10+ Datos sobre los baños de varios países que dejan pasmados a los turistas

Nuestras diferencias nos hacen únicos, y los inodoros no son la excepción. Como cualquier otro invento de esta tierra, estos artefactos se convirtieron en una parte importante de nuestra vida. Los humanos creamos varios tipos de retretes para cubrir necesidades específicas variando de un lugar a otro. Así, encontramos algunos diseños para contestar el llamado de la naturaleza a varios metros de altura, mientras que otros cumplen con la doble función de aliviar tu vejiga y provocar una contemplación artística.

Genial.guru encontró varias diferencias en los escusados de algunos países, que seguramente te harán agradecer el cuarto de baño que tienes ahora.

1. El diseño alemán que además de ahorrar agua, evita que te salpiques

Los cuartos de baño alemanes poseen varias peculiaridades. La ausencia de ventanas o cualquier otro tipo de ventilación hace que encuentres ambientadores en aerosol para compensar la falta de aire fresco. Además, colocan un calendario de cumpleaños en la pared para que no se les olvide celebrar a sus familiares y amigos.

Pero lo más impactante es el diseño de los inodoros. Este modelo permite echar un vistazo a la materia expulsada para detectar enfermedades o problemas de salud; por otro lado, evita que te salpiques y el sistema ahorra agua.

2. El primer parque temático dedicado al inodoro en Corea del Sur

Si buscas un santuario para resolver todas tus preocupaciones, deberás viajar a Corea del Sur para visitar el primer parque temático de inodoros del mundo. Sim Jae-duck, conocido como Mr. Toilet, construyó la primera casa con forma de retrete en la ciudad de Suwon, y posteriormente se convirtió en un museo. En este oasis se encuentran fotografías, atracciones, exhibiciones y, por supuesto, varios tipos de baños.

3. En Dubái se encuentra el baño más alto del mundo, en el piso 154 del Burj Khalifa

Dubái rompió el récord mundial con el edificio más alto, el Burj Khalifa, de 163 pisos. En esta maravilla arquitectónica se encuentra el baño más alto, ubicado en el piso 154, que tiene un inodoro, un bidé y ventanas de piso a techo con una increíble aunque aterradora vista de la ciudad. En 2018, Will Smith publicó una foto en este lugar diciendo que literalmente estaba “sentado en la cima del mundo”.

El aspecto crucial en los rascacielos es el drenaje. Todo lo que sube tiene que bajar; así, los desechos se lanzan a gran altura por las tuberías y alcanzan una velocidad de 195 km/h hasta llegar al desagüe principal del edificio.

4. En Tokio inauguraron baños públicos con vidrios transparentes

En Tokio se construyó una nueva e inusual atracción. La compañía Shigeru Ban Architects diseñó estas instalaciones para cambiar la percepción de las personas sobre los baños públicos. Las paredes de vidrio permiten ver si el espacio está ocupado y, además, valorar la limpieza antes de ingresar. Una vez adentro, al cerrar la puerta, las paredes se tornan opacas para brindar privacidad.

5. En Escocia, si alguien llama a tu puerta y requiere usar el retrete, debes dejarlo entrar

Probablemente hayas escuchado algo sobre una extraña ley que hay en Escocia: “Si alguien llama a tu puerta y necesita usar el baño, estás obligado a dejarlo entrar”. En 2018, se hizo una encuesta sobre las leyes más ridículas del Reino Unido, y esta peculiar marca de hospitalidad quedó en el quinto lugar. Lo cierto es que la Comisión de Derecho aseveró que no encontraron pruebas sobre esta normativa en los libros de estatutos.

6. En Francia se introdujeron urinarios ecológicos y al aire libre

En París, se colocaron urinarios al aire libre para combatir la práctica de orinar en público. Estos cubos de color rojo brillante se encuentran en jardines, esquinas o incluso al borde del Sena. Las instalaciones tienen una capa de aserrín que elimina el olor y, además, los desechos se transforman en abono para plantíos. El problema es que están completamente expuestos, lo que hace que los residentes se sientan incómodos al ver tal espectáculo.

7. En Australia debes usar un botón de descarga de agua diferente dependiendo del desecho

En el continente habitado más seco del mundo, las medidas de ahorro de agua se adoptan por norma en gran parte de la población. Así, se inventó el retrete de doble descarga con botones para despachar diferentes cantidades de agua de la cisterna, según se trate de desechos líquidos o sólidos. Este invento australiano se ha popularizado alrededor del mundo.

8. En Nueva Zelanda los baños tienen un valor artístico

Nueva Zelanda tiene un bloque completo de baños que funciona como una obra de arte y como sanitario público. La instalación fue diseñada por el artista Friedensreich Hundertwasser, quien utilizó materiales reciclados de la comunidad para su construcción. Los inodoros se consideran la principal atracción de la ciudad de Kawakawa, y también son los baños más fotografiados del país.

9. Piénsalo dos veces antes de sentarte en un inodoro en Tailandia

Si te encuentras con un retrete tapado en Tailandia, en vez de llamar al fontanero, tal vez termines contactando a un cazador de serpientes. Estos animales se dedican a cazar roedores. Así, cuando las ratas bajan a las alcantarillas, las serpientes van tras ellas y encuentran el escusado. Por ello, no dudes en revisar el inodoro después de levantar la tapa para evitar encontrarte con invitados no deseados a la hora de sentarte.

10. En Suiza no debes jalar la cadena del retrete durante las horas de descanso

En Suiza, existen varias regulaciones que resultan extrañas para los visitantes. Una regla que algunos etiquetaron como “mito urbano” es la prohibición de tirar la cadena del inodoro entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana si vives en un apartamento. Esta cortesía se aplica para no generar ruido por las noches y así permitir el descanso.

11. El debate de hacer pipí de pie o sentado en Alemania

En Berlín, instalaron urinales unisex para acortar el tiempo de espera en los baños de las mujeres. Este concepto innovador permitirá que todos, tanto hombres como mujeres, puedan hacer sus necesidades de pie, ahorrar agua y evitar aguantarse.

Además, en Alemania existe cierto debate sobre si los hombres deben sentarse o pararse al orinar. Algunos inodoros tienen letreros rojos que prohíben hacer de pie, pero hay quienes prefieren orinar en esta posición por lo fácil, rápido y, en ocasiones, divertido. En encuestas recientes, un enorme 42 por ciento de los hombres casados ​​se sientan para orinar. Las razones incluyen evitar el goteo del asiento y la ira de las esposas furiosas.

¿Qué otras particularidades has encontrado en el uso de los escusados de otros países?

Compartir este artículo