11 Objetos para mascotas en las que los dueños siempre escatiman dinero, pero en vano: hacen la vida mucho más fácil

Animales
Hace 3 semanas

Con la llegada de un miembro peludo a la casa, la vida de lo humanos cambia. Bajo los sofás, los armarios y dentro de los zapatos, se acumulan las «bolitas» de papel. Un prolongado «miau» a primera hora de la mañana o un persistente golpe de nariz húmeda nos recuerdan que es hora de comer. Incluso la compra se planifica pensando en la mascota. ¿Qué es útil comprar para un amigo de cuatro patas? En este artículo hemos recopilado 11 cosas que harán feliz a tu peludo amigo y te harán la vida más fácil.

1. Alfombrilla doble para el arenero de gato

La arena es una parte indispensable del arenero de un gato. Pero hay un problema: se pega a las patas de tu felino y se queda en el piso cuando sale del baño. Pisar los gránulos afilados es como pisar una pieza de Lego: no es agradable. Para evitar barrer el piso después de cada visita del gato al baño, utiliza una alfombrilla de doble capa. Los restos de arena adheridos caerán a través de la alfombrilla y no se esparcirán por el piso.

2. Cuencos para el hogar

Un cuenco con abertura para botellas resulta muy útil si tienes que dejar sola a tu mascota durante un par de días. Es fácil de usar: llena la botella de agua, enrosca el cuenco en el cuello, dale la vuelta y ¡listo! El agua de la botella fluirá hacia el compartimento correcto.

El cuenco interactivo de los diseñadores escandinavos Northmate ayudará a tu mascota en la lucha contra el sobrepeso. Para obtener la comida, el animal tiene que sacarla con la pata, llevándola hasta el borde (o levantándola) y solo después comérsela. De este modo, el almuerzo se alarga en el tiempo y la mascota se sacia con menos comida.

3. Collar con GPS

«La mascota se ha escapado» es la peor pesadilla de un dueño. Este problema es especialmente grave para los animales que salen a la calle. Para encontrar rápidamente a una mascota desaparecida en caso de fuga, hay que utilizar un collar con navegador GPS. Se conecta a un smartphone y se puede controlar la ubicación de la mascota a través de una aplicación. Al elegir un rastreador, conviene prestar atención a la duración de su batería y a su autonomía: cuanto más altos sean estos indicadores, mejor.

4. Cuenco de viaje para perros y gatos

Los cuencos compactos son muy prácticos para quienes viajan con sus mascotas o las llevan regularmente al campo. Es complicado llevar cuencos de metal o cerámica, pero tampoco es buena idea recurrir a una botella de plástico recortada.

El cuenco plegable está hecho de silicona y resiste sin problemas las condiciones del campo. Ocupa un espacio mínimo en la mochila y, si es necesario, se puede enganchar como llavero: hay un mosquetón especial para ello.

5. Rueda de fitness para gatos

Allá por 2014, el inventor Sean Farley recaudó dinero para fabricar una máquina de ejercicios para felinos caseros. Se llamaba One Fast Cat. Los inventores supusieron que la rueda permitiría a la mascota satisfacer sus necesidades naturales de caza y liberar energía.

Han pasado más de 8 años, y la rueda no ha perdido su popularidad. La compran en diferentes sitios web y también la fabrican con sus propias manos. A los gatos, a juzgar por el número de videos en diferentes recursos, les gusta usarla. Los dueños también estarán encantados con este artilugio: corriendo en la rueda, la mascota gasta tranquilamente la energía, que antes gastaba en «cazar» los sofás y sus asaltos nocturnos.

6. Hamaca para el radiador

En cuanto llega el frío, vemos la misma imagen: el radiador se convierte en el mejor amigo del gato. Se aferra a él de todas las formas posibles y está dispuesto a dormir en cualquier posición para mantener el calor.

El siglo XXI nos ha regalado un invento muy útil: una hamaca que se cuelga del radiador. En ella, la mascota estará calentita y cómoda.

7. Esterilla refrigerante para perros

A pocas criaturas les gusta el calor sofocante, y nuestras mascotas no son una excepción. Sufren tanto como sus dueños, se vuelven letárgicos y apenas comen. ¿Cómo podemos ayudarlas? Usar una esterilla refrescante.

Tiene un gel especial en su interior. Es cómodo y seguro: la esterilla refrigerante no necesita conexión eléctrica, no hay que guardarla en la nevera antes de usarla. Además, la gama de tamaños es muy amplia: hay una esterilla para cada raza de perro.

8. Cepillo para eliminar pelos

«Pelos por todas partes» es un problema familiar para todos los dueños de mascotas. Los diseñadores han ideado los mil y un dispositivos de limpieza: rodillos adhesivos, rodillos de tela especial y mucho, mucho más.

También hay cepillos dentados. Si eliges este tipo, te aconsejamos: opta por los que tengan más dientes. Esto te permitirá eliminar más eficazmente los pelos finos de la mascota de las superficies.

9. Rascador-masajeador esquinero

Los dueños de gatos están familiarizados con la afición de sus mascotas a los rincones. Puedes aprovechar esta peculiaridad e instalar masajeadores especiales.

Se fijan fácilmente a paredes, patas de mesas y otras superficies verticales. ¿Cuál es la ventaja de este artilugio? En primer lugar, la mascota, al utilizar el rascador, molestará menos al dueño. En segundo lugar, prestará menos atención a otros rincones.

10. Cepillo para el pelo

Los cepillos para mascotas se presentan en una gran variedad de tamaños, formas y colores. La mayoría tienen un inconveniente: no es fácil quitarles el pelo. La aparición de un cepillo con fondo retráctil ha resuelto el problema de la limpieza. Después de utilizarlo, se pulsa el botón y ¡listo! El pelo desaparece y las púas quedan intactas.

11. Recogedor de pelos para lavadora

Llevamos mucho tiempo utilizando un rodillo adhesivo para recoger el pelo de la ropa seca. Ahora tenemos una herramienta para recogerlo también de la ropa mojada.

Los propietarios de mascotas conocen la situación: metemos una prenda con pelos a la lavadora y, cuando la sacamos, todo lo que hay en la lavadora está cubierto de pelos. Ahora tenemos a nuestra disposición un recogedor de pelos: una pequeña red con «flotadores» en la parte superior. Se introduce en el tambor junto con la ropa sucia. Durante el proceso de lavado, atrapa los pelos y no permite que se depositen en otras prendas. Cuando termina el proceso, hay que sacar la red y limpiarla.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas