esfuerzos de una mujer para verse con distinción. Algunas chicas consideran que la compra de ropa y cosméticos está en primer lugar, considerando que los dientes pueden esperar. Sin embargo, una sonrisa blanca como la nieve es mejor que cualquier vestimenta en el mundo.

En vacaciones

Todas las personas necesitan de un buen descanso, ya que esta es la mejor manera de aliviar la carga de preocupaciones y subsanar los recursos de energía interna. Pero para que unas vacaciones sean realmente efectivas, es importante que las pases tal y como tu corazón lo dicte. No tiene ningún sentido comprar un paquete en un hotel “todo incluido” si te sientes atraído por recorrer las calles de la ciudad o tu alma está ansiosa por un paseo en las montañas. Y tampoco sirve de nada irte a París si no puedes tolerar abandonar tu cómodo hogar y solo sueñas con plantar diferentes flores en tu casa de verano. No te mientas a ti mismo, no persigas las modas de Instagram. Descansa como tú lo quieras, incluso si los demás consideran que no es lo suficientemente increíble.

  • Para mí, un buen descanso no necesariamente significa volar lejos y a la playa. En mi caso, lo importante es que mi familia esté a mi lado. En general, me gusta viajar por mi país. Tenemos una increíble belleza que no se compara con ningún centro turístico extranjero. Montañas, mar, bosque, tenemos de todo. Este año planeo ir a una ciudad, conocer sus museos, dar un paseo nocturno en autobús y ver todas las atracciones.
  • Fui de vacaciones a una playa extranjera por dos semanas con una mochila y una cámara. Mañana debo regresar y puedo decir que estas han sido las mejores vacaciones en mi vida.

Necesitas pequeñas alegrías

El mal estado de ánimo de una mujer tiene un precio muy alto; por eso es necesario cuidar tu estado mental y, de vez en cuando, mimarte: hacer compras espontáneas y obtener nuevas emociones, ir al cine, a un concierto de tu banda favorita, a un spa o de vacaciones.

Los psicólogos están seguros de que las pequeñas restricciones diarias simplemente destruyen tu personalidad y te convierten en víctima.

  • El placer de comprar algo al instante es beneficioso. Es mejor no ahorrar en placeres, sobre todo porque yo no necesito muchos. No se debe ahorrar en algunas cosas, ya que esto posiblemente podría ser más costoso después.
  • Al ahorrar en ti misma bajas tu autoestima, arruinas tu estado de ánimo y, por ese “ahorro”, muchos días parecen vacíos. Además, continúas viviendo en la espera de un milagro. Chicas, hagan algo agradable para ustedes mismas. Lo que quieran, lo que normalmente no se permiten, en lo que a veces les duele gastar. Por favor, háganlo, porque son las únicas. Y la vida solo es una.
  • Hace muchos años, una persona cercana me dijo: ¡no tienes que ahorrar, tienes que ganar más! Por cierto, prefiero la siguiente frase “gastar de forma razonable” y no “ahorrar”. Es un momento demasiado psicológico: lo último implica restricciones artificiales y no es algo agradable. Por un lado, gastar de forma razonable significa no rechazar nada, y, por el otro, ser racional.

Cuéntanos, ¿en qué nunca te gusta ahorrar?