Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Prendas y accesorios que el cine convirtió en verdaderos íconos populares

9-26
47k

A los largo de los años, el cine nos ha brindado entretenimiento, grandes historias, actuaciones, bandas sonoras inolvidables, a tal punto que es imposible imaginar nuestras vidas sin la existencia de las películas. Gracias a ellas, nuestro mundo se ha llenado de escenas memorables y frases que forman parte de nuestra vida cotidiana. Y no solo eso: las películas también nos han dejado prendas de vestir que se han vuelto icónicas para la cultura pop e, incluso, algunas de ellas han llegado a convertirse en moda.

Genial.guru preparó un listado con 15 prendas que el cine ha vuelto célebres y que, seguramente, todos nuestros lectores reconocerán en un golpe de vista.

1. El traje amarillo de Bruce Lee

El traje amarillo que luce Uma Thurman en Kill Bill, y que se ha transformado en todo un ícono del cine, es, en realidad, un homenaje a Bruce Lee, que usa un traje similar en El juego de la muerte, la película que el astro de las artes marciales se encontraba rodando cuando murió trágicamente. Como el público asiduo a sus películas era mucho menor que el de los fanáticos de Tarantino, no alcanzó la repercusión (ni en críticas ni en número de espectadores) que la venganza de la novia de Bill obtuvo en el mundo; por ello, podemos afirmar que el traje amarillo se transformó en ícono gracias a Kill Bill.

2. El traje, el sombrero y los anteojos negros de Los Hermanos Caradura

En 1980, la película del dúo cómico y musical Los Hermanos Caradura, formado por John Belushi Dan Aykroyd, inició el camino que la convertiría en una película de culto. John y Dan lucían indumentaria que, para la época, podía considerarse anticuada. Sin embargo, ellos, al incorporar los lentes oscuros y su impronta alocada y rebelde, la volvieron parte del mundo del rock. Hablamos del traje negro, el sombrero y los antejos oscuros, que ya son todo un ícono del cine.

3. Los calzoncillos con tirantes de La naranja mecánica

Dirigida por Stanley Kubrik y estrenada en 1971, La naranja mecánica, más allá de las críticas positivas que obtuvo, generó polémicas por sus escenas de violencia. Sin duda, se trataba de una cruda crítica social que despertó fanatismo, sobre todo, en el público joven. Los calzoncillos con tirantes, el sombrero y los borceguíes se convirtieron en una referencia de la contracultura.

4. La sudadera de Electrodanza

Electrodanza contaba la historia de una joven obrera que tenía el sueño de convertirse en bailarina. Tanto por la música como por la historia de amor que la protagonista vivía con el dueño de la fábrica en la que ella trabajaba, la película se convirtió en un éxito. La sudadera de amplio escote que lucía Jennifer Beals se hizo famosa entre las jóvenes y las adolescentes de la época, a tal punto que se convirtió en una moda.

5. El traje blanco de John Travolta en Fiebre de sábado por la noche

Los setenta fueron los años de la música disco, y Fiebre de sábado por la noche es, sin duda, la mejor exponente de esa moda. La historia tenía amor, rebeldía, crítica social y, sobre todo, mucha música y mucho baile. La banda sonora estaba integrada por las canciones más famosas de los Bee Gees. La escena del baile en la que John Travolta luce un traje blanco con camisa negra ha hecho que esa indumentaria se convirtiera en todo un ícono y una referencia de esos años.

6. El traje de Los cazafantasmas

Uno de los grandes éxitos de los años ochenta fue Los cazafantasmas, en cuyo guion participó uno de sus protagonistas, Dan Aykroyd, que anteriormente mencionamos como miembro de Los Hermanos Caradura. La canción de la película fue un éxito de la música pop de esos años y el equipo de trabajo que usaba el grupo de cazadores de fantasmas merece, sin dudas, ser parte de esta lista. El logo del equipo, con el fantasma cruzado por la raya roja fue tan famoso que los jóvenes de la época lo lucían en remeras y en camisas.

7. La chaqueta de Top Gun: pasión y gloria

Otro clásico de la década del 80. La película Top Gun: pasión y gloria, que convirtió a Tom Cruise en una estrella mundial, fue un éxito en su época. Una de las canciones de la banda sonora, “Take My Breath Away”, de la agrupación Berlin, fue uno de los “lentos” más famosos de la década, a tal punto que, al igual que la película, ha alcanzado la categoría de clásico. El personaje de Tom Cruise hizo que el estilo de sus lentes oscuros y su chaqueta se convirtieran en icónicos.

8. La gabardina y el sombrero de Humphrey Bogart en Casablanca

Indudablemente, Casablanca es uno de los grandes clásicos de todos los tiempos, y no es posible hablar de la historia del cine sin mencionarla. Ha dejado escenas memorables, frases que hemos escuchado miles de veces, como “Siempre nos quedará París”, o “Presiente que este es el inicio de una hermosa amistad”, “Tócala, Sam. Toca ’Según pasan los años’”. Y no solo eso: la gabardina y el sombrero de Humphrey Bogart han quedado tan unidos a él que es muy difícil pensar en esas prendas sin que nos venga a la mente la imagen del actor.

9. La camiseta sin mangas de Marlon Brando en Un tranvía llamado Deseo

La película Un tranvía llamado Deseo, basada en una obra de Tennessee Williams, es otro clásico del cine. Marlon Brando, su protagonista, se convirtió en una estrella mundial, y el atuendo que usaba, aunque sencillo, alcanzó también la categoría de ícono. Hablamos de su musculosa blanca, que le permitía a Brando exponer su físico y convertirse en un galán que no necesitaba de vestimenta lujosa para destacarse.

10. El vestido blanco de Marilyn Monroe en La comezón del séptimo año

Marilyn Monroe es una de las mujeres más icónicas de la historia del cine. Más allá de su talento como actriz, su imagen ha marcado una época. La figura esbelta y sofisticada que promulgaba Hollywood por medio de sus estrellas femeninas, a partir de Marilyn, cambiaría para siempre. Y no se puede hablar de ella sin recordar la famosa escena de La comezón del séptimo año, en la cual la falda de su vestido blanco se levantaba y dejaba expuestas sus piernas. Es, quizás, una de las escenas más icónicas de la historia del cine. Por eso, su vestido blanco debía estar incluido en este listado.

11. La chaqueta de cuero de Brad Pitt en El club de la pelea

El club de la pelea contaba una historia extraña, violenta, plagada de humor negro y de desencanto. En su momento, fue un éxito y, con los años, se ganó la categoría de clásico. El personaje interpretado por Brad Pitt era un símbolo de liderazgo, sensualidad, audacia y rebeldía. Elegir el vestuario para un personaje así debió haber sido un desafío para los vestuaristas, pero lo superaron. Y la chaqueta que usaba es otro ícono cinematográfico.

12. El pañuelo y los anteojos de Susan Sarandon en Thelma y Louise

Dirigida por Ridley Scott, Thelma y Louise fue uno de los grandes éxitos de la década del 90. La película fue considerada un emblema, y muchas mujeres vieron en las protagonistas la representación de un nuevo tipo de mujer que se rebelaba ante el sometimiento y la crueldad del mundo de los hombres. Más allá de esa lectura, que actualmente puede discutirse, lo cierto es que los dos personajes se convirtieron en un ícono del cine, y el pañuelo y los anteojos que usaba Louise se ganaron un lugar en esta lista.

13. El vestido de la princesa Leia en Star Wars: Episodio IV — una nueva esperanza

Y en este listado no podía faltar el personaje femenino de la que fuera la primera entrega de la saga de Star Wars. La princesa Leia, encarnada por Carrie Fisher, es uno de los personajes más queridos y recordados de este clásico del cine. Su particular peinado y su vestido blanco, sin dudas, son verdaderos íconos contemporáneos.

14. El traje violeta del Guasón en El caballero de la noche

Para muchos, El caballero de la noche es la mejor película de Batman de todos los tiempos, y lo cierto es que en IMDb tiene un puntaje de 9,0, lo que la ubica entre las mejores puntuadas del sitio. Sin embargo, el personaje del Guasón, interpretado por Heath Ledger, fue tan importante como Batman en la película. Su actuación fue brillante y le valió un premio Óscar póstumo en la categoría mejor actor de reparto. La demencial vestimenta del personaje es sin duda otro ícono del cine y de la cultura popular.

15. El vestido de Natassja Kinski en Paris, Texas

Escrita por Sam Sheppard y dirigida por Win Wenders, Paris, Texas es una de las grandes películas de la historia del cine. Profunda y ascética, la historia de “Travis”, el extraño hombre que aparece perdido en el desierto después de haberse alejado por años de su familia, es uno de los grandes clásicos del cine universal. El vestido que utiliza Natassja Kinski en la desgarradora escena final es todo un ícono del séptimo arte, sobre todo para los cinéfilos de todo el mundo.

¿Cuál de todos estas prendas es, para ti, la más icónica de la cultura popular? ¿Has usado alguna de ellas para asistir a una fiesta de disfraces? ¿Tienes una foto para compartirla con nosotros? Por favor, cuéntanos en los comentarios.

9-26
47k