Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15+ Datos de todo que demuestran que el mundo todavía tiene algo con qué sorprendernos

La enciclopedia de Internet más grande del mundo, Wikipedia, solo, en inglés, alberga más de 6 027 000 artículos, y cada día este número aumenta en varios cientos más. Contiene muchos datos de todo en el mundo. Según una leyenda, si uno pasa por el primer enlace en el texto, dentro de varias páginas, seguramente llegará al artículo “Filosofía”: en la versión en inglés, esto sucede en el 97 % de los casos. Por supuesto, no pretendemos ser la segunda Wikipedia, sin embargo, también tenemos unos cuantos datos que pueden sorprender incluso a aquellos que, al parecer, lo saben absolutamente todo.

Genial.guru, sorprendido, descubrió que en el mundo todavía quedan cosas de las que aún no te ha contado, por lo que se apresuró a corregir esta laguna.

  • El crecimiento de la melena en los leones está directamente relacionado con su nivel de testosterona, por lo que las hembras y los machos castrados, no la tienen. Sin embargo, existen excepciones: hace varios años, en uno de los parques nacionales de Botswana, fueron encontradas 5 leonas cuyas cabezas estaban decoradas con una melena, aunque no tan lujosa como la de los machos, no obstante, bastante notoria.

  • La palabra más larga en el idioma inglés consta de 189 819 letras: son precisamente las que contiene el nombre completo de la proteína titina. Para pronunciarlo por completo se necesitan más de 3 horas.

  • Según un estudio, cuyos resultados se publicaron por la revista Science, la aparición de alimentos blandos en nuestra dieta influyó en la forma en la que hablamos. La adición de productos vegetales a lo que comemos modificó la estructura de los dientes y las mandíbulas de los humanos de tal manera que se nos hizo mucho más “cómodo” pronunciar los sonidos “f” y “v”, los cuales, sin esto, no se usarían ampliamente en diferentes idiomas.

  • La empresa Lego tiene un almacén oculto donde se guardan las copias de todos los juegos de construcción que se han sacado al mercado alguna vez.

  • Los ornitorrincos, estas criaturas ya de por sí muy extrañas, cuyos bebés nacen de los huevos y se alimentan de la leche materna, no tienen estómago. Es más, los estudios han revelado que, durante la evolución, los ornitorrincos han perdido la mayoría de los genes responsables de la formación de este órgano.

  • Científicos checos y alemanes llevaron a cabo un experimento en el que observaron el comportamiento de 70 perros de diferentes razas, tamaños y edades. Se descubrió que estos animales, haciendo sus necesidades naturales, alineaban su cuerpo de tal manera que correspondiera al eje “norte — sur”. Además, eso ocurre solo cuando el campo magnético de la Tierra está en calma, pero incluso con una ligera fluctuación, la “brújula” de nuestros amigos de cuatro patas se descalibra.

  • El ronroneo de los gatos domésticos no siempre es el mismo. La observación de estas mascotas reveló que, en sus intentos por conseguir comida de su dueño, los gatos “añaden” al ronroneo sonidos parecidos al maullido de gatitos o el llanto de un bebé.

  • Nadie sabe cómo, en realidad, se escribe el nombre de William Shakespeare. Además, esto ni siquiera lo sabía el propio dramaturgo. En trabajos donde se analiza la vida y obra de este maestro del drama humano, se encuentran alrededor de 80 versiones de su nombre, por ejemplo, Shappere o Shaxberd. En los pocos textos manuscritos creados por el propio autor inglés, tampoco se encuentra el estilo conocido hoy día, William Shakespeare, pero sí encontramos opciones como Willm Shakspere y William Shakspeare.

  • Cuando los actores desempeñan un papel, no solo se ponen el traje de su personaje y cambian su comportamiento, sino que, literalmente, se convierten en otras personas. El escaneo del cerebro mostró que su actividad en un artista al responder las mismas preguntas mientras está en el papel y fuera del escenario teatral cambia de manera drástica: realmente, durante el espectáculo, su propio yo del actor es absorbido por la personalidad de su personaje.

  • Cuando vemos películas de terror, en nuestra sangre aumenta el nivel de una proteína responsable de su coagulación. Resulta que la expresión “se me hiela la sangre” no está tan lejos de la realidad.

  • Cuando hacemos clic con los dedos, en realidad, no oímos el sonido del contacto entre el pulgar y el dedo medio: este se obtiene del impacto de la almohadilla del dedo medio sobre la palma de la mano.

  • Hay una religión llamada “dudeísmo” basada en la cosmovisión del protagonista de la película de Ethan y Joel Cohen El gran Lebowski, The Dude (“colega” en inglés). Sus fieles, y son unos 400 mil en el mundo, creen que en la vida siempre hay que seguir la corriente, no preocuparse si ocurre algo malo y encontrar la alegría en cosas sencillas como, por ejemplo, jugar a los bolos; es decir, hacer todo lo que hace el legendario personaje de Jeff Bridges.

  • Los lentes de sol se llevaban ya en la China del siglo XII. Los cristales estaban hechos de cuarzo, y una montura ruda los sostenía sobre la cara. Los lentes no solo protegían un poco del sol abrasador, sino que también contribuían a ocultar las emociones, por lo que los jueces se las ponían durante el interrogatorio de testigos y sospechosos.

  • Los bloques con los que está construida la Gran Muralla China están unidos gracias a un “cemento” especial elaborado con cal muerta y gachas de arroz pegajoso. Es más, la misma mezcla se utilizó también en otras construcciones a gran escala de la época de Ming, durante la cual fue levantada una de las partes más sólidas de esta grandiosa estructura.

  • Los niños nacidos de gemelos no son primos entre sí. En realidad, son consanguíneos, al menos genéticamente, ya que sus ADN son un 25 % idénticos entre sí, mientras que los de los primos habituales son tan solo del 12,5 %.

  • En marzo de 2019, Arifa Sultana, de 20 años, de Bangladesh, dio a luz a un niño prematuro. Un mes más tarde, fue llevada a la misma clínica por un dolor en el vientre y resultó que todavía estaba embarazada. Los médicos tomaron la decision de hacerle una cesárea y, como resultado, nacieron gemelos. Resultó que Arifa tenía una anomalía bastante extraña: la duplicación del útero. Con esta enfermedad, este órgano se bifurca, lo que, por regla general, conduce a problemas con la fertilidad. Pero, este no fue el caso de Arifa.

  • Durante nuestra vida, el corazón produce aproximadamente 2,5 mil millones de latidos, bombeando aproximadamente 7 500 litros de sangre por día.

¿Has intentado llegar a la página “Filosofía” en Wikipedia? Comenzamos desde la página Gato y después de 15 clics llegamos al objetivo.

Imagen de portada Depositphotos