Genial
Genial

15+ Hechos sobre los bailes que nos parecerían normales si hubiéramos nacido hace 200 años

Si hubiéramos nacido hace 200 años en la sociedad de los aristócratas británicos, el verano habría sido especialmente caluroso para nosotros, porque era season. Así se denominaba a esa época en que la sociedad noble estaba en movimiento. Por todas partes hacían bailes, fiestas y las familias presentaban a sus hijas. A primera vista, esta temporada puede parecer maravillosa y encantadora. Sin embargo, en realidad, los bailes tenían reglas estrictas y muchas de ellas resultan sorprendentes para las personas del siglo XXI.

Genial.guru intentó entender las tradiciones de los bailes que organizaba la alta sociedad hace un par de siglos.

*Posiblemente, hace 200 años asistir a los bailes era la principal forma de pasar el tiempo libre. No solo eran organizados por los representantes de la alta sociedad, sino también por varios clubes y asociaciones, a las cuales se unían los bomberos, los maestros y los militares.

*Los comerciantes también trataban de imitar a la aristocracia y hacían sus propios bailes. Pero no tenían las condiciones más adecuadas. Por ejemplo, las ventanas de las casas de los comerciantes prácticamente no se abrían, por lo que había un fuerte olor en las habitaciones. Para refrescar el aire, se veían obligados a usar cosas improvisadas. Por ejemplo, fumigar las habitaciones con menta o rociarlas con vinagre.

*En el Imperio Ruso los bailes se celebraban por separado, según las diferentes clases sociales, las profesiones y también las edades. Además, eran acontecimientos populares para las chicas jóvenes, ya que en el baile blanco, sus padres les buscaban una pareja adecuada. Y los recién casados ​​esperaban el baile “rosa”, que se organizaba especialmente para los que acababan de casarse.

*Las personas que querían asistir al baile tenían que pagar una cierta cantidad de dinero. Y si en el siglo XIX el “boleto de entrada” costaba 50 centavos, entonces hoy tendrías que pagar una gran suma que podría ascender a varios cientos de euros.

*Normalmente, un baile comenzaba a las ocho de la noche y terminaba casi a las cuatro de la madrugada. Todos los participantes se encontraban en excelente forma física. ¡Por supuesto, es algo increíble estar bailando y haciendo diferentes movimientos durante 8 horas!

*Solían servir la cena bastante tarde: después de la una de la madrugada. Por lo tanto, se recomendaba que todos los invitados comieran primero en casa.

*En Inglaterra, el platillo más común para la cena era la “sopa blanca”, que era nutritiva y deliciosa. Estaba preparada con caldo, almendras molidas y crema. Cabe mencionar que se comía en casi todas partes. Los platillos tradicionales que se servían durante los bailes en el Imperio Ruso eran uja (sopa de pescado), kalach (pan tradicional) y coulibiac (tarta).

*La carne de caza, las langostas y el helado de parmesano se consideraban platillos habituales en los bailes. A menudo, los organizadores utilizaban construcciones de varios pisos decoradas con flores, papel dorado y cuentas. En ellas solían servir los postres y se veían impresionantes.

*El mismo vestido solo podía usarse un par de veces para el baile. Todos los accesorios, como guantes y abanicos, también tenían que ser nuevos. Los invitados siempre llevaban un par de zapatos extra en caso de que los necesitaran.

*Generalmente, las personas aprendían a bailar con ayuda de sus parientes mayores o de profesores contratados. Además, se hacían grabados especiales con los cuales se podían aprender los movimientos.

*El código de vestimenta moderno no tenía nada en común con las estrictas reglas de los bailes victorianos. Ciertas características de la apariencia, como el color del cabello, de la piel, o peculiaridades de la figura, predeterminaban la elección de un atuendo. Por lo tanto, las mujeres se veían obligadas a vestirse de una manera y no de otra. Las chicas rubias usaban vestidos de colores suaves pastel y las morenas se ponían atuendos llamativos.

*La secuencia de bailes también estaba estrictamente regulada. Por ejemplo, en el Imperio Ruso el baile se inauguraba con una polonesa. Durante este baile lento, que podía durar media hora o más, los invitados se conocían y conversaban. Por esta razón, a la polonesa a menudo se la denominaba como “charla ambulante”.

*La dama no podía rechazar el baile del hombre que no le gustaba. Si rechazaba al menos una propuesta, entonces debía rechazar a los demás caballeros.

*Los guantes, sobre todo, tenían una función higiénica: se usaban para no tocar al caballero con las manos sudorosas durante el baile. La mejor opción eran los guantes blancos. Si la dama quería usar unos guantes de color crema o perla, entonces tenía que cuidar de no manchar el traje de su pareja, porque el tinte de la tela podría comenzar a derretirse por el calor de sus manos.

*Las reglas prohibían al caballero usar perfume. Podía perfumar su pañuelo como mucho y, al mismo tiempo, el perfume tenía que ser de la más alta calidad.

*Hace 200 años, el baile no era una diversión para los aristócratas, sino una especie de actividad social. En el Imperio Ruso, no se podía faltar al evento por propia voluntad. Solo se permitía hacerlo en caso de tener una enfermedad grave o estar de luto.

*Los bailes siguen siendo populares en el siglo XXI. Por ejemplo, hoy en día cualquiera puede comprar una entrada de 95 euros para el baile de Viena, que se lleva a cabo desde hace más de 150 años. En algunos bailes, las mujeres pueden recibir un regalo solo por haber asistido. Puede ser cualquier cosa: desde una cuchara hasta una bella pulsera de metales preciosos.

¿Qué regla sería para ti la más difícil de seguir en un baile?

Compartir este artículo