Genial
Genial

9 Detalles en “The Crown” que ni siquiera los fans más fervientes pudieron dejar pasar

Ser guionista de una serie de televisión no es tarea para cualquiera; sobre todo cuando se es responsable de retratar la historia de la Corona británica, como en The Crown. La serie acompaña a la reina Isabel II en las distintas etapas de su vida. Y, aunque tiene un aire de biografía, termina utilizando la licencia poética para hacer las cosas más interesantes y dramáticas.

1. El encuentro entre la princesa Ana y el príncipe Carlos con Andrew y Camilla Parker Bowles

En The Crown, es retratado como si la princesa Ana y el príncipe Carlos hubieran conocido a Andrew y Camilla Parker Bowles al mismo tiempo. Pero las cosas no sucedieron así. Las relaciones ocurrieron en momentos diferentes. La princesa Ana y Andrew Parker Bowles comenzaron su noviazgo en el verano de 1970, dos años antes de que Carlos y Camilla se conocieran.

2. El vestuario real no es tan así

The Crown fue reconocida por los mejores diseñadores, pero, aun así, la serie no logró ser totalmente fiel a la moda de la Corona. En la cuarta temporada, la reina Isabel usa una vestimenta militar y los fans más atentos pudieron percibir un error: los alamares son utilizados incorrectamente. La cuerda más fina que va debajo del brazo aparece amarrada a la cuerda trenzada. En realidad, debería estar amarrada a las cuerdas finas que están encima de la cuerda trenzada.

3. El encuentro entre Diana y el príncipe Carlos

La serie da a entender que Carlos vio a Diana por primera vez cuando el entonces príncipe fue a visitar a Lady Sarah Spencer, con quien salía. Diana estaba vestida con un disfraz para una obra escolar. Pero puede que ese primer encuentro no haya sucedido de esa forma. La primera vez que ellos realmente se vieron fue en 1977, cuando Carlos visitó la propiedad de la familia Spencer para ir de cacería: “Recuerdo que pensé que era una joven de 16 años, alegre, divertida y atractiva. Quiero decir, muy divertida, llena de vida y todo eso”, según las palabras del ahora monarca.

4. Noticiero

En la tercera temporada, vemos a la reina mirando un noticiero en la televisión sobre el viaje de la princesa Margarita a los Estados Unidos. Sin embargo, eso no habría sido posible para la época, ya que ese tipo de contenido era exhibido solo en los cines.

5. La ropa de la princesa Alicia de Grecia en la boda de Felipe

Durante la boda de Isabel y Felipe, la serie retrata a la madre de él, la princesa Alicia, usando un hábito. No obstante, tal y como muestran las imágenes tomadas el día de la ceremonia, Alicia estaba vestida con un vestido y un sombrero, es decir, no llevaba nada de sus ropas de monja.

Otro dato que no significa un gran impacto para la serie es que el verdadero Sir Winston Churchill era considerablemente más bajo que el actor que lo interpretó, John Lithgow, que mide 1,93 m de altura, a diferencia de Churchill, que medía 1,68 m.

6. Venetia Scott es solo un personaje

Venetia Scott, interpretada por Kate Phillips, tiene un papel de bastante importancia en uno de los episodios de la primera temporada, volviéndose el centro de debate sobre la polución que hay en Londres, Inglaterra. Todavía no existe ninguna fuente que confirme la existencia de esta mujer; es decir, ella es solamente un personaje ficticio.

7. Diana y el problema con la etiqueta real

En la serie, vemos a Diana teniendo algunos problemitas con la etiqueta real cuando llega al Palacio de Buckingham. Se ve que ella se esfuerza por recordar el orden correcto de las reverencias a los miembros de la familia real y cómo dirigirse a ellos formalmente. Pero eso parece poco probable, ya que la joven creció entre la realeza.

8. Saludo real

La serie normalmente presenta a Carlos haciendo una reverencia a su madre, la reina Isabel II. Sin embargo, podemos ver en imágenes y videos que él acostumbraba darle dos besos en las mejillas y, después, un beso en la mano.

9. Actrices diferentes, ojos diferentes, la misma reina

Durante la serie The Crown, seguimos la vida de la reina Isabel II y, conforme pasa el tiempo, diferentes actrices se turnan en el papel. En la primera etapa, Claire Foy fue la interpreté. Después, fue el turno de Olivia Colman. Pero, hay una diferencia sutil que las separa: los ojos. La primera tiene ojos azules, al igual que la reina, mientras que la segunda tiene ojos de color café.

El equipo intentó utilizar lentes de contacto, pero afirmaron que habría cambiado toda la actuación de la actriz. La tecnología gráfica también habría quitado naturalidad. “Hacer CGI (imagen generada por computadora) en sus ojos parecía disminuir lo que ella estaba haciendo”, contó el director Ben Caron.

¿Crees que todo lo que sucede en la serie The Crown es fiel a la verdadera historia? ¿Cuál de todos los personajes es tu favorito y por qué?

Genial/Arte/9 Detalles en “The Crown” que ni siquiera los fans más fervientes pudieron dejar pasar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos