Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Reflejos humanos que asombran a los científicos y nos avergüenzan a nosotros

8-35
17k

Los humanos son criaturas realmente complicadas. Solo piensa en nuestros reflejos: nos los da la naturaleza para facilitarnos la vida, pero en realidad, a menudo nos dan resultados opuestos. ¿Sabes por qué sentimos curiosidad? ¿De qué nos protege la pereza? ¿Por qué nos dan ganas de orinar en la ducha y cómo nos “contagiamos” con las emociones de otras personas?

Genial.guru decidió aprender más sobre los reflejos inusuales y muchas veces ilógicos que están en el centro de nuestro comportamiento como seres humanos.

14. Todos los niños nadan bajo el agua con la boca abierta

Cualquier bebé de entre 3 y 6 meses contiene la respiración como un reflejo cuando se sumerge bajo el agua. También comienzan instintivamente a moverse. Si el agua entra en la boca, las cuerdas vocales y la epiglotis se cierran, evitando que el agua ingrese a los pulmones. Los bebés mayores de 6 meses pierden estas habilidades y tienen que aprender a nadar desde cero como si no hubieran aprendido antes.

Importante: no se recomienda tratar de enseñar a un bebé recién nacido a nadar sin el control de un maestro profesional.

13. La composición de las lágrimas automáticamente cambia independientemente de su causa

Si hablamos de lágrimas, la composición de estas puede ser diferente de las demás. En un caso, el líquido es rico en elementos antibacterianos que mantienen el ojo hidratado cuando parpadea o está sentado frente a la pantalla de una computadora durante mucho tiempo. Además, las lágrimas pueden contener diferentes elementos y ser causadas por una fuente de irritación desde el exterior, como, por ejemplo, cuando cortas cebollas, si tienes una pestaña en el ojo o si hay humo a tu alrededor.

Cuando lloramos debido a las emociones, nuestras lágrimas contienen hormonas especiales que ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés más rápido y a reducir la sensación de dolor.

12. La pereza es un mecanismo de protección inventado por la naturaleza

El reflejo de resistencia (libertad) es la reacción a cualquier estímulo externo que intente limitarte en algo. Se sabe que, a diferencia de otros reflejos, cuanto más experimentamos estas limitaciones, más queremos deshacernos de ellas. Nunca nos acostumbramos a ellos.

Por esta razón, algunos científicos realmente piensan que la pereza no es un mal hábito, sino una especie de rebelión interna en la que el cuerpo está tratando de protegerse de una situación estresante que lo está limitando de alguna manera.

11. Si pasas mucho tiempo en la oscuridad, los ojos comenzarán a ver agrupaciones de luz

Este reflejo es bien conocido por los astronautas y fanáticos de la meditación y se lo conoce como “El cine de prisioneros”. Según los científicos, los destellos de luz que pueden cambiar de color y tener diferentes formas, surgen en la oscuridad debido a la poderosa tensión psicológica, campos magnéticos y productos químicos; e incluso puede tener un impacto mecánico en los ojos. ¡No hay nada de magia!

10. La curiosidad es una función automática que aumenta las posibilidades para que un ser humano pueda vivir durante mucho tiempo y feliz

La curiosidad es un ejemplo del reflejo de orientación: nuestros órganos reciben información sobre el mundo que nos rodea todo el tiempo y el cerebro compara nuevos datos con los datos adquiridos anteriormente. Cuando hay una gran diferencia entre los datos, se activa una respuesta orientadora: recurrimos a un sonido inusual o enfocamos nuestra atención en algo nuevo.

La respuesta orientadora es el núcleo del comportamiento que nos hace querer aprender cosas nuevas. El cerebro se recompensa con la sensación de diversión que empuja aún más la curiosidad.

Los neurocientíficos creen que las personas muy curiosas que siguen aprendiendo cosas nuevas, incluso a una edad más avanzada, viven vidas más largas y felices porque rejuvenecen su cerebro con hormonas.

9. Una acción sin terminar reinicia el cerebro, llevándolo a un estado cercano a la meditación

Cuando tienes que hacer un trabajo monótono y aburrido, tu cerebro se apaga pero sigue vigilando el proceso. Si la acción no está terminada, el cerebro puede entrar en un cierto estado que es muy similar a la meditación: se recarga, elimina todos los pensamientos innecesarios y trata de comprender qué tarea debe completarse. Al mismo tiempo, nuevas tareas aparecen, pero el cerebro no está en condiciones de concentrarse en ellas.

Este proceso se puede ver si tienes la sensación de que olvidaste algo, por ejemplo. No puedes concentrarte en tus acciones en este caso. Al final, descubrirás que nunca cerraste la puerta, pero ni siquiera recuerdas haber entrado en la casa porque estabas hablando por teléfono.

8. Los recuerdos sobre la bacinica nos obligan a orinar en la ducha

Si escuchas el sonido del agua o una corriente, muchas personas pueden querer ir al baño. Los científicos consideran que este es un reflejo que adquirimos en la infancia. Cuando se sientan en el inodoro, los niños memorizan los sonidos del proceso, así como el sonido del agua que escuchan al lavarse las manos. Y en la ducha, la gente también quiere orinar debido al agua tibia.

7. El ritmo cardíaco se ralentiza en cuanto una persona remoja su rostro en agua fría

Todo se debe al llamado reflejo de buceo: tan pronto como tu cara toca agua fría, tu cuerpo entra en un modo de consumo de energía diferente. De esta manera, aumenta la resistencia a la presión y disminuye el consumo de oxígeno, pensando que la persona se está preparando para sumergirse. Es entonces cuando la frecuencia cardíaca disminuye, la temperatura corporal baja, los vasos sanguíneos se contraen, la sangre fluye hacia los órganos más importantes, el nivel de hemoglobina aumenta y la sangre recibe más oxígeno.

Por cierto, vale la pena señalar que una inmersión rápida en agua fría es un método efectivo para ayudar a detener la taquicardia en 1 minuto y puede aliviar el dolor de cabeza cuando tienes migrañas.

6. Debido al estrés el cerebro pierde el control sobre las pupilas

El movimiento de los párpados y espasmos oculares pueden ser causados por cansancio, falta de sueño, beber demasiada cafeína o tomar ciertos medicamentos. En el fondo de esto se encuentra la expresión del reflejo oculovestibular, cuando el cerebro intenta recibir una imagen precisa de lo que ocurre, pero debido a la sobrecarga o estimulación no puede concentrarse.

¿Te preguntas cómo puedes verificarlo por ti mismo? Si te subes a un carrusel o giras en la silla de tu oficina, justo después de detenerte, tus pupilas deberían temblar por un tiempo.

5. Las personas se sonrojan para confundir a su interlocutor

Se cree que sonrojarse es parte del mecanismo de defensa de lucha o huida. Antes de esto, se produce una descarga de adrenalina como respuesta a un irritante externo. Las pupilas aumentan de tamaño, el corazón late más rápido y la sangre llena de oxígeno se bombea a los músculos. El proceso cubre todo el cuerpo, pero el enrojecimiento se ve mejor alrededor de las orejas, el cuello, la parte superior del pecho y la cara.

Los científicos afirman que este reflejo solo se encuentra en las personas y es una forma de expresar remordimiento, por lo que sonrojarse puede verse como un instinto social. Cuando vemos que alguien se sonroja, nos confundimos sobre qué hacer y tratamos de reconsiderar la situación o el papel de la persona en ella. Y aquellos que se sonrojan en situaciones embarazosas son preferidos por las personas más que aquellos que se mantienen visualmente tranquilos.

4. El hormigueo o escalofríos son una señal de un cambio brusco de emociones

En el pasado, esto era una reacción a un cambio repentino de temperatura: los vellos mantenían la capa de aire caliente alrededor de la piel, o viceversa: la piel se cubría de sudor para enfriar el cuerpo. No sabemos por qué, pero este reflejo también funciona cuando tenemos un cambio repentino de humor, como cuando algo nos asusta, cuando temblamos o cuando escuchamos buena música.

Dato interesante: los usuarios de Reddit recopilaron materiales que les dieron fuertes emociones y piel de gallina. Por ejemplo, escucha el inicio de la música de Hans Zimmer: el cambio en el volumen y los sonidos inusuales probablemente también lo harán sentir de esa manera.

3. El cerebro “se contagia” de las emociones ajenas, percibiéndolas como propias

Miremos más de cerca a los bebés: cuando un padre está triste, el bebé se da cuenta y comienza a llorar, a pesar de que no saben por qué. Se trata de contagio emocional. Es por eso que nos sentimos atraídos por personas que se sienten felices, aunque no necesariamente tenemos una razón para sentir esa emoción. Inconscientemente, tratamos de adoptar los sentimientos positivos de esa persona, por lo que queremos estar con ella.

Por cierto, la capacidad de transmitir los estados de ánimo y las emociones es congénita. Sin ella, en general, sería imposible imaginar la participación de las personas en la religión o la guerra.

2. Los ojos de una persona se fijan en un punto, independientemente de la rotación de la cabeza y cuerpo

¿Cómo puedes las personas girar la cabeza hacia la izquierda y hacia la derecha y aún mantener sus ojos enfocados en algo? El reflejo oculovestibular también es responsable de esto: ayuda al cerebro a estabilizar la imagen que vemos.

Por cierto, esta capacidad ayuda a las bailarinas a girar de 20 a 30 veces alrededor de su eje al ejecutar un fouetté.

1. Mirar al sol causa estornudo

Esta es la función del reflejo de estornudo por luz brillante. Una de cada cuatro personas estornuda cuando mira la luz brillante del sol. Los científicos aún no saben por qué esto es necesario, pero sí saben que esta cualidad se hereda de los padres.

Cuéntanos, ¿qué peculiaridades inusuales diferencian tu cuerpo?

Imagen de portada aka Tman / flickr
8-35
17k