Genial
Genial

7 Cosas sigilosas que son capaces de llevar a un divorcio cuando estás de vacaciones

Por fin han llegado las largas vacaciones, y junto con tu media naranja ya acarician la playa o viajan por lugares maravillosos. Sin embargo, por alguna razón, en los viajes, una gran cantidad de parejas rápidamente encuentran motivos para pelear y hacerse pedazos. Y después de las vacaciones el porcentaje de divorcios se vuelve considerablemente más alto. Para evitar este resultado tan desagradable hemos preparado para ti un artículo en donde de manera simple describimos las causas más comunes de los conflictos. Y lo principal: te explicamos cómo prevenirlas.

Genial.guru te desea que pases muy bien el tiempo de vacaciones y te relajes, y no lo gastes en discusiones inútiles.

7. El estrés y el cansancio irrumpen la concentración en las vacaciones

Antes de darnos un chapuzón en el mundo mágico de las vacaciones, tenemos que sobrevivir a un colosal estrés debido a las tarifas, la planificación del viaje, la conclusión de los asuntos del trabajo y una enorme masa de pequeñas sutilezas que necesitan cerrarse antes de la partida. Por lo que no es de sorprender que al principio no podamos entrar en un modo “reposo”, pero además nos ponemos molestos e incluso discutimos con nuestra media naranja.

Para tratar de evitar tales conflictos, al llegar al lugar de descanso es necesario dormir muy bien, no construir ningún tipo de grandiosos planes durante los primeros 3 días, y recordar que tendrán el tiempo necesario para ver todos los lugares de interés después de que te hayas deshecho del estrés laboral.

6. Tienen un distinto enfoque con las finanzas

Para poder evitar los conflictos financieros, de antemano decidan quién responde por el presupuesto. Incluso se puede escribir un determinado plan en el cual ingresarán todas las cantidades a gastar.

Y si tu pareja se ha aficionado demasiado a un artículo costoso, propónle una variante, la cual te deje dentro del marco de tu presupuesto final. Por ejemplo, “si quieres comprar tal artículo, entonces no iremos a nuestra visita al restaurante”. Este método también les enseñará a establecer correctamente las prioridades.

5. No puedes tener privacidad

Cuando te vas de vacaciones con amigos, niños, parientes o amigos, encuentra tiempo para pasarlo a solas.

Si vas a descansar con niños, entonces elige tales variantes de descanso para que tengas la posibilidad de dejar por un tiempo a tus tesoros bajo el cuidado de una niñera o animadores profesionales, o si estás de vacaciones con tus amigos o familiares, entonces simplemente alerta que tienes determinadas horas en las que querrás estar solo.

4. Tienes altas expectativas de tus vacaciones

Es importante entender que las expectativas por las vacaciones pueden tener el beneficio de la duda. Y las causas no siempre dependen de ti. La irritación se acumula y puedes reaccionar de manera intensa ante cualquier comentario de tu pareja. Principalmnete cuando la realidad te lanza inesperadas “sorpresas”. Por ejemplo, la pérdida de un equipaje, el estrés del traslado a un nuevo lugar, una discrepancia con el número de reserva.

Una gran cantidad de cosas puede causarte molestias, pero por desgracia, nosotros nos enojamos con nuestros seres queridos. Si sientes que algo no va bien intenta corregir aquello que esté dentro de tus posibilidades. Cámbiate a otro hotel, busca ventajas precisamente del lugar en donde estás, e intenta aprovechar al máximo el intervalo de tiempo que tú has asignado para relajarte.

3. Tú quieres discutir temas importantes cuando tu pareja está decidida a descansar

Cuando Los miembros de una pareja pasan mucho tiempo juntas, es común que surjan discusiones. Y la variante ideal es el lugar en donde nuestra pareja no puede escapar de nosotros. Pero el problema consiste en que él o ella no puede estar de humor para discutir algo serio cuando está completamente lista para descansar. Y después de ello no se pueden evitar los reproches mutuos y más discusiones.

Para no caer en tal situación, de antemano pregúntale a tu pareja, cuándo podrás discutir con ella los temas importantes. Pero si tú sientes que en un momento dado no podrás sostener una conversación seria, se honesto y sincero.

2. Se han acostumbrado a estar separados por mucho tiempo

La vida cotidiana está llena de trabajo, demasiados quehaceres y otros factores que irrumpen tener tiempo a solas. Y en las vacaciones, nosotros sin interferencias podemos prestarle toda nuestra atención a nuestra otra mitad.

Pero entre más tiempo pasamos juntos, sabemos algo nuevo sobre nuestro querido o querida. Y no siempre este conocimiento nos gusta. Aparecen diferencias de intereses, conflictos persistentes y sentimientos reprimidos, los cuales son imposibles de expresar en la vida habitual. Lo principal que podemos hacer en tal situación es escuchar tranquilamente a la persona y expresar los sentimientos sin agresiones. Cuando el problema se revele, entonces será mucho más fácil comprenderse el uno al otro.

1. Olvidaron para qué fueron de vacaciones

Por inercia te ocuparás de la limpieza, organizarás ciertos asuntos, y Dios no lo quiera, algo más se realiza en las vacaciones. Por supuesto, esto influye en tu estado de ánimo en general. Y tu pareja tampoco estará contenta de ver a un persona completamente nerviosa, la cual lo molesta. Relájate. Recuerda que estás de vacaciones. No dejes que las peleas arruinen tu descanso.

Ilustrador Marat Nugumanov para Genial.guru
Genial/Psicología/7 Cosas sigilosas que son capaces de llevar a un divorcio cuando estás de vacaciones
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos