Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La generación Z está siendo reemplazada por la Alfa, y debemos comenzar a fijarnos en ella ahora mismo

Apenas habíamos comenzado a acostumbrarnos a la generación Z cuando llega la noticia de que esta ha sido reemplazada por una más nueva. Aquellos que hayan nacido después del año 2010 pertenecen a la generación Alfa (A). Este nombre fue inventado con el fin de enfatizar que la antigua cronología de las generaciones se ha restablecido, y la humanidad ha comenzado un nuevo alfabeto. Estos pequeños albergan una inteligencia única, y los demógrafos ni siquiera saben cómo serán las personas Alfa y qué valores ostentarán. Probablemente, todas crecerán en la era de la inteligencia artificial. Y aunque todavía es pronto para sacar conclusiones definitivas, sí se puede, al menos, intentar comprender los aspectos más importantes de esta nueva generación.

En Genial.guru sentimos curiosidad por las características y peculiaridades que poseen los niños Alfa, y, tras haber estudiado mucha información, nos dimos cuenta de que, quizás, ellos serán los más extraordinarios en toda la historia de la humanidad.

1. Las personas A valoran de manera elevada la personalización y un enfoque individual

Cada generación alberga sus propias características. Así, los demógrafos estiman que los milénicos se distinguen por una obsesión relacionada con la autoexpresión, mientras que la generación Z puede ser descrita con la palabra “tolerancia”. En cuanto a las personas A, desde su nacimiento utilizan todo tipo de dispositivos electrónicos, por lo que aprenden a manejar YouTube antes de comenzar a leer y escribir. No resulta sorprendente que estos niños, desde una edad temprana, aprendan a elegir por su propia cuenta qué y cómo ver por Internet, por lo que, para ellos, es de suma importancia la libertad de elección y personalización. Las personas de esta nueva generación saben que cada uno ostenta su propia cuenta en redes sociales, donde puedes crear un feed individual basado en tus propias preferencias. Están acostumbrados a que un algoritmo inteligente pueda elaborar una lista de dibujos animados o música basándose en sus visualizaciones y reproducciones anteriores.

A esto, hay que sumar el hecho de que los niños de hoy en día, al alcanzar una edad de 2 años, ya saben utilizar tabletas, y uno de cada cinco cuenta con su dispositivo electrónico personal al cumplir 3 — 4 años. Así las cosas, se puede afirmar con seguridad que, cuando las personas A crezcan, vivirán en un espacio especial, claramente diseñado para satisfacer sus necesidades.

2. No separan el mundo real y el virtual

Para los niños que nacieron en la era digital, los mundos virtual y real son casi lo mismo. Pasan del uno al otro con suma facilidad, ya que están acostumbrados a que la imagen en la pantalla se parezca cada vez más a la que los rodea en la vida real. Ahora, para los niños no existe mucha diferencia sobre cómo percibir la información: a través de la pantalla de un teléfono inteligente o en vivo. La realidad virtual no es menos valiosa para ellos, por eso, la generación A no se preocupa mucho por verse mejor en las pantallas de los móviles que en la vida real.

A partir de una edad temprana, muchos niños de hoy en día tienen sus propios vlogs y comparten con diferentes personas en todo el mundo lo que les sucede a diario. Al mismo tiempo, no tratan de embellecer sus vidas. El ídolo de millones de niños, el bloguero Pat04Chek, publica diferentes videos sobre su vida y cuenta con ironía sus vivencias cotidianas. Para los niños Alfa, es importante compartir sus emociones y alegrías no solo con sus seres queridos, sino también con personas completamente desconocidas.

3. Los niños Alfa crean un tipo de contenido completamente nuevo

Un estudio reciente reveló que los videos infantiles en YouTube ocupan las primeras líneas de todos los rankings. Por supuesto, en “Internet para niños”, el contenido es completamente diferente: transmisiones en directo, bromas, sorteos, desafíos y similares. La generación Alfa, o bien inventa nuevos formatos, o transforma los antiguos. Al mismo tiempo, los videos con la participación de iguales obtienen 3 veces más visualizaciones que cualquier otro. Un ejemplo claro: un video de caricatura sobre el tiburón Baby Shark se volvió muy popular y obtuvo miles de millones de visitas en YouTube.

Otro contenido de video muy popular es desempacar juguetes delante de la cámara, o hacer un “unpacking”. Así, el bloguero más rico del mundo resultó ser un niño de 7 años llamado Ryan, que se hizo famoso precisamente por sus comentarios y valoraciones sobre juguetes infantiles. Ganó 26 millones USD en un año.

El tercer puesto en la lista de los blogueros de YouTube más ricos y exitosos lo ocupó Nastya Radzinskaya, tras ganar 18 millones USD. El blog muestra la vida normal de la niña: cómo juega, estudia, va a los parques de atracciones, y lee junto a su padre cuentos de hadas y poemas.

Probablemente, estos videos sean exitosos porque los niños que los protagonizan realmente experimentan emociones sinceras. Resulta curioso que las aplicaciones modernas populares como TikTok les permiten a los usuarios, desde una edad temprana, crear contenido por ellos mismos sin ningún equipo o conocimientos especiales.

4. Se llevan mejor con sus padres

En la actualidad, se consolida el concepto de la crianza consciente, aquella en la que los adultos sienten una gran responsabilidad por el destino de su hijo y tratan de pasar el mayor tiempo posible con él. Según datos publicados por The New York Times, los padres modernos les dedican a sus hijos aproximadamente tres veces más tiempo que en la década de 1970. Al comunicarse con el pequeño, los adultos tratan no tanto de educarlo de manera estricta, sino de dialogar con él. Además, dado que los hijos a veces resultan estar más actualizados en asuntos digitales, los padres a menudo consultan con sus pequeños o, al menos, prestan atención a sus opiniones. Esto tiene un efecto positivo en las relaciones.

A esto se suma el hecho de que los niños A tienen mucho en común con sus padres porque a menudo albergan preferencias similares. Juegan juntos a juegos en línea y crean blogs. Los padres jóvenes no temen ceder ante los niños en asuntos donde se sienten menos competentes. Esto, en cierto modo, equipara al mismo nivel a niños y adultos, lo que implica que estos últimos ya no son los que dominan siempre. Estudios confirman que, precisamente, los hábitos familiares compartidos de consumir contenidos se convierten en la característica principal de la crianza moderna.

5. Albergan elevados estándares morales y perciben fácilmente la falsedad

Las personas Alfa valoran un mundo transparente, sin ningún secreto o falsedad. Un lugar importante en su vida lo ocupa la reputación. Si alguna persona importante para ellas mintió o no fue completamente abierta, lo percibirán y les resultará difícil perdonar pronto tal error. En el mundo de las redes sociales, todo está al descubierto, no puedes esconderte debajo de una máscara porque, tarde o temprano, todo lo oculto será una evidencia. Algunas escuelas incluso introducen clases especiales sobre cómo distinguir los hechos reales de los falsos.

Además, los niños de la actualidad albergan estándares morales bastante elevados. Desde la misma infancia se les inculca que deben cuidar el medio ambiente, evitar la extinción de los animales, lo importante que es reciclar la basura y adoptar un consumo responsable. Así, tratan de seguir estos altos estándares por su propia cuenta y también vigilan que las personas de su alrededor cumplan con dichas normas.

6. No pueden concentrarse en una sola cosa por mucho tiempo

La generación más joven tiene serios problemas para concentrarse durante mucho tiempo. Consume información casi 10 horas al día, por lo que su cerebro necesita, de algún modo, hacer frente a esa carga. En su mundo, la imagen reemplaza al texto, y el tiempo de concentración en una publicación, de media, se redujo a 1 segundo, aunque en las personas Z este oscila alrededor de los 8 segundos.

Hoy en día, un segundo es el tiempo durante el cual la persona aprende a comprender si un contenido le resulta interesante o no. Gracias a esta cuestión, a los niños Alfa se les desarrolla muy bien el pensamiento crítico: simplemente no tienen tiempo para perderlo en cosas sin importancia o poco atractivas para ellos.

7. Aproximadamente, un 40 % de los niños no recibirá una educación superior

Según algunas previsiones, para el año 2030, en el mundo desaparecerán 67 profesiones. Sí, aparecerán otras nuevas, pero aún nadie puede predecirlas. El mundo comenzó a cambiar a tanta velocidad que resulta desconocido qué hay que aprender para ser tendencia. Parece que las personas A tendrán que adivinar de manera intuitiva qué habilidades tendrán que albergar para tener éxito en el futuro. En estas condiciones de cambios constantes, dedicar 5 años para la realización de una educación superior fundamental parece extraño. Por lo tanto, el título universitario perderá su valor anterior. La nueva generación tendrá que adquirir constantemente nuevas habilidades e incluso cambiar de ocupación, ya que sus ingresos dependerán de saber comprender la situación que los rodea y de su rápida inclusión dentro del sistema. Según algunos pronósticos, un niño de la generación A, durante su vida, pasará por unas 5 actividades y 20 empleadores. Al mismo tiempo, los analistas creen que la nueva generación será altamente educada gracias a ser autodidacta y por su capacidad de autoaprendizaje.

Además, cada vez adquiere mayor popularidad el trabajo a distancia. Ya en la actualidad, en Estados Unidos, un tercio de todos los trabajadores son freelancers, y, para 2025, se prevé que la mitad de los empleados en el mundo occidental trabajará sin una estricta relación con una empresa en particular.

8. La gente A vivirá mucho tiempo, probablemente hasta los 100 años

Dado que la medicina en el mundo moderno se desarrolla vertiginosamente y la calidad de vida mejora año tras año, los niños de hoy en día, probablemente, vivirán hasta los 100 años, o incluso más. Por ejemplo, según estimaciones de expertos del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica, una de cada tres niñas nacidas este año en Alemania celebrará su 100 cumpleaños.

Y, por lo general, los niños nacidos en los países prósperos serán la generación más sana y longeva. Así las cosas, en la actualidad es de suma importancia desarrollar el tono físico desde la infancia, al objeto de que el cuerpo permanezca fuerte durante muchos años.

9. Tendrán que desarrollar la inteligencia emocional

Hoy en día, cada vez más científicos hablan de la inteligencia artificial. Esta evoluciona a tanta velocidad que, quizás, pronto tendremos que competir con ella. Y la única manera de competir con los robots pasa por desarrollar nuestra inteligencia emocional (El), la cual es inalcanzable para las máquinas. La inteligencia emocional es un conjunto de habilidades que permite reconocer y comprender las emociones e intenciones de otras personas, así como controlar las propias, al objeto de resolver problemas prácticos.

Muchos empleadores afirman que, para una carrera profesional exitosa, el niño tendrá que poseer tres cosas: adaptabilidad, la capacidad de trabajar con la información y la capacidad de encontrar puntos en común con cualquier persona. Esto es lo que se entiende por inteligencia emocional. En estos tiempos, para ingresar al equipo de Elon Musk, debes pasar por un juego en línea especial. En este, la inteligencia artificial propone diferentes tareas, por ejemplo, pide identificar qué emoción experimenta la persona de una u otra imagen. Después, los resultados se analizan y se envían al posible empleador.

10. Se convertirán en la fuerza impulsora del progreso

Los demógrafos de vanguardia coinciden en señalar que, precisamente, los niños modernos se convertirán en portadores de cierta misión humanista, y serán los verdaderos motores del progreso. Los niños Alfa son más equilibrados y menos agresivos que sus predecesores. También son ajenos a la manifestación de cualquier tipo de formalidad. En realidad, ya se ha notado una tendencia que implica que cada nueva generación es más libre en cuanto a cánones establecidos que la anterior. A todo ello se suma el hecho de que las personas A serán extremadamente eruditas, ya que su educación comenzará casi desde la cuna y continuará durante toda su vida.

En última instancia, gracias a que Internet será posible en todas partes, todo tipo de fronteras, ya sean culturales o políticas, se irán borrando más y más. Por eso, para la generación Alfa será importante construir un mundo global, más flexible y socialmente responsable, donde se prestará mucha atención a cuestiones tan importantes como el terrorismo, el medio ambiente y el agotamiento de los recursos del planeta.

¿Cuál es tu experiencia con los niños modernos? En tu opinión, ¿difieren mucho de las generaciones anteriores (para bien o para mal)? Cuéntanos en los comentarios.