Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Los usuarios de la red compartieron formas extrañas de perder peso, para aquellos que no quieren torturarse con dietas

Todos nosotros, al menos una vez en nuestra vida, hemos pensado en perder unos cuantos kilos de más. Especialmente cuando se acerca la temporada de playa, y el traje de baño comprado el año pasado amenaza con reventar directamente sobre nuestro cuerpo. Pero, ¿qué hacer si las dietas de las revistas de moda te revuelven el estómago y cada vez que estás a punto de ir al gimnasio aparece un montón de cosas urgentes? En este caso, te ayudarán los usuarios de los sitios “Oído por ahí” y “Habitación N°6”, que compartieron con el mundo sus métodos inusuales y, lo más importante, eficaces, para perder peso.

Genial.guru no puede esperar para probar estos originales trucos. Y para aquellos que no se sientan convencidos ni siquiera por estas historias, preparamos un bono al final con un método que funciona al 100%.

  • Decidí perder peso y dejar de comer después de las 18:00 hs. Me distraía lo mejor que podía: tele, limpieza, libros, caminantas, dormir, etc., pero no podía aguantar más de 2 horas. Una vez me senté frente a la computadora y justo se cortó Internet, así que instalé los Sims de un CD que tenía. Más tarde miré mi reloj, pensé que habría pasado una hora como máximo. Pero, ¡OH, DIOSES! Habían pasado 8 horas. En resumen: en una semana creé una ciudad completa, con casas de 2 a 4 pisos, con buenas decoraciones, piscinas, etc.. Bajé 7 kg.
  • Solía ser gordita, no era el ideal de Rubens, pero tenía potencial. Agrega a eso la gracia de un escarabajo pelotero y la elegancia de una hipopótama embarazada, y prácticamente tendrás mi retrato hecho. No me gustaban los deportes en ese momento, y creía que las dietas solo son eficaces junto con los deportes. Me salvó un consejo de una actriz llamada Faína Ranévskaya, que dijo: come desnuda frente a un espejo. No solo se me fue el apetito, sino también el deseo de recostarme en el sofá en cada minuto libre. Ahora estoy delgada como una gacela. ¡Gracias, Faína!
  • Inventé un sistema: cada vez que voy a la cocina, hago la mayor cantidad de flexiones que puedo. Como resultado, perdí peso, porque no tenía ninguna gana de hacer más flexiones y entraba menos en la cocina; y, además, trabajé los brazos y la espalda y llegué a hacer 30 flexiones por serie. ¡Y todo esto en muy poco tiempo!
  • ¿Quieres perder peso? ¡Consigue un perro grande y lindo! Comerás muchísimo menos porque esa lindura te mirara con sus ojos tristes y hambrientos. Y correrás un montón con él, porque se pone tan feliz y contento cuando juega. Comprobado personalmente. Mujer, menos 7 kg en 2,5 meses.
  • En Internet hay muchas súper dietas populares, pero yo he adelgazado de 110 a 70 kg en un año sin negarme nada. Mi dieta es muy simple: compro alimentos que solo alcanzan para 1 día y la tienda está ubicada a 5 km de mi casa. Primero hay que ir hasta allá a comprar.
  • ¡Adelgacé de talla 46 a la 40! El truco es el siguiente: cada vez que veo un dulce, o panecillos, o algo frito, imagino que por dentro se arrastran gusanos y todo tipo de larvas desagradables, lo veo con total claridad. Cada vez que tengo ganas de comprar una pizza o una barra de chocolate, me imagino eso a propósito. ¡El apetito se va en seguida!
  • Hacía mucho tiempo que no podía obligarme a salir a correr, hasta que una amiga que, como yo, adora el deporte ecuestre, me aconsejó imaginarme que era un caballo de pura sangre en una carrera. Ahora corro con placer, imaginando que soy un potro en las carreras. Entré tanto en el personaje que hasta comencé a comer un montón de lechuga y zanahoria. Llegué al punto de usar una especial pomada refrescante “para caballos” cuando me duelen los músculos. Y, ¡oh milagro! ¡Adelgacé 10 kg en 3 meses!
  • Descubrí algo curioso: a menudo confundimos el hambre con la sed. Ahora, cada vez que siento hambre, primero bebo un vaso de agua. De esta manera, me acostumbré a beber más agua, cosa que afecta el estado general de la salud y de la piel, y también bajé 3 kilos en un período de tiempo bastante corto y sin ningún problema.
  • Descubrí una peculiaridad biológica de nuestro organismo. Cuando comemos, llega un momento en que se nos escapa una exhalación involuntariamente. Debemos captar ese momento, y dejar de comer. Lo intenté. Como lo que quiero y cuando quiero, pero hasta esa exhalación, a mí me pasa después de haber ingerido 2 o 3 cucharadas de comida. Bajé 5 kg en un mes.
  • Comencé a lavarme los dientes no justo antes de irme a la cama, sino 2 horas antes. Me daba pereza abrir la heladera con los dientes limpios. Como resultado, ya no como por la noche y bajé 7 kg en un mes.
  • Me inventé una motivación con la ayuda de la “prueba de grasa”: de vez en cuando fotografío mi cola y le pongo todos los filtros “malos” que encuentro, esos que agravan todas las sombras y desniveles. 2 años de entrenamiento en el gimnasio, 10 kg menos y, por fin, pasé esta prueba: ¡ningún filtro me ha estropeado el trasero hoy, está liso, perfecto y redondo!
  • Estoy a dieta y, cuando quiero algo dulce, compro aderezo de confitería común. Una bolsa es suficiente para quitarme el deseo sin ganar kilos de más.
  • Fui a visitar a mi tía. Estábamos tomando el té y, de pronto, noto una balanza cerca del refrigerador. Una balanza. ¡Junto al refrigerados! ¡Es brillante! Te quita las ganas de comer algo dulce inmediatamente. Mi tía ya ha bajado 8 kg de esta manera. Un truco genial para perder peso.
  • Hace un año decidí perder peso y comencé a decirles a todos que era alérgica al chocolate y a la harina. Después de 3 meses, ya no recordaba a quién se lo había dicho y a quién todavía no, y tuve que “atenerme a la verdad” para todos, para no verme como una mentirosa. Como resultado, ¡mis kilos extra desaparecieron!
  • Como me daba vergüenza agarrar las galletas de la oficina en un nuevo trabajo, tuve que aparentar que no me gustaban. ¡3 kg menos!
  • Adelgacé 15 kg. Estoy haciendo deporte. Y lo que me motivó fue una película sobre el post apocalipsis. Allí, los personajes principales huían de los zombies, y los que corrían despacio... En algún momento me di cuenta de que si nos atacaban los zombies o los extraterrestres, ¡simplemente no sobreviviría!
  • Con una altura de 165 cm, mi peso era de 80 kg. Pero, de repente, quise un tatuaje, pero me daba vergüenza mostrar un cuerpo así a un tatuador. Ahora estoy delgada y tengo mi tatuaje.
  • Se me ocurrió una gran dieta llamada “La comida de los dioses”: compras productos caros: azúcar de caña, chocolate suizo, pancitos de élite, cereales importados, etc. Y no los comes, porque no quieres que se terminen. Ya he bajado 3 kg en 2 semanas. Estudiante pobre, 20 años.

Bono

  • Peso 59 kg con una altura de 163 cm. Mis kilogramos están distribuidos en lugares estratégicos: tengo pechos de talla 4 y glúteos redondos. Mi novio dijo: “Adelgaza”. Nunca había perdido tan fácilmente 80 kg de grasa innecesaria.

¿Tienes tu propia historia de adelgazamiento? ¡Compártela con nosotros en los comentarios!

Compartir este artículo