Cuándo el dolor de la menstruación ya no es “normal” y hay que preocuparse

Mujer
hace 10 meses

Para muchas mujeres, es normal tener dolor durante la menstruación, pero no debería ser así, y menos cuando son dolores frecuentes e insoportables que impiden hasta levantarse de la cama. Estos casos pueden esconder una endometriosis u otros problemas que deben ser diagnosticados a tiempo. Por ello, debemos estar atentas a los síntomas y, de ser posible, hacerse chequeos generales con un médico especialista.

A qué se deben los cólicos menstruales

Los cólicos menstruales, también conocidos como dismenorrea, afectan a un 84 % de las mujeres. Para algunas, el dolor en la parte inferior del abdomen es una simple molestia, pero, para el 25 % de las mujeres, los cólicos pueden ser lo suficientemente intensos como para interferir con sus actividades cotidianas y necesitar tomar medicamento para el dolor.

Normalmente, el dolor que acompaña la regla es causado por altos niveles de una hormona llamada prostaglandina que provoca las contracciones en el útero. Estos cólicos comienzan entre uno y dos días antes del periodo y persisten unos cuantos días más durante la menstruación.

Cuándo consultar a un médico

Existe la idea errónea de que todo dolor durante la regla es normal, pero no es así. Ante dolores intensos que te hacen faltar al trabajo o a la escuela se recomienda ver a un ginecólogo. Otros signos que requieren de atención médica incluyen diarrea y náuseas o un intenso dolor pélvico sin estar menstruando. Además, hay que revisarse cuando persisten los síntomas de infecciones como fiebre, dolor pélvico severo o repentino, flujo vaginal maloliente, entre otros.

Qué es la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta al 10 % de mujeres y niñas en edad reproductiva. Ocurre cuando un tejido similar al revestimiento del útero, conocido como endometrio, crece en otras partes del cuerpo, como ovarios, intestino, vejiga, entre otros. Esto conduce a una inflamación crónica y dolor severo en la pelvis, especialmente durante los períodos menstruales.

Quien padece endometriosis puede presentar síntomas como sangrado menstrual abundante o sangrado entre períodos, infertilidad, dolor durante las relaciones sexuales, incomodidad al orinar, dolor de espalda baja durante el ciclo menstrual, náusea, fatiga, ansiedad, depresión, entre otros. Por ello, es importante hacerse exámenes ginecológicos regulares para un diagnóstico temprano.

Cuidados y tratamiento

Hay tratamientos para controlar la enfermedad, pero aún no existe una cura. Existe una amplia gama de medicamentos para ayudar con el dolor. También, hay procedimientos de fertilidad para aquellas mujeres con dificultades para quedar embarazadas debido a la endometriosis. A veces, la cirugía se usa para eliminar las lesiones, adherencias y tejidos dañados, pero esto dependerá de cada individuo.

Los mejores y peores alimentos para una persona con endometriosis

La comida juega un papel importante para ayudar a tu cuerpo a combatir la inflamación y equilibrar las hormonas. Una dieta adecuada para reducir significativamente los síntomas de la endometriosis incluye:

  • fibra: para evitar el estreñimiento y reducir niveles altos de estrógeno;
  • grasas “buenas”, como Omega 3,: por sus propiedades antiinflamatorias;
  • magnesio: como relajante muscular para disminuir los cólicos menstruales;
  • zinc: para regular el ciclo menstrual y balancear las hormonas.

Ciertos alimentos pueden empeorar el dolor de la endometriosis al aumentar la inflamación o los niveles de estrógeno. Por ello, se recomienda evitar o limitar el consumo de:

  • cafeína;
  • bebidas alcohólicas;
  • alimentos y bebidas azucarados.

El ciclo menstrual es un proceso natural que ocurre en el cuerpo femenino, por ello es importante conocer más sobre el tema.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas