Genial

15 Descuidos que tuvieron los cineastas, pero ni siquiera nos dimos cuenta

Las meteduras de pata casuales y los errores técnicos se pueden encontrar en casi todas las películas. Y esto es comprensible: no siempre es posible prever la aparición accidental en el encuadre de un técnico o una cámara reflejada en el cristal. A veces, este tipo de errores muestran detalles poco cuidados. Por ejemplo, en Piratas del Caribe, simplemente faltaron pequeñas comprobaciones sobre la historia de Singapur, pero no por ello nos gusta menos la película.

Genial.guru decidió volver a ver sus obras cinematográficas favoritas y encontrar los errores que se percibieron solo cuando la cinta fue vista un millón de veces y con lupa, pero ahora se detectan cada vez que se visualiza.

  • El novio de Rose contempla con admiración al Titanic, en el que le espera este trágico viaje, y por lo visto ni siquiera sabe que la construcción inacabada de esta nave gigante está a sus espaldas.

  • Mira lo espectacular que se ve Luke Skywalker dispersando a sus atacantes en la famosa batalla en las arenas de Tatooine en El regreso del Jedi. Ni siquiera necesita tocarlos, ¿tal vez el secreto esté en la Fuerza que lo acompaña?

  • Por supuesto, los personajes en el desarrollo de la trama deben estar sujetos a cambios. Pero a veces estas transformaciones son del todo sorprendentes (y además, reversibles): en Duro de matar 2, un hombre de piel oscura se inclina para agarrar un sobre y, cuando lo sube, su mano ya es de otro color. Al levantarse, ya es otra vez él mismo.

  • En esta escena no hay ningún descuido visual, pero sí un error grave con respecto a los datos. El pirata Sao Feng saluda al capitán Barbossa diciéndole: “Bienvenido a Singapur”. Pero este puerto se conocerá con el nombre de Singapur solamente a partir del año 1819, tras firmar un acuerdo con los británicos. En Piratas del Caribe, los acontecimientos se producen unos 100 años antes, cuando el puerto todavía se llamaba Temasek.

  • Por lo visto, el hermoso vampiro de Crepúsculo tiene una piel tan fría que la chica que estaba delante de él se quedó helada y en el siguiente encuadre apareció ya con un gorro (el mismo Edward habría envidiado tanta velocidad). Además, también cambió la forma de su cabello.

  • En su defensa, el equipo de rodaje no está conformado por vampiros, como para que no se vean reflejados en el cristal. Aquí no hay nada que hacer, es un error típico que se produce en muchas películas.

  • A los espectadores se les ofrece otro ejercicio de atención. No todos percibirán la diferencia de un solo dígito en la matrícula del auto de los delincuentes en diferentes encuadres. Por ejemplo, los creadores de la película Mi pobre angelito no se dieron cuenta.

  • La familia de Kevin debió haber previsto que se marcharían de viaje a París sin su hijo menor. ¿De qué otra manera se puede explicar la desaparición de la foto de Kevin de la pared, donde colgaba al comienzo de la película? Se la llevaron con ellos para no extrañarlo tanto, sin duda.

  • Nos adentramos en el mundo de la magia, es decir, en la película Harry Potter y la piedra filosofal, y aquí es imposible no enfrentarse a la dura realidad. La maleta en la que se encuentran las bolas hechizadas (incluidas las Bludgers, contra una de las cuales Oliver Wood lucha en la escena) tenía que sacudirse por razones mágicas. Sin embargo, vemos que está apoyada sobre un mecanismo misterioso, propio de los muggle, que la hace moverse.

  • En el momento de su muerte, James Potter, a quien ve Harry ve en el espejo de Oesed, tenía tan solo 21 años, pero la lucha contra Lord Voldemort obviamente le pasó factura. De hecho, los actores que interpretaron a los padres de Harry eran mucho mayores que sus personajes, pero se sospecha que esto fue una decisión deliberada. Para los niños que se convirtieron en los principales espectadores de la primera película de la saga habría sido extraño ver a dos jóvenes de 20 años como padres de un chico de su edad.

  • Bueno, si en esta escena de la segunda película sobre el niño mago no hubieran usado un pájaro falso, sino un búho de verdad, el animal realmente podría haber sufrido por la colisión contra la barrera. Así que, aquí, estamos del lado de los defensores de animales.

  • Hermione, la fiel amiga de Harry, decidió compartir su toalla con el protagonista que se congeló bajo el agua. Pero en la siguiente escena vemos que, tanto el chico como la chica, están envueltos cada uno con su propia toalla. ¿Qué sucedió: es un error o un ejemplo de amistad solidaria y desinteresada?

  • No es de sorprender que los aficionados de la serie Sherlock a veces también quieran probar a meterse en la piel de un detective. Por ejemplo, en esta escena es fácil notar que John teclea con esmero, no en un blog, sino en una foto de este.

  • El diseño de las suelas de los zapatos de los antiguos romanos en la película Gladiador se ve bastante moderno.

  • Y en los días calurosos, los antiguos romanos, normalmente, acudían a las gradas llevando consigo botellas de agua de plástico.

¿Con qué frecuencia te fijas en este tipo de errores viendo películas? ¿Estás de acuerdo con que estos pequeños detalles no ensombrecen una buena obra cinematográfica, sino que la hacen más viva?