Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Cómo se ven los escritores cuyos libros fueron la base de películas y series con gran audiencia

¿Te has fijado alguna vez en que sabemos mucho sobre los actores que participan en las películas populares y casi nada sobre los escritores gracias a quienes se ruedan las versiones de estas grandes obras cinematográficas? No en vano, son personas destacables y talentosas, con una vida y un destino interesante que bien podría servir para escribir más de una novela.

Genial.guru decidió descubrir qué apariencia tienen los autores de los libros más vendidos que cobraron vida en la gran pantalla. Resultó que el creador de la novela que sirvió de base para la serie Miracle Workers, Simon Rich, tiene tan solo 35 años, y la novela de suspenso Perdida fue escrita por la encantadora Gillian Flynn.

1. La saga Crepúsculo, Stephenie Meyer

Adaptaciones a la pantalla: Crepúsculo (2008), Crepúsculo la saga: Luna Nueva (2009), Crepúsculo la saga: Eclipse (2010), Amanecer: Parte 1 (2011), Amanecer: Parte 2 (2012).

Stephenie es una ama de casa común y corriente y madre de 3 hijos. Al menos, así lo era hasta que tuvo un sueño sobre una joven y un vampiro. La inspiró tanto que Meyer quiso anotarlo y más tarde convertirlo en un libro. Su obra se hizo tan popular entre los adolescentes que, con el tiempo, nació toda una serie de novelas de las que se venden millones de copias.

2. Trilogía Cincuenta sombras, E. L. James

Adaptación a la pantalla: 50 sombras de Grey (2015), 50 sombras más oscuras (2017), 50 sombras liberadas (2018).

E. L. James es el seudónimo de Erika Leonard, una ama de casa que adoraba la literatura erótica y la serie de libros de Crepúsculo. Más tarde, ella comenzó a escribir fanfiction sobre ellos, y finalmente decidió crear una novela por derecho, que enseguida se convirtió en éxito de ventas.

3. Buenos presagios y American Gods, Neil Gaiman

Adaptación a la pantalla: American Gods (2017), Good Omens (2019)

Neil aprendió a leer a los 4 años y prefirió los libros a los juguetes. Sus escritores favoritos fueron J. R. R. Tolkien, los hermanos Arkadi y Borís Strugatski, que sin duda influyeron en su trabajo. Gaiman no solo crea novelas e historias, sino también cómics. Por ejemplo, inventó Sandman.

4. Miedo y asco en Las Vegas, Hunter S. Thompson

Adaptación a la pantalla: Pánico y locura en Las Vegas (1998).

Thompson es un escritor estadounidense y el padre del periodismo gonzo (reportero de aquello que probó y experimentó él mismo y que no se corta a la hora de emplear un lenguaje obsceno). Hunter siempre ha sido famoso por su imprudencia y osadía, por lo que siempre tenía algo sobre qué escribir. Por ejemplo, una vez intentó unirse a la banda de motoristas “Hells Angels”, una aventura que casi le cuesta la vida.

Trabajó durante mucho tiempo como corresponsal en la revista Rolling Stone y sus mejores trabajos se publicaron por primera vez allí.

5. Sexo y la Ciudad, Candace Bushnell

Adaptación a la pantalla: Sexo en la ciudad (1998-2004).

Con la esperanza de convertirse en escritora, Candace se mudó de su pequeño pueblo a Nueva York. Pero allí casi no había trabajo para ella y Bushnell a menudo estaba sin blanca. Un día, le pidieron a que llevará una columna en un periódico semanal y esto cambió por completo su vida. Comenzó a describir las situaciones típicas de Nueva York, a hablar sobre sí misma y sus amigos, y la columna se hizo popular al instante. Bushnell se dio cuenta de que esto podría convertirse en un buen libro y escribió su famosa novela.

6. El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, Ransom Riggs

Adaptación a la pantalla: Miss Peregrine y los niños peculiares (2016).

Ransom trabajó en la industria del cine durante mucho tiempo: escribía guiones y rodaba cortometrajes. A escribir un libro lo inspiró un pasatiempo. Riggs recopilaba fotografías antiguas, por las que se dejó llevar sin darse cuenta de cómo comenzó a pensar en la trama de un futuro éxito de ventas. Por cierto, ilustró su novela con fotografías de esa misma colección.

7. La serie de novelas Canción de hielo y fuego, George R. R. Martin

Adaptación a la pantalla: Juego de tronos (2011–2019).

El creador del bestseller mundial probó a escribir ya estando en la escuela: componía historias escalofriantes sobre monstruos durante las horas de clase aburridas y se las vendía a sus compañeros. Durante un tiempo, Martin enseñó inglés, escribió guiones para Hollywood, publicó pequeñas colecciones de historias... Aunque sus obras, en más de una ocasión, fueron galardonadas con premios literarios, su verdadera fama mundial le llegó con la serie de novelas sobre la lucha por el Trono de Hierro.

8. El club de la pelea, Chuck Palahniuk

Adaptación a la pantalla: El club de la pelea (1999).

Es difícil de creer, pero Palahniuk escribió durante un tiempo manuales para reparaciones de camiones. En ese momento, apenas comenzaba a desarrollar su carrera en el campo del periodismo. Después de trabajar durante 2 años, lo dejó todo y se convirtió en voluntario en un albergue para personas sin hogar y en un hospital de cuidados paliativos. Chuck transportaba a personas enfermas que ya no tenían cura a las reuniones grupales de apoyo. Palahniuk tuvo la idea de escribir novelas después de asistir a clases de escritura, a las que acudía para forjar nuevas amistades.

9. Pequeñas Mentiras (Big Little Lies), Liane Moriarty

Adaptación a la pantalla: Big Little Lies (2017).

Liane comenzó su carrera con una campaña publicitaria: componía cuentos, lemas y guiones para videos. Después de que su hermana publicase su novela, Moriarty también trató de dedicarse a escribir. Aunque no de inmediato, el éxito acabó alcanzándole: ahora se imprimen millones de copias de las obras de Liane. Por cierto, también escribe para niños.

10. 13,99 euros, Frédéric Beigbeder

Adaptación a la pantalla: 99 francos (2007).

Beigbeder es un escritor, guionista, editor e incluso actor francés. Después de graduarse en la universidad, se convirtió en un especialista en el campo del marketing y fácilmente encontró un trabajo en esta profesión. Comenzó como copywriter y luego empezó a recibir invitaciones de revistas como crítico literario.

En algún momento, Frédéric quiso mostrar el otro lado del mundo de la publicidad, lo que hizo en su novela 13,99 euros. El escandaloso éxito de la obra enseguida otorgó al autor una gran fama.

11. Eso (It), Stephen King

Adaptación a la pantalla: Eso (1990, 2017).

A pesar del hecho de que, en su infancia, Stephen era un niño muy sensible, adoraba las películas de terror y los cómics sobre el mal. Escribió su primera historia cuando tenía 7 años de edad y desde entonces su proceso creativo no ha cesado. King decidió ganar dinero escribiendo, pero durante mucho tiempo nadie quiso publicar al joven autor, por lo que se vio obligado a trabajar en una fábrica de tejidos y en una lavandería.

Un día, su esposa lo persuadió para que terminase la novela Carrie, la cual había tirado a la papelera, perdiendo completamente la fe en su talento. Para sorpresa de Stephen, el libro no solo se publicó de inmediato, sino que a los lectores les gustó. Más tarde, escribió su segunda exitosa novela, El resplandor. A día de hoy, King ha escrito ya más de 200 relatos y alrededor de 60 novelas, y el número de adaptaciones a la pantalla ha superado las 80 desde hace mucho.

12. El cuento de la criada, Margaret Atwood

Adaptación a la pantalla: El cuento de la criada (2017).

Margaret decidió que definitivamente se convertiría en escritora todavía siendo una adolescente. Su colección de poemas, que publicó cuando tenía 21 años de edad, recibió la medalla E. J. Pratt. Más tarde publicó varias novelas, pero se hizo verdaderamente famosa tras escribir El cuento de la criada. Su obra, de inmediato, se convirtió en un éxito de ventas, no solo fue llevado a la pantalla, sino que también se hizo un ballet e incluso una serie basada en ella. Por cierto, Margaret obtuvo un papel secundario en esta: interpretó a una de las “tías”.

13. Escoria, Irvine Welsh

Adaptación a la pantalla: Filth (2013)

En su juventud, Welsh fue el cantante principal de varias bandas de punk y un verdadero vividor. Fue arrestado en más de una ocasión por perturbar el orden público y por actos de vandalismo. En algún momento, se dio cuenta de que si no cambiaba su vida, caería a lo más hondo. Entonces, Irvine consiguió un trabajo como agente de bienes inmuebles y este momento fue crucial para él: los días de trabajo le parecían tan insoportables que, por aburrimiento, comenzó a escribir. Sorprendentemente, la primera novela autobiográfica del autor desconocido, Trainspotting, enseguida se convirtió en un éxito de ventas mundial.

14. The Notebook Un paseo para recordar, Nicholas Sparks

Adaptación a la pantalla: Un amor para recordar (2002), Diario de una pasión (2004).

Su primera novela, el futuro autor de grandes éxitos de venta, la escribió estando en la universidad, aunque nadie quería publicarla. Entonces, Nicholas comenzó a buscar un empleo más estable. Trabajaba como agente de bienes inmuebles y vendedor por teléfono, y más tarde incluso se mudó a otra ciudad y se convirtió en farmacéutico.

Dedicaba todo su tiempo libre a su novela The Notebook, que ya en la primera semana de ventas encabezó la lista de los libros más vendidos por The New York Times. Pero Sparks se convenció finalmente de su talento solo después del lanzamiento del igualmente exitoso Mensaje en una botella.

15. Orange Is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres, Piper Kerman

Adaptación a la pantalla: Orange Is the New Black (2013).

Piper no planeaba convertirse en escritora hasta que ella acabó en prisión. Lo sucedido influyó en toda su vida y quiso contar su terrible experiencia al mundo. Kerman publicó sus memorias por las cuales 3 años más tarde acabó rodándose la serie. Ahora es miembro de una asociación de mujeres en prisión y da clases de escritura en instituciones correccionales.

16. Perdida Heridas abiertas, Gillian Flynn

Adaptaciones a la pantalla: Perdida (2014), Heridas abiertas (2018).

En su infancia, Gillian adoraba leer obras de terror y soñaba con convertirse en reportera de sucesos: escribir sobre crímenes impactantes e investigar casos complicados. Al crecer, se dio cuenta de que no podía hacer frente a tal profesión y comenzó a trabajar para la revista Entertainment Weekly, donde fue columnista de películas, series de televisión y libros.

Gillian, aun así, consigue investigar crímenes misteriosos, pero no en la vida real, sino en las páginas de sus libros. Su primera novela, Heridas abiertas, se convirtió de inmediato en un éxito de ventas mundial y recibió buenas críticas y alabanzas del mismísimo Stephen King.

17. What in God’s Name, Simon Rich

Adaptación a la pantalla: Miracle Workers (2019)

Simon es humorista, guionista y escritor estadounidense. Después de graduarse en la universidad, durante 4 años compuso bromas para el programa Saturday Night Live, que emite la NBC. Tiene solo 35 años y ya ha logrado escribir un par de novelas y publicar varias colecciones de relatos.

Y tú, ¿qué opinas de las adaptaciones a la pantalla de las novelas populares? ¿Son capaces de competir con un libro?

Compartir este artículo