Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Necesitas salir con tus amigos dos veces por semana para mejorar tu calidad de vida, según estudios

La amistad tiene un valor inmensurable para quienes tienen la fortuna de tenerla. ¿Y cómo puede no ser así?, si un amigo está en las buenas y en las malas; es consejero, psicólogo, animador, maestro o, simplemente, buena compañía. Pues bien, ahora la psicología nos da un pretexto más para salir y divertirnos con más frecuencia junto a esos amigos que tanto queremos.

Genial.guru quiere contarte los motivos que un reconocido psicólogo e investigador descubrió por los cuales salir con tus amigos más seguido puede ser beneficioso para tu salud.

Cómo influyen en tu salud las salidas con los amigos

Múltiples investigaciones lideradas por Robin Dunbar, un reconocido psicólogo evolutivo, han descubierto los beneficios que traen para la salud las salidas frecuentes con los amigos, entre ellas están:

  • aumenta los niveles de felicidad;
  • disminuye los niveles de estrés;
  • mejora nuestro sistema inmune y apresura la recuperación ante alguna enfermedad;
  • incrementa nuestra generosidad y empatía; y
  • provee estabilidad mental y emocional.

La explicación de esto está en la cantidad de endorfinas que producimos cuando estamos cerca de los amigos. Estas endorfinas son las sustancias químicas que estimulan las zonas del cerebro donde se genera la felicidad y toda emoción placentera, por lo que son claves para el bienestar. El contacto físico y actividades sociales, como la risa, liberan endorfinas en tu organismo.

Además, uno de los estudios de Dunbar demostró que existe una relación entre una amistad cercana y la generosidad; las personas con redes de amistad débiles eran menos generosas con sus amigos que las que tenían redes más cercanas.

No basta con la comunicación a distancia

Aunque, actualmente, la tecnología ha ayudado bastante con la comunicación a distancia entre las personas y ha mantenido las relaciones sociales más activas, este tipo de convivencias nunca igualará a la que se genera frente a frente. En sus investigaciones, Dunbar sugiere que las personas no encuentran la comunicación virtual o en línea tan satisfactoria como la que es en persona con los amigos. Esta conclusión surgió después de estudiar la interacción de las personas con cinco de sus amigos más cercanos.

Dunbar evaluó el nivel de felicidad en una escala de 0 a 8 después de una interacción entre amigos por diferentes medios. El medio que indicaba mayor nivel de felicidad fue la interacción cara a cara, seguido de las llamadas telefónicas, después los mensajes instantáneos y de texto y, por último, los correos electrónicos o las redes sociales. Y, claro, entre más grande sea el placer y la satisfacción de la interacción con los amigos, mayores serán los beneficios.

El desarrollo de las amistades varía en función del sexo

Según las investigaciones de Dunbar, estas amistades se organizan de distintas maneras según el sexo. Es decir, mientras que las mujeres suelen cerrar su círculo y hacerlo intensamente íntimo (por lo general, conformado únicamente por una mejor amiga y un mejor amigo), los hombres suelen tener un círculo más amplio y mucho menos íntimo (usualmente conformado por cuatro hombres). Estas características particulares del sexo se reflejan también en la manera en la que los hombres y las mujeres mantienen sus amistades.

A las mujeres les puede bastar con una profunda conversación frente a frente, mientras que los hombres necesitan realizar actividades juntos. Dunbar indica en sus estudios que, entre las actividades que más ayudan a las mujeres, están la de reunirse a hablar de cualquier cosa que las haga reír y, preferiblemente, hablar de sus rivales; los hombres, por su parte, hacen chistes o practican algún deporte y realizan juegos competitivos.

Las amistades más beneficiosas

Las investigaciones no determinan que lo anterior deba ser así obligatoriamente para ambos sexos. En realidad, Dunbar recomienda que cada salida con amigos o amigas sea con un número de personas menor a cinco sin importar el sexo, pero con la condición de que realmente se trate de amistades cercanas que nos hagan sentir bien. Los humanos pasamos una quinta parte de nuestro día en las interacciones amistosas y la mitad de ese tiempo se centra en nuestros cinco amigos más cercanos, que son quienes más nos aportan beneficios a la salud.

Y no, no se trata de un número aleatorio. En otra investigación, el objeto de estudio fue la risa y se demostró que es menos probable que ocurran momentos que nos hagan reír si el grupo social está conformado por cinco o seis personas. Esto sugiere que la risa natural se adapta al tamaño de los grupos en cada salida amistosa. Y no solo eso, resulta que, para mantener vigente una amistad y gozar de sus efectos positivos, es necesario ver a nuestros amigos al menos dos veces por semana y estar en contacto una vez cada dos semanas, como mínimo.

Robin Dunbar y sus investigaciones

Probablemente ahora te estés preguntando quién es el hombre que nos ha dado la excusa perfecta para no olvidarnos de nuestros amigos por mucho tiempo. Robin Dunbar es un psicólogo e investigador que ha dedicado gran parte de su vida (casi 40 años, para ser exactos) a entender las relaciones humanas a través de la psicología evolutiva. Hoy en día, Dunbar lidera el grupo de investigación en neurociencia social y evolutiva de la Universidad de Oxford, Inglaterra, el cual se ha encargado de desarrollar todas estas investigaciones.

¿Con qué frecuencia te reúnes con tus amigos? ¿Cuáles son las actividades que más les gusta hacer?