Hábitos que revelan que eres pobre o que creciste en la pobreza

Curiosidades
hace 6 meses

Pareciera que tomamos la mayoría de nuestras decisiones en piloto automático. Esto se debe a un comportamiento habitual que probablemente se formó durante la infancia. Se trata de hábitos que ni siquiera decidiste aceptar. Por más que no hayas crecido sin dinero, podrías estar enviando ese mensaje al mundo. Por ejemplo, ¿te esfuerzas por alcanzar el éxito sin importar el costo? Parece admirable, ¿pero realmente lo es? Esta es mi lista:

N.° 1
Comprar regalos caros

El sentimiento de pobreza puede perseguir a una persona toda la vida, incluso si ahora tiene dinero. A menudo se avergüenzan de su falta de dinero y, para demostrar que su economía está bien, llenan a los demás con regalos caros, cosas que nunca se comprarían.

N.° 2: Ser impulsivo

Invertir en empresas y emprendimientos poco confiables suele ir de la mano con una mentalidad de pobreza. Estas personas piensan inconscientemente que no tienen nada que perder y se empecinan en hacer esa gran inversión que las volverá ricas rápidamente. No es que invertir sea malo: ¡muchas personas financieramente exitosas lo hacen! Pero ellas calculan los pros y los contras, no se manejan de forma impulsiva. Además, sus inversiones no las dejan sin dinero, ¡esa es la diferencia!

N.° 3: Guardar comida caducada

Las personas con una educación pobre pueden haber sufrido la escasez de comida. Por eso, cuando son adultos, no se atreven a tirarla, incluso si está caducada. Este comportamiento también puede extenderse a otras áreas de la vida. Es posible que conserven cosas que otros consideran basura (una vieja bicicleta rota, ropa que ya no les queda bien o que está manchada, etc.). Cuando has vivido una vida con pocas posesiones materiales, es difícil desprenderse de lo que tienes.

N.° 4: Gastar dinero rápidamente

En cuanto tu cheque llega al banco, desaparece antes de que pueda ponerse cómodo. ¿Te resulta familiar? Las personas de mentalidad pobre gastan su dinero lo más rápido posible porque, en el fondo, tienen miedo de que desaparezca. Ni siquiera se dan cuenta de que lo hacen: es algo instintivo. En lugar de pensar cómo administrar bien el dinero o ponerlo en una cuenta de ahorros, hacen cosas como...

N.° 5: Hacer compras innecesarias

Las personas que han crecido en una situación económica difícil no suelen saber mucho de planificación financiera. Es decir, ¡no puedes decidir qué hacer con tu dinero extra cuando no tienes dinero extra! Cuando crecen, esto suele traducirse en hacer compras innecesarias sin pensar en las consecuencias. Quieren demostrar a la sociedad que ya no son pobres. Un buen ejemplo es pedir un préstamo para comprar aparatos y accesorios que no necesitas. Las personas verdaderamente exitosas rara vez malgastan el dinero en artículos caros; cuando gastan a lo grande, es por obligación, ¡como para invertir!

N.° 6: Sentirte culpable por las cosas gratis

Las personas que crecieron en familias de bajos ingresos se sienten ofendidas o avergonzadas cuando alguien les ofrece algo gratis. Pueden considerarlo como un reconocimiento de su pobreza por parte de otras personas. “Toma, come gratis a costa de la empresa, porque eres pobre”. Obviamente esa no es la intención, pero pueden tomárselo así debido a sus complejos personales. Los pobres prefieren pagar por algo porque quieren demostrar al mundo que pueden permitírselo. ¿Ya ves un patrón aquí?

N.° 7: Evitar los pagos automáticos

Las personas que han crecido sin dinero no pueden ni imaginarse que les quiten sus fondos sin que ellas lo sepan. Eso no quiere decir que no se ocupen de sus pagos, pero prefieren presionar físicamente el botón de “Pagar” ellas mismas. Quieren tener el control de quién se lleva su dinero y cuándo. Además, pueden tener miedo de necesitar ese dinero para otra cosa, como una emergencia. Por eso también tienden a hacer los pagos a último momento.

N.° 8: Conformarte con un trabajo que no te gusta

Una persona que se ha criado en la pobreza trabajará en cualquier lugar, siempre que le paguen. Hasta podría dominar una profesión que no la apasione. En gran medida, esto se debe a que los padres desean desesperadamente que sus hijos se hagan ricos, así que eligen profesiones prometedoras para ellos de antemano, ¡por más que al niño no le gusten! Pero, ¿cómo puedes alcanzar el éxito en un campo que no soportas? Podría tener que ver con...

N.° 9: La eterna búsqueda de dinero

“Éxito” no necesariamente significa “riqueza”, aunque es bueno que vayan de la mano. Para una persona, el éxito es tener una familia feliz y sana; para otra, es convertir su pasión en su profesión. Pero, para los de mentalidad de pobreza, el éxito significa mucho dinero y cosas caras. Quieren ser ricos y hacen cualquier cosa para conseguirlo. Lo triste es que se vuelve muy difícil cuando esto no coincide con tus gustos...

N.° 10: Procrastinar

Esta es la trampa: la búsqueda de riqueza rápida puede llevar a la gente a la procrastinación, ¡y nunca ganarás dinero si no haces nada! Es posible que estas personas se quejen mucho o que se cansen de esperar el día en que tengan millones en el banco. Y si a esto le añadimos que no les apasiona su trabajo, ¡es difícil motivarse cada día!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas