Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Razones científicas por las que tener un perro en casa es bueno para tu salud

Tener un canino en casa puede ser muy divertido. Educarlo, sacarlo a pasear, jugar con él y verlo crecer son momentos que disfrutamos junto a ellos, y que los hacen muy especiales en nuestra vida. Y, por si no fuera suficiente, también provocan efectos positivos en nuestra salud física y emocional, convirtiéndolos en una de las mejores mascotas que el ser humano pudiera tener.

Genial.guru reunió para ti algunas de las ventajas de tener un perro como parte de tu familia, las cuales pueden verse reflejadas en tu salud.

1. Previenen alergias

Estar expuesto a la presencia de un perro desde una edad temprana puede ser beneficioso para la salud de los más pequeños de casa, viéndose reflejado en su adultez. Un estudio desarrollado en la Universidad de California en San Francisco (USFC) demostró que el contacto temprano con cualquier mascota, especialmente caninos, reduce la posibilidad de contraer asma y otro tipo de alergias, ya que respirar los microbios y el polvo que despiden cuando nos encontramos en el mismo ambiente por tiempos prolongados alteran las bacterias intestinales en nuestros cuerpos, evitando que suframos esos padecimientos a largo plazo.

2. Disminuyen nuestros niveles de ansiedad y depresión

La sensación de cercanía y tranquilidad que nos proporcionan estos tiernos animales hace mucho más que ponernos de buen humor. Un estudio realizado con la finalidad de evaluar la eficacia de la presencia de perros terapéuticos en tratamientos de personas con problemas de salud mental a largo plazo, dirigido por psicólogos de la Universidad Purdue, reveló que nuestras mascotas son una fuente de apoyo y soporte para lidiar con problemas de ansiedad y depresión.

3. Hacen que mantenernos en forma sea más fácil

Tener una mascota tiene más beneficios que solo jugar y divertirse. También implica dedicar un tiempo para su recreación. Sacar a nuestros perros de paseo por lo menos dos veces al día o tirar la pelota para que ellos corran detrás de ella tan rápido como puedan es excelente para mantenernos en forma. Un estudio realizado en Canadá por la Escuela de Educación Física en la Universidad de Victoria (UVic), con adultos de mediana edad, comprobó que los dueños de perros tienen una mayor inclinación hacia las actividades físicas, reduciendo así el riesgo de padecer obesidad o sobrepeso.

4. Contribuyen a mejorar nuestro sistema inmune

Un estudio reveló que los perros actúan como una especie de probiótico cuando convivimos con ellos en casa, ayudando al sistema inmunológico a crear defensas para vencer enfermedades o bacterias que pueden perjudicar nuestra salud. Según especialistas de la Universidad de Mánchester, esto no solamente abarca la presencia de perros, sino también de distintas especies de mascotas, y afirma que tener una en casa puede fortalecer la salud de los niños aún en la adultez.

5. Ayudan a aliviar el dolor

Existen métodos de terapia asistida con animales para el tratamiento del dolor causado por enfermedades como la fibromialgia y en pacientes en recuperación después de una cirugía. Científicos del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola estudiaron las dosificaciones de analgésicos brindadas a pacientes que acababan de pasar por una cirugía de reemplazo de articulaciones, los cuales contaban con terapia con animales, y compararon los resultados con aquellos que no tenían acceso a ese tratamiento. El resultado mostró que aquellos pacientes que contaban con la presencia de un animal (perros, en su mayoría) no necesitaban tomar tantos medicamentos contra el dolor como aquellos que no tenían la compañía de uno.

6. Reducen el riesgo de enfermedades cardíacas

Tener un perro dentro de tu familia es bueno para tu corazón, y no necesariamente por el amor que son capaces de dar. Un estudio realizado por la Universidad de Uppsala (UU) afirma que ser dueño de un can puede reducir considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como infartos o fallo cardíaco, particularmente en dueños de razas de cacería como los sabuesos, braco alemán, entre otros.

7. Menos visitas al doctor

Los animales no solo son benéficos para la salud de los más pequeños de la casa, sino también para los adultos mayores. Se ha comprobado que las personas de edad avanzada que mantienen una convivencia prolongada con estos animales visitan con menos frecuencia al médico que aquellas que no tienen mascotas. Eso se publicó en el Diario de la Personalidad y Psicología Social.

8. Ayudan a tener mayor vida social

Científicos de la Universidad de Utah (U de U) realizaron un estudio en el que comprobaron la influencia de nuestros amigos caninos en nuestra vida social, pues los resultados arrojaron que las personas que tienen mascotas, especialmente perros, también poseen relaciones más cercanas y crean lazos más sólidos en su vida social. Convivir con otros humanos y tener contacto con distintas personas nos permite liberar estrés, contribuyendo a nuestra salud mental.

Ahora sabes que la felicidad no es lo único que puede brindarnos tener un perro en casa. ¿Alguna vez has querido tener una mascota? Si ya tienes una, ¿cuál de estos beneficios has experimentado en tu salud? Cuéntanos en los comentarios.