Compañeros de salón de un joven que llegó a su nuevo hogar en patera le hicieron un regalo conmovedor

Gente
Hace 1 semana

El viaje de fin de curso siempre es un momento especial, pero para Saikouba Darboe, de 18 años, significó mucho más. Hace tres años, este valiente joven llegó a Canarias en patera, dejando atrás su vida en Gambia. Ahora, gracias a la solidaridad de sus compañeros del Colegio Jaime Balmes en Gran Canaria, está a punto de vivir una experiencia inolvidable.

Saikouba Darboe, de 18 años, no se imaginaba la sorpresa que le tenían preparada sus compañeros de clase. Entre todos, reunieron dinero para financiar su viaje de fin de curso. Hace unos años, cuando tenía solo 15, atravesó el Mediterráneo en patera. Ahora, acaba de terminar 4º desecundaria en el colegio Jaime Balmes en Gran Canaria, donde se ha estado organizando el viaje de fin de curso durante meses.

"No podía pagarlo", comenta uno de sus compañeros a los medios. Por esta razón, decidieron, junto con los profesores y algunos padres, recaudar fondos para ayudarlo. Saikouba llegó a Canarias hace tres años, dejando atrás su vida y familia en Gambia. Su objetivo al venir a España era trabajar y enviar dinero a sus padres.

Al ser menor de edad, Saikouba no fue acusado de manejar la barcaza, a diferencia de otros niños que llegan a las islas. Fue trasladado a un centro en Gáldar y posteriormente enviado a otra ONG. Este recorrido lo llevó finalmente al Colegio Jaime Balmes en la capital de Gran Canaria.

Este colegio recibe a estudiantes migrantes y los integra en el sistema de protección para apoyar su futuro, un futuro que para muchos puede parecer desalentador. No obstante, el joven Darboe tuvo la fortuna de encontrarse con compañeros solidarios que no lo dejaron atrás en esta importante etapa de su adolescencia.

El próximo 26 de junio, Saikouba podrá viajar con todos sus compañeros para celebrar el fin de curso. En el colegio, Beatriz Galván, profesora de Saikouba, comenta que las clases funcionan "como una familia. Somos una familia y en las familias hay de todo. Hay gente de izquierdas y de derechas y no los vas a despreciar", explica.

Cuando Saikouba recibió la noticia, todos sus compañeros gritaron: "¡Sorpresa!". Visiblemente emocionado, leyó el resto del mensaje en la pizarra. Sus compañeros le informaron que no se quedaría atrás y que preparara su maleta porque se iría con ellos al viaje de fin de curso. "Esperamos que te guste y que te lo pases muy bien con nosotros", le dijeron. Saikouba no sabía qué decir. "Te queremos, Saikouba".

Imagen de portada InformativosTvc / YouTube

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas