10 Carreteras que las personas toman y nunca regresan

Curiosidades
hace 4 meses

¿Quieres ver las carreteras más terroríficas del mundo, donde le suceden cosas extrañas a la gente? Aquí vamos. Se rumorea que existe una misteriosa carretera en México donde al menos 17 personas han desaparecido sin dejar rastro. Las autoridades la llaman “el camino a ningún lugar”, ya que conduce a la montaña y luego se convierte en un callejón sin salida. Ni siquiera hay un McDonald’s.

A ambos lados de la carretera hay desiertos que se extienden por kilómetros. A veces conductores solos, a veces familias... Todos desaparecen. Sus autos desaparecen con ellos. Las autoridades mencionan una cafetería junto a la carretera donde los turistas se detienen a comer algo. Un día, una familia de 4 personas entró en ella. El camarero escuchó una conversación entre el esposo y la esposa. Millie Waldrout sugirió explorar la zona y el paisaje, Tom Waldrout quería descansar y tomar su café, así que Millie llevó a su hijo y a su hija a dar un pequeño paseo. Dijo que regresarían en una hora. Nunca regresaron. ¿Es cierto? Decídelo tú mismo...

La interestatal 80 de los Estados Unidos es un lugar en el que suelen ocurrir cosas aterradoras. Esta sección específica de la carretera se encuentra en la parte norte de Nevada, y es conocida por tener algunas de las zonas más hostiles y sin vida de todo el país. Imagina viajar allí: a veces, no hay nada más que desierto y plantas rodantes a tu alrededor. Podrías conducir durante horas y no ver otro vehículo o persona. Por eso, esta parte de la interestatal 80 tiene un merecido apodo: “La gran solitaria”. Una de las personas que desaparecieron allí es Patrick Carnes, un veterano de 86 años. Antes de su desaparición, un agente de policía lo detuvo en la carretera. Su perro estaba con él en el auto. Más tarde, su vehículo fue avistado junto a la carretera; aún funcionaba. Carnes y su perro no aparecieron. Este incidente ocurrió en 2011, no hace mucho tiempo.

Otra persona desaparecida fue Nan Dixon, de 73 años. Planeaba visitar a su hermano. En ese momento, no sabía que nunca llegaría. Desapareció en 1978. Su auto fue encontrado en 1982. Las autoridades nunca resolvieron el caso. Lo mismo le sucedió a Judith Casida, de 62 años. Desapareció en la misma zona en 2006. Fue vista por última vez en el McDonald’s de Lovelock, Nevada. Tampoco ha sido encontrada. A lo largo de las últimas tres décadas, se han registrado cientos de desapariciones misteriosas y una serie de incidentes sin resolver en la interestatal 80. Encontraron algunas pruebas, pero no fueron suficientes para averiguar a quién pertenecían. La ruta 29 en Virginia también ha tenido su cuota de misterios trágicos. Desde 1996, ha sido testigo de un número alto de desapariciones de mujeres jóvenes.

Alicia Showalter Reynolds desapareció en marzo de 1996. Comenzó como un día normal para ella: iba a reunirse con su madre e ir de compras. Su auto fue hallado junto a la ruta 29. No la encontraron con vida. Nadie sabe quién lo hizo. En las semanas siguientes, otras mujeres denunciaron a un hombre extraño que intentaba convencerlas de ir a la ruta 29. La policía publicó un boceto y recibió más de 10 000 pistas. Sin embargo, nunca encontraron al sospechoso. Las desapariciones continuaron durante los años siguientes. Por ejemplo, 5 mujeres jóvenes desaparecieron en 5 años, entre 2009 y 2014. Los investigadores dijeron que estaban investigando las conexiones entre los casos. La siguiente es la Autopista de las Lágrimas; oficialmente, la carretera 16 de Canadá. Todo comenzó con la desaparición de Gloria Moody en 1969. Fue vista por última vez en una fiesta.

Después de todos estos años, y a pesar de los esfuerzos, las personas siguen desapareciendo allí con regularidad. Se cree que el último caso tuvo lugar en 2011. Madison Scott estaba acampando. Su tienda y su auto fueron encontrados, pero nadie ha vuelto a saber de ella. El siguiente camino es el Sendero de los Apalaches, en los Estados Unidos. Este sendero forma parte del hermoso parque nacional de las Grandes Montañas Humeantes. Debido a su belleza, es uno de los parques más visitados del país: alrededor de 10 000 000 de personas van cada año.

Pero algunos de los que van en auto o de excursión por el Sendero de los Apalaches no tienen la oportunidad de salir del parque. Escucha este caso: en 1969, varias familias estaban acampando en el parque por el Día del Padre. Lamentablemente, un chico, Dennis Martin, desapareció sin dejar rastro durante la excursión. Más de 1300 personas lo buscaron por la zona, pero no sirvió de nada: no encontraron ni una pista. Siete años después, Trenny Lynn Gibson también desapareció en la zona. Estaba con un gran grupo de compañeros y profesores, todos caminaban juntos por el mismo sendero. Fue la única que desapareció. Había otras personas delante y detrás de Trenny. Extrañamente, nadie la vio. Su desaparición sigue sin resolverse.

Hay otra persona que también desapareció allí. Estas 3 personas se esfumaron en circunstancias completamente diferentes, así que las autoridades creen que no hay conexión entre los incidentes. La autopista Flinders, en Australia, es otro lugar donde las desapariciones no son inusuales. Aquí, las personas que desaparecen suelen ser encontradas, pero por lo general ya es demasiado tarde. Se han registrado varios casos a lo largo de los años. Comenzaron en 1970, y el último tuvo lugar en 2017. Desde autoestopistas hasta estudiantes de primaria... El alcance es amplio. La autopista se extiende a lo largo de 900 kilómetros, así que el tamaño del área de búsqueda tampoco ayuda a las autoridades. Solo dos personas fueron acusadas por algunos de los incidentes, pero ninguna llegó a un juicio. ¿Qué tal si no fueron ellas y el responsable era alguien más? ¿Por qué los delitos se detuvieron? ¿Acaso el verdadero culpable terminó en prisión? ¿Acaso pasó a la clandestinidad? ¿Qué tal si sigue ahí, esperando algo?

La siguiente no es una carretera solitaria y abandonada en medio de la nada. Es un hermoso parque de los Estados Unidos. A pesar su belleza natural, el parque nacional de Yosemite se hizo famoso por ser uno de los más misteriosos del mundo. Aquí también la gente desaparece repentinamente. Hay muchas teorías que explican estos casos. Algunos incluso culpan a criaturas sobrenaturales, como espíritus. Una cosa es segura: hay algo extraño allí. Demasiadas personas han desaparecido en el parque. Hablando de fenómenos sobrenaturales, aquí tenemos una “carretera embrujada” de los Estados Unidos y la escalofriante historia detrás de ella. Se trata de la ruta del condado de Aroostook, conocida como ruta 2A, en Maine.

Sus condiciones son bastante peligrosas: tiene curvas cerradas y está cubierta de hielo y nieve durante el invierno. Además, algunos conductores aseguran haber visto el fantasma de una niña al costado de la carretera. En otra versión, ven a una mujer que ruega a los conductores que ayuden a su esposo. Cuando un conductor sale del auto e intenta acercarse a ella, desaparece. Muchos camioneros no tuvieron la suerte de completar esta ruta... y no han sido los únicos. Es un lugar tan espeluznante que incluso ha inspirado una canción. El número 9 es Riverview Drive, en Nueva Jersey, también conocida como Annie’s Road. El nombre proviene del supuesto fantasma de una mujer llamada (adivinaste) Annie. La leyenda dice que sufrió un accidente con un camión en su noche de graduación en la década de 1960.

Algunos conductores aseguran haber oído a alguien gritar allí. Después, una misteriosa niebla apareció de la nada y lo cubrió todo. Además, afirmaron tener interferencias en sus teléfonos. Otro lugar embrujado es Harewood Road, en Chesterfield, Reino Unido. Esta calle de 5 kilómetros de largo es conocida por sus monjes fantasmales. Se cuenta que unos monjes fueron enviados a Harewood Grange para trabajar la tierra como castigo por su comportamiento. La zona también cuenta con otros lugares terroríficos. La estación de bombeo abandonada de Hunger Hill se encuentra cerca de la carretera embrujada, y su atmósfera es muy extraña. Cuando viajes, sería mejor que no elijas carreteras donde otras personas hayan desaparecido antes... a menos que seas un buscador de emociones.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas