Abre la puerta del conductor con la mano derecha, esta es la razón

Curiosidades
hace 2 meses

Cuando intentas abrir la puerta de tu auto desde el interior, lo más probable es que uses la mano que esté más cerca. Una forma más segura de abrirla es con la otra mano. No es más segura para ti, sino para los que están afuera. Así, a medida que te acerques, darás un giro con la parte superior del cuerpo. Esto asegura una línea de visión clara: podrás ver más allá del espejo retrovisor y también hacia el otro lado. De este modo, estarás atento a cualquier ciclista u otros transeúntes que se acerquen rápidamente desde cualquier dirección. Este método de apertura de la puerta fue acuñado como “alcance neerlandés”. Sí, nació en los Países Bajos. El ciclismo es muy popular allí, así que adoptaron este método hace décadas para reducir los accidentes con los autos. La próxima vez que abras la puerta, piensa como los neerlandeses.

Si bien deberías llevar tu auto al taller con regularidad, algunas partes del motor tienen un código de colores para ti. La varilla de medición, el tapón de aceite, el refrigerante, el líquido de frenos y el líquido de lavado tienen sus propios colores independientes, lo que te ayuda a identificar lo que debes rellenar para asegurar la salud de su auto. El resto del motor no tiene colores, y será tu mecánico quien deba revisarlo. Los viajes largos pueden ser agotadores, ¿verdad? Muchos de los autos actuales arrojan recordatorios para que te tomes un descanso y te mantengas despierto y concentrado mientras conduces. Pero algunos modelos también detectan si estás quedándote dormido identificando si la dirección es irregular. En caso de que tomes una siesta rápida, el volante puede vibrar o avisarte de otras maneras. Los autos más nuevos también cuentan con tecnología de reconocimiento facial y sensores de ritmo cardíaco para confirmar si estás completamente despierto.

El consumo de combustible es un factor importante a la hora de comprar un auto nuevo. Los vehículos más grandes no son necesariamente más eficientes en cuanto al consumo. Hoy en día, los chasis se construyen con materiales más ligeros, como aluminio, en lugar de acero. Un chasis de aluminio es más resistente y exige menos espacio, lo que te permite hacer más kilómetros por litro. El espacio extra también se traduce en más espacio para la tecnología, cosa que mejora aún más tu experiencia de conducción. Ese pequeño ícono en el tablero representa el control de estabilidad integrado. Se ilumina cuando los neumáticos pierden la tracción si conduces sobre grava, hielo o carreteras mojadas. Cuando se enciende, indica que los frenos de una o de las cuatro ruedas se han activado para mantener la estabilidad de las ruedas y ayudarte a salir de una situación resbaladiza. Puede que no tengas controles de estabilidad en tu vehículo, pero habrá una luz en tu tablero que también te avisará cuando estés en caminos con hielo. Se activa mediante un sensor ubicado en el exterior del motor, por lo que puede identificar el grado de frío de la temperatura exterior. Esto asegura que el conductor esté consciente de las condiciones potencialmente peligrosas.

Muchos conductores ignoran las indicaciones o señales de la calle, posiblemente por cambiar de carril a último momento o por simple descuido, algo que frustra a varias personas. Para contrarrestar esto, los autos pueden tener indicadores automáticos de adelantamiento, lo que garantiza que hasta el más inconsciente de los conductores haga una señal. Eso sí, asegúrate de leer el manual de tu auto antes de dar por hecho que tienes esta función. Un maletero manos libres te permitirá llevar todo lo que quieras mientras te diriges a tu auto. El maletero se abrirá automáticamente al detectar el dispositivo de manos libres en tu bolsillo. Guárdalo ahí para evitar la vergonzosa situación de quedar atrapado en el maletero; sucede más a menudo de lo que crees, incluso sin la función de manos libres. Existen formas de abrir el maletero para quienes se encuentren en esta situación, aunque no todos los autos tienen esta opción. En los modelos más antiguos, puedes encontrar un cable cerca de las bisagras de la puerta del maletero.

Es posible que debas levantar la alfombra para encontrarlo. Una vez que lo veas, tira de él en dirección al asiento trasero. Esto activará el bloqueo y le liberará de la humillación. El pequeño gancho delante del asiento del pasajero y en tu reposacabezas es un accesorio que se instaló para asegurar que puedas colgar tu comida. Hay más ganchos en el maletero del auto. Están pensados para tus compras, lo que asegura que no termines con un maletero desordenado cuando aceleres repentinamente en medio del tráfico. Si has conducido en climas fríos, de seguro conoces las frustraciones de encontrar el parabrisas completamente cubierto de hielo. Es posible que descubras un rascador de hielo escondido en la puerta del depósito de combustible. Los asideros de tu auto son muy útiles cuando necesitas estabilidad extra para las curvas cerradas. Su función original era ayudar a quienes necesitan un poco más de ayuda al entrar y salir del auto. Funcionan de manera similar a las barras de sujeción del baño. El espejo retrovisor de la mayoría de los autos tiene una palanca en la parte inferior que sirve para que cambie de posición. Evitará que el sol te encandile durante el día y que las luces largas te molesten de noche.

Los modelos más nuevos de autos tienen un espejo retrovisor automático que detecta la intensidad del sol. De esta manera, no tendrás problemas de visión en la calle. Sobre el espejo retrovisor, podrás encontrar otro espejo. Y no, no está pensado para que te maquilles durante un embotellamiento. Se trata de un espejo de conversación que garantiza que puedas mirar a todos los pasajeros de tu auto, ya sean humanos o tu perro. Lamentablemente, no todos los espejos detectan los vehículos que se acercan. El punto ciego del conductor ha sido un problema importante desde que se inventaron los autos. Pero, gracias a la tecnología, los nuevos sensores detectan si un vehículo está cerca mientras esté dentro de ese molesto punto ciego y emiten una señal en el tablero. La guantera y la bandeja de las monedas no son los únicos compartimientos para guardar tus cosas. Puede haber muchas zonas ocultas: debajo o dentro de los asientos, en el suelo del auto o en los paneles laterales.

Los autos actuales tienen cada vez más dispositivos útiles ocultos para asegurar que siempre estés preparado. Puedes encontrar paraguas y aspiradoras en puertas, asientos y suelos. Supongamos que rentaste un auto y te fuiste de viaje. Ups, parece que olvidaste comprobar de qué lado está el tanque de combustible. Por suerte, el indicador de combustible del tablero tiene una flecha que señala el lado en que se encuentra. Todos los autos fabricados en los últimos diez años tienen esta flecha. Los autos más antiguos pueden no tenerla, pero tendrán una manguera con una boquilla en el costado. Cuando vayas a llenar el depósito de combustible, busca una ranura en el interior de la puerta del tanque de combustible. Esa ranura está ahí para asegurar que el tapón se apoye sin estorbar a la manguera, lo que también evitará que caigan gotas de combustible sobre tu bonito y limpio auto. Las luces de charco en los retrovisores y las puertas son un invento genial. Te ayudan a no pisar el lodo antes de entrar o salir del auto. No son una adición frecuente, pero dales un poco de tiempo y estoy seguro de que serán tan populares como el aire acondicionado.

Los teléfonos se han vuelto tan importantes que hemos desarrollado nomofobia, el miedo a estar sin el celular. Por esa razón, es mucho más probable que tu teléfono esté en tu bolsillo antes que las llaves del auto. Aprovechando la nomofobia, se han desarrollado autos que puedes desbloquear con una aplicación de tu celular. ¡Los días de olvidar las llaves en el vehículo se acabarán pronto! Si no notas que los neumáticos de tu auto perdieron presión, dejar tu auto toda la noche en medio de una helada puede traer serios problemas. Los neumáticos sin aire suficiente son propensos a reventarse. Desde 2008, los vehículos están provistos de sensores que te ayudan a saber si tus neumáticos necesitan más presión.

Algunos autos incluso pueden mostrarte qué neumático específico se está desinflando. Las luces de ambiente en el interior de tu auto se ven muy bien por la noche. Son una característica opcional, pero son muy beneficiosas, ya que te ayudan a orientarte mejor. También ofrecen una sensación de seguridad y comodidad al conducir en la oscuridad. Hablando de conducir en la oscuridad, las luces adicionales a los costados de las partes trasera y delantera resultan útiles frente a condiciones de niebla y humedad, y no solo para el conductor. También ayudan a que los vehículos que se acercan te vean. Y claro, hacen que tu auto sea más bonito, pero asegúrate de comprobar los requisitos antes de usarlas en algunos países: es posible que solo puedan ser utilizadas en condiciones de poca visibilidad.

Comentarios

Lecturas relacionadas