Esta chica rusa lleva 9 años viviendo en la India y trata de acostumbrarse a las tradiciones locales

Queremos presentarte a Anna Tihaya. Nació en Rusia en la ciudad de Moscú, pero lleva casi 9 años viviendo en el sur de la India, en la ciudad de Pondicherry.

¿Quieres leer junto con Genial.guru algunos extractos del blog de Anna “Indian Wife” en LiveJournal? Los datos sobre este país compartidos por la chica apenas se publican en las revistas de viajes y guías turísticas.

1. Las papas no se comen como un plato separado

En la India, las papas se perciben únicamente como un ingrediente de estofado de verduras que se sirve con arroz.

Una vez, cociné papas con verduras. Cuando vino mi marido, me preguntó: “¿Con qué lo vamos a comer?”. Ahora también cocino arroz para comerlo con papas. No lo como, pero observo silenciosamente cómo mi marido mezcla las papas con el arroz y lo come con mucho apetito.

2. Las hormigas y los geckos viven en la casa como si fueran sus dueños

Resulta casi imposible deshacerse de los insectos y lagartijas en la casa. El tratamiento especial ayuda por un par de semanas, y luego todo vuelve a la normalidad. Los lugareños asumen filosóficamente este problema y no suelen montar un escándalo al encontrar otra hormiga en su comida.

El habitante de pleno derecho de nuestra casa es un lagarto gecko. El reptil ya trajo a su novia y creó su familia, y lo hizo ante nuestros ojos. Su presencia se nota por el crujido característico y los “regalos” que nos deja en las mesas.

3. Los salones de belleza ofrecen blanqueamiento de la piel y depilación

Los indicadores de belleza principales son la piel clara, los ojos grandes y el cabello largo y brillante. Este es el enfoque principal de la industria de la belleza local. Los procedimientos de salón más populares son el blanqueamiento, la depilación con cera de todo el cuerpo, la manicura, la pedicura y una variedad de spas capilares.

Muchas mujeres aplican cúrcuma en sus rostros creyendo que elimina el vello facial. Por lo tanto, a menudo se puede tropezar en la calle con señoras de caras absolutamente amarillas. Realmente no sé qué es peor: el exceso de vello facial o el cutis amarillo.

4. No hay consultorios de salud femenina

Los ginecólogos atienden a las mujeres en hospitales grandes o en consultorios privados. Sin embargo, nadie lleva el registro e historia clínica de las pacientes.

Durante la consulta, el médico escucha todo lo que quieres decirle. Después de eso, hace sus anotaciones en un pedacito de papel y en la misma hoja escribe una receta o una referencia para el examen. A nadie le importa lo que vayas a hacer con estos papelitos, ni siquiera te lo preguntan más tarde.

5. La amistad masculina incluye abrazos y paseos tomándose de la mano

En la India, el concepto de “amistad masculina” es más amplio que en otros países. Los amigos en este país a menudo se abrazan y pasean tomados de la mano. Y no solo se toman de la mano, sino que entrelazan estrechamente los dedos.

Puedes ver amigos caminando en un abrazo, y aún más a menudo van juntos en una motocicleta. El que está en la parte de atrás abraza con cariño al que está en la parte delantera murmurando algo en su oído, y se ríen a carcajadas.

6. Por el clima cálido y húmedo hay que ducharse varias veces al día

Los hindúes cuidan mucho la higiene personal. El hombre de familia promedio se ducha al menos una vez al día (durante la temporada de calor son 4 duchas al día).

Muchas personas aplican talco de sándalo al cuerpo. El cabello también se lava con mucha frecuencia; después del lavado, a veces se alisa con una crema para el cabello que contiene aceite de coco. Además, se aseguran de cambiarse la camisa.

7. Los hindúes nunca tocarían la comida de ayer

Se debe a la memoria que se quedó de la época en que no había neveras y el arroz de ayer realmente podría causar intoxicación alimentaria. Las amas de casa indias todavía cocinan comida para una sola vez. La nevera se usa solo para almacenar ingredientes, pero no para comidas preparadas.

Pueden jurar que mañana van a terminar de comer un plato y pedir que no tires los restos de la comida. Pero al día siguiente, encontrarán mil razones para no comer la comida de ayer, o simplemente ignorarán su presencia en la mesa.

8. No hay papel higiénico, pero siempre hay donde lavarse las manos

Muchas cafeterías y restaurantes tienen una sala especial para lavarse las manos antes y después de las comidas. Dependiendo del aforo del local, puede haber de 1 a 10 lavabos.

Es cierto que los hindúes no usan papel higiénico. Sí, comen con las manos (o más bien, solo con la derecha, porque la izquierda está destinada a fines higiénicos). Pero al mismo tiempo, sus manos siempre están limpias.

9. En la sociedad se considera inaceptable tener una relación antes del matrimonio

A excepción de 4-5 ciudades importantes, como Delhi y Mumbai, en el resto de la India no existe el concepto de “noviazgo”. En la mayoría de los casos, el cónyuge es elegido por los padres, antes de esto, los futuros novios no deben tener ninguna relación. Y el matrimonio se contrae tanto a los 20, como a los 30 años.

No es costumbre compartir tus sentimientos y experiencias amorosas. Se guardan bajo estricta confidencialidad y se comparten exclusivamente con amigos cercanos que nunca te traicionarán.

10. La primera pregunta cuando te reúnes con alguien: “¿Has comido?”

Si haces una visita “sorpresa” a la hora del almuerzo, primero te invitan a la mesa, y luego te preguntarán sobre el propósito de la visita. Para los turistas, el aprendizaje del idioma tamil comienza con la pregunta “¿Sapotingla?”, qué significa “has comido?”.

En el momento de cualquier encuentro de dos conocidos e incluso personas desconocidas ocurre el siguiente diálogo:
— ¡Buenos días!
— ¡Buenos días!
— ¿Has comido?
— Sí, sí, claro.

11. Declaraciones, certificados y testamentos se emiten en la calle

En la India, mucha gente todavía vive sin acceso a las computadoras ni a las máquinas de escribir, por lo que los documentos oficiales se emiten por asistentes especiales.

Una vez, caminando por la calle, vi a un grupo de personas con máquinas de escribir sentadas debajo de un cobertizo. No pude contener la risa porque, en otros países, las máquinas de escribir se vieron por última vez hace unos 20 años, además, guardadas en el armario.

12. En el séptimo mes de embarazo, la mujer regresa al hogar paterno

Se cree que a partir de este período, una mujer embarazada no puede ocuparse de su esposo y su familia, por lo tanto, debe moverse menos y consumir una gran cantidad de alimentos útiles. Después regresa con su cónyuge cuando el bebé tiene 3 meses de edad. Para entonces, la joven madre debe sentirse cómoda en su nuevo papel y haberse recuperado del parto.

No hace falta decir que el día exacto de partida y regreso a casa debe elegirse de acuerdo con las recomendaciones de un astrólogo, y la apariencia de la mujer durante este traslado está claramente definida por la tradición.

13. Las salas de maternidad no son muy estériles

Los médicos locales son conscientes de todos los riesgos y, literalmente, desde el primer momento de ingreso en el hospital, comienzan a administrar antibióticos a las futuras madres. Para la prevención, y por si acaso. Y lo hacen hasta el día del alta.

Un detalle curioso: cuando estaba ingresada en el hospital, no me alimentaban. Entonces, mi esposo se vio obligado a traerme toda mi comida favorita: sándwiches con verduras, cruasanes de chocolate y yogures. Lo más curioso fue que el niño se sentía perfecto y no le importaban los cruasanes.

14. En las cafeterías sirven porciones grandes y abundantes

El almuerzo indio estándar se llama “Thali”. El camarero trae un plato con vajilla de metal, que se pone en la mesa. En el plato vacío echan el arroz y le agregan salsas (de una en una o en cualquier combinación). Al final de la cena se sirven dulces y té, que en la India se bebe con leche y con mucha azúcar.

El almuerzo más caro en un restaurante cuesta 220 rupias, o unos 3 USD. En cafeterías más sencillas se pueden pedir “thalis” por 80 rupias, es decir, por 1 USD.

15. Muchas familias no están muy contentas por el nacimiento de las niñas

Esto tiene que ver con la dote de la novia. Puede ser una casa, un departamento, un buen auto (varios autos), un negocio o una cantidad decente de dinero transferida a la cuenta del novio. Si la familia no le proporciona una dote a la chica, corre el riesgo de quedarse soltera para siempre.

En la India existe una prohibición legal de informar a las mujeres embarazadas sobre el sexo de su futuro bebé. Incluso en mi caso, los médicos no dijeron nada por temor a ser responsabilizados penalmente.

16. En la India, hay mujeres musulmanas que visten ropas multicolores

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a que las mujeres musulmanas usen solamente burka negro como ropa exterior. En la India, la situación es completamente diferente.

Una vez estando en Mumbai, me sorprendió, por decirlo suavemente, la abundancia de chicas musulmanas en las calles luciendo ropa de todos los colores del arco iris. Más tarde, descubrí que un atuendo de este tipo se llama “rida” y puede ser de varios colores y diseños.

17. Se supone que la manicura debe hacerse en un momento específico

En la India, no es costumbre cortarse el pelo y las uñas después de la puesta del sol. Esta regla es observada tanto por los aldeanos como por los ciudadanos educados.

Mi esposo encontró en algunas de sus fuentes de que no se puede cortar nada los martes y viernes. A veces tenemos diálogos de este tipo:
— Escucha, ¿qué pasará si me hago la manicura?
— Cualquier hindú te diría que aumentas la concentración de malas energías en nuestra casa.

18. Los papás no eluden la responsabilidad de criar a sus hijos

Cada familia india cría un promedio de 2-3 hijos. Aquí se adora a los niños: se visten de lujo, se miman y se los llevan a cafeterías, restaurantes o paseos nocturnos por el terraplén.

A menudo se puede ver a un padre arreglando sus negocios con un niño pequeño. Con el niño irá a tomar café con sus amigos en la cafetería de la calle. Además, todos ellos prestarán atención al bebé, hablarán con él y lo tomarán en los brazos.

19. Falta de cabello en la cabeza es la señal de que visitaste el templo de Vishnu

En la ciudad de Tirupati se encuentra el famoso templo de Lord Ventakeswara (Vishnu). Es conocido en todo el mundo debido al hecho de que personas de toda la India vienen aquí para dejar su cabello como un regalo al dios.

Todos los que quieran rapar sus cabezas tienen que pagar 50 rupias y, a cambio, recibirán un boleto y una hoja de afeitar. En la sala, alrededor del perímetro, hay docenas de peluqueros, y en el centro hay bancos para los que esperan. Entonces, me senté frente al peluquero y agaché la cabeza. Agarró mi cabello en dos colas y comenzó a cortarlo con la hoja. Al quedarnos sin cabello, primero tomamos unas cuantas fotos y quedamos inesperadamente satisfechos con el resultado.

¿Has estado alguna vez en la India? ¿Cuál de las particularidades de este país te pareció más extraño e inusual?

Compartir este artículo