7 Razones por las que las películas de terror tienen un poder curativo

Salud
hace 10 meses

Las películas de terror van más allá de darnos un buen susto. La realidad es que son beneficiosas para la salud. Desde reducir el estrés y la ansiedad hasta hacernos quemar calorías, son sorpresivamente una especie de “terapia” para mejorar nuestro bienestar físico y mental. No tienes de qué preocuparte si eres amante del cine de terror, ya que es algo positivo. A continuación, te contaremos por qué.

1. Ofrecen una sensación de control sobre la ansiedad y el estrés

Las personas con ansiedad tienden a estar constantemente preocupadas de cosas como el trabajo, la familia, salud, finanzas, etc. Es por esto por lo que el género de terror puede aliviar esa tensión acumulada. Es una forma de practicar la sensación de miedo en un entorno seguro, desconectar el cerebro de las ansiedades de la vida real y disfrutar de la liberación que se produce al terminar la película.

2. Hacen que desarrolles un fuerte vínculo con alguien del sexo opuesto

Ver una película de terror con alguien del sexo opuesto puede ocasionar una reacción afectiva hacia él. Un estudio expuso a estudiantes masculinos y femeninos de la misma edad a ver una cinta y se descubrió que los hombres disfrutaban más de esta en compañía de una mujer afligida y menos al lado de una dama dominante.

Por el contrario, las mujeres disfrutaron más de la película en compañía de un hombre dominante y menos al lado de un varón afligido. El dominio no aumentó el “encanto” físico de las compañeras, pero sí elevó significativamente el de los hombres poco atractivos.

Pasan los años, pero siguen haciéndose películas de Scream. Mira este artículo, en el cual podrás descubrir cómo han cambiado los actores de la saga desde su primera aparición en pantalla en 1996.

3. Pueden reforzar el sistema inmunitario

Un estudio estableció que ver películas de miedo puede reforzar temporalmente nuestro sistema inmunitario. Los investigadores tomaron muestras de sangre de las personas antes y después de ver por primera vez La masacre de Texas.

Al analizarlas, descubrieron que se producía un aumento significativo de los leucocitos circulantes periféricos y del número de leucocitos circulantes activados en respuesta al factor estresante. Los leucocitos forman parte del mecanismo de defensa de nuestro organismo, de ahí el refuerzo del sistema inmunitario.

4. Proporcionan cierta seguridad hacia los horrores verdaderos

Ciertas películas de terror suelen reflejar horrores de la vida real; la diferencia es que en ellas ya hay un final decidido que suele ser satisfactorio. De esta forma, este género nos permite explorar con seguridad ciertos miedos y, al mismo tiempo, realizar una catarsis.

Un estudio reveló que personas que vieron películas de terror relacionadas con epidemias mostraron más resistencia y mejores estrategias de afrontamiento a lo largo de la pandemia de COVID-19.

5. Queman calorías

Se descubrió mediante un estudio que las películas con momentos regulares de “sobresalto” tienen más probabilidades de ayudar a quemar calorías porque aumentan drásticamente el ritmo cardíaco y suben la adrenalina.

Científicos midieron la frecuencia cardiaca, el consumo de oxígeno y la producción de dióxido de carbono de algunas personas para el estudio y comprobaron que el número de calorías consumidas aumentaba durante las proyecciones. De esta forma, llegaron a la conclusión de que ver producciones de miedo puede ayudarte a quemar el equivalente calórico de una tableta de chocolate pequeña.

Las películas que más calorías queman son: El resplandor (184 calorías), Tiburón (161 calorías), y El exorcista (158 calorías).

¿Las películas de terror te siguen asustando como antes? En este artículo te contamos por qué hoy en día ya no nos provocan lo mismo que hace algunos años.

6. Mejoran la actividad del cerebro

Cuando vemos una película de miedo, el cerebro libera sustancias químicas como dopamina, serotonina y glutamato. Estas ayudan a activar las células cerebrales, lo que mantiene tu mente activa y te hace estar más concentrado y alerta durante un breve período. Esta actividad también significa un ejercicio de atención plena que favorece al cerebro.

7. Ayudan a superar fobias y miedos

Las películas de terror basadas en hechos verídicos pueden ayudarnos a superar nuestros miedos en la vida real, ya que, al verlas, nos resulta más fácil imaginarnos en la posición de los personajes. Este género despierta los sentidos contra el peligro, por lo que, después de ver una producción de este tipo, nada en el mundo real parece tan terrorífico como los demonios de la cinta.

No te pierdas este artículo sobre acontecimientos de películas de terror que realmente ocurrieron.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas