Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Detalles de la vida en Corea del Sur capaces de confundir incluso al viajero más experimentado

Actualmente, se sabe mucho sobre Corea del Sur: hemos oído hablar del amor de los coreanos por la cirugía plástica, sus telenovelas dramáticas y sobre el hecho de que el 14 de febrero en este país es una fiesta exclusivamente de hombres y, en general, que el gusto culinario por los perros es únicamente un estereotipo. Pero en este país hay más para impresionar incluso a los viajeros experimentados. Por ejemplo, ¿sabes por qué para los coreanos es importante incluso una mínima diferencia de edad y por qué se regala papel higiénico en la inauguración de una casa?

En Genial.guru, creemos que es mejor conocer tantos datos sobre el país como sea posible que enfrentarlos sin preparación. Así que tratamos de acercarte a Corea del Sur incluso un poco más.

1. Niños coreanos mayores que sus pares europeos

Corea del Sur tiene un sistema interesante de edades para el mundo occidental. Un bebé recién nacido se registra inmediatamente de un año de edad, completando el período que pasó en el útero. Y con el advenimiento del nuevo año calendario, los bebés de “un año” crecen por otro año.

Yoon Seol de “dos años” con sus padres.

La coreana Yoon Sol nació el 31 de diciembre. Y, literalmente, unas horas más tarde, el 1 de enero, había “cumplido” 2 años. Esto puede convertirse en un problema cuando Yoon Seol vaya al jardín de infantes y la diferencia en su desarrollo físico e intelectual en comparación con otros niños será notable.

El conteo de edades de Asia oriental casi ha desaparecido de la vida cotidiana de los chinos, japoneses y vietnamitas, pero se usa ampliamente en Corea, con la excepción de los documentos legales.

2. Los coreanos pueden no saber que viven en “Corea”

Encuentro histórico de Kim Jong-un (líder de la República Popular Democrática de Corea) y Moon Jae-in (líder de la República de Corea) con el fin de unir el Norte y el Sur después de su colapso en 1945.

El nombre “Corea” proviene del antiguo estado de Goryeo, que existió en el territorio de la península de Corea hasta su caída en 1392. Entonces, los coreanos cambiaron el nombre de su país a Joseon. Los extranjeros continuaron llamándolo a Corea, en particular a los europeos.

Cuando en 1945 hubo una división de Corea en la República Popular Democrática de Corea y la República de Corea (Norte y Sur para el resto del mundo), el nombre “Joseon” permaneció en Corea del Norte, y Corea del Sur se nombró a sí misma “Hanguk”. Hasta la fecha, esta situación no ha cambiado.

3. Para los coreanos, una diferencia de edad de incluso un año es muy importante

Cuando se encuentran con un extraño, los coreanos primero preguntan cuántos años tiene. Los extranjeros pueden enojarse por esa falta de tacto por la pregunta sobre la edad porque no es costumbre obtener tales detalles en otras culturas, especialmente para las mujeres. Y para los coreanos, esta información es muy importante: así es como determinan el lugar de esta persona en su sistema jerárquico.

Esto es lo que el autor de un libro sobre Corea y los coreanos dice: “Por ejemplo, tu amigo y compañero de estudios es un año mayor que tú. Primero, se dirán ’usted’ el uno al otro, luego, conociéndote mejor, él comenzará a hablar contigo de ’tú’, pero aun así, tú le hablarás de ’usted’”.

Y solamente cuando se hagan muy buenos amigos, podrás usar en el estilo de la conversación “el tuteo”, sin embargo, nunca lo podrás llamar por su nombre, sino usando la expresión “hermano mayor”. Deja el trato con nombre para las personas de tu edad o personas menores que tú".

4. Aquí suelen darse regalos demasiado prácticos

Se considera bueno regalar dinero solamente si la persona que lo regala no es tu novio, familiar o amigo, de lo contrario, la persona que lo recibe puede ofenderse diciendo que su ser querido no conoce sus gustos. En tales casos, se reciben regalos necesarios y útiles, por ejemplo, ropa de marca, dispositivos y cosméticos.

Como regalo de inauguración de una nueva casa, los coreanos minuciosamente eligen cosas prácticas al máximo. El regalo puede ser un detergente, jabón o papel higiénico. Los extranjeros no deben ofenderse si sus amigos de Corea del Sur les regalan rollos de papel higiénico en honor a su mudanza. Los coreanos creen sinceramente que esto ayudará a averiguar qué tan larga será la vida de los nuevos dueños de la casa. Los productores de rollos no tienen longitud estándar de papel higiénico, por eso, mientras el receptor no desenrolle el papel higiénico, la intriga se conservará.

5. Una superstición coreana popular parecida a una historia de terror infantil

En algunos países se tiene la costumbre de que, cuando una persona cruza o pasa por encima de otra mientras está sentada o acostada, esta última debe decir de inmediato: “¡Regrésate, de lo contrario no creceré!”.

Muchos dejan de creer en esto en el último grado de la primaria, los coreanos creen en esto sinceramente a una edad madura. También hay otra superstición que los habitantes de Corea del Sur tratan con respeto: antes de ir a un examen, entrevista o cualquier evento importante, un coreano nunca comerá mariscos, en especial sopa con algas marinas. De lo contrario, existe la posibilidad de “resbalarse en algas”, es decir, estropear todo desde el inicio.

6. La moda coreana es un amor por las faldas cortas y el escote es censurado

Aquí, aparentemente, el principio “si algo se muestra en alguna parte, significa que algo se esconde en alguna otra parte”. En este caso, la longitud de las faldas “muestra” las piernas, y algunas de ellas pueden ser muy “mini”. Y se “esconde” la zona del escote: las chicas coreanas corren el riesgo de ser desaprobadas al exponer sus hombros o parte de su pecho.

Es interesante que, a principios del siglo XX, reinaba otra moda: con el dobladillo de falda se podía accidentalmente barrer el suelo, pero las blusas eran tan cortas y abiertas que parecían más capas para los hombros con mangas.

“Una gorra con silbato. ¿Por qué no?”, una usuaria de Instagram comentó la foto. En Corea, en especial en Seúl, la gente trata de forma minuciosa su estilo. A veces, tales elementos se convierten en accesorios. Pero posiblemente, nuestros lectores saben cómo usar un silbato de una manera más práctica.

7. En Corea, hay personas apodadas “solo desde el útero”

En Corea, hay una palabra especial para una persona sin pareja: “solo”. Y aquellos que nunca han estado en una relación antes se llaman “solo desde el útero” (모태 솔로). Por lo general, las personas no están entusiasmadas con este apodo y tratan de ocultar que nunca han salido con nadie. Solo los amigos de la infancia pueden revelar el secreto (crecieron juntos), y eso a menudo se convierte en un tema de bromas.

8. En las bodas, las chicas a menudo acuerdan quién atrapará el ramo de la novia

Cuando la novia lanza el ramo, una determinada invitada corre hacia él.

El dinero que es regalado por los invitados a los recién casados, se les entrega a los padres, ya que ellos han organizado y pagado todo.

Por cierto, hace 15 años, en Corea del Sur estaba prohibido casarse con personas con el mismo apellido. En 2005, los miembros de la Asamblea Nacional aprobaron una enmienda a la Ley, de acuerdo con la cual la prohibición de matrimonio solo es aceptable precisamente entre familiares.

9. En la noche del primero de enero, los coreanos celebran el inicio de año calendario de una manera muy diferente a Europa y América

Suben a las montañas o en las colinas cercanas para ver el amanecer. Otra variante es ir temprano en la mañana a la costa oriental. Las personas llevan consigo té caliente, mantas gruesas y, al ver primeros rayos de sol ascendentes en el nuevo año, piden un deseo.

10. En las universidades coreanas hay una asignatura cuyas clases son muy populares

Se llama “Matrimonio y Familia”. Las clases duran 3 meses, los estudiantes crean una “pareja” cada mes. Los miembros de cada pareja deben sentarse juntos en la clase y realizar diferentes tareas (ver juntos una película, tener conversaciones por teléfono una vez al mes) para entender qué es una relación.

Por ejemplo, las tareas son así: planear un cumpleaños o cita romántica sin muchos gastos, calcular los gastos para la boda, entre otros. No siempre en el grupo hay la misma cantidad de chicos y chicas, por eso, a veces, los estudiantes son obligados a crear “parejas” sin pensar en la diferencia de sexo para aprobar las asignatura.

11. En algunos supermercados, no solo hay consignas para bolsas, sino también para las mascotas

Adentro hay una temperatura confortable, tiene una luz suave y en el suelo hay una tela desechable. Pero la verdad es que un pastor alemán no podría entrar allí. Sin embargo, los coreanos les dan preferencia a los perros de razas miniaturas.

12. Los coreanos pueden ser demasiado francos

Una coreana con el nombre Hyo-yeon durante varios años trabajó en otro país, posteriormente, regresó a su ciudad natal. En su perfil de una red social, ella comparte la impresión de ambos países. En particular, comparó ambos ambientes de trabajo.

Hyo-yeon escribió que, en el trabajo, si el empleado se ausenta durante unos minutos (supongamos que fue al baño) y alguien lo llama por teléfono, entonces los demás dirán: “No está, vuelve a llamar dentro de 5 minutos”; sin embargo, en Corea te responderán honestamente: “Está en el baño”.

13. Por la clasificación incorrecta de la basura, las multas son muy altas

En Seúl, capital de Corea del Sur, toda la basura es reciclada: vidrio, papel, desperdicio y plástico. La multa por violar las reglas de dicho principio es enorme: casi 1 000 USD. No hay vertedero de basura, las personas sacan las bolsas a la calle y, a una hora determinada, el basurero se las lleva.

Se venden sacos especiales para la basura adecuados para el reciclaje. Se distinguen por el color: para el desperdicio, se usan los sacos amarillos; para el resto de la basura doméstica, sacos blancos, entre otros. No se puede usar otra bolsa, ya que con facilidad se reconoce a un ciudadano incumplidor por las cámaras de seguridad, que se encuentran en todos lados en Corea, y es multado.

14. Para los coreanos, lo más horrible es caer en una situación embarazosa frente a sus conocidos

Los coreanos cuidan minuciosamente su aspecto físico y conducta. Si una persona se encuentra en una situación embarazosa, entonces incluso puede dejar de hablarse con aquellos que la han visto. Por eso, si de repente alguien en la calle se tropieza de forma vergonzosa, ni siquiera le echarán una mano.

Una historia parecida sucedió con una pareja coreana. Durante una cita romántica, la chica se cayó al río. El chico solamente se alejó. Se suele hacer de cuenta como si no hubiera pasado nada: si nadie prestó atención a la incomodidad, entonces es como si no hubiera ocurrido.

15. El nivel de seguridad impresiona

Corea del Sur es famosa por su alto nivel de seguridad. Muchos destacan que se puede dejar cosas sin vigilancia, regresar y ver que no fueron tocadas. “No sé si es posible en otra parte del mundo. La tienda de vinos en una calle bulliciosa se abre en unas horas. Estas cajas de vino que llevaron a la tienda, simplemente fueron dejadas aquí”, escribió una usuaria de Instagram bajo el apodo katri_w.

Bono: en Corea se considera normal dormir en el suelo

Muchos coreanos siguen durmiendo en el suelo. Incluso en hoteles, puede no haber camas, porque el suelo es caliente. En tales habitaciones, a los huéspedes se les da colchones.

Bueno, Corea del Sur sabe presentarse del lado más inesperado. ¿Qué otros datos sobre Corea conoces? ¿Cuál de nuestra lista te impresionó más?

Imagen de portada unknown author / pxhere