8 Detalles que hacen que la ropa cara parezca barata

La famosa frase “No somos tan ricos como para comprar cosas baratas” se ha atribuido a varios personajes famosos, desde el dramaturgo Bernard Shaw hasta la diseñadora de moda francesa Madeleine Vionnet. Esta describe una falsa economía, ya que las cosas baratas fallan rápidamente y necesitan ser reemplazadas. Pero incluso esa táctica no siempre funciona, por lo que se produce una situación muy desagradable: compras ropa cara y algún detalle insignificante en ella destruye todo el glamur. El resultado: el dinero se va por el desagüe y no tienes un aspecto presentable.

En Genial.guru no queremos llegar a esa situación, así que revisamos los puntos que podrían delatar la baratura de la ropa y decidimos tomárnoslos en serio.

1. Cinturones elásticos

Los cinturones alrededor de la cintura pueden resultar elegantes si son finos, de cuero y minimalistas. La elección de este accesorio conlleva una serie de reglas tácitas, y para la mayoría de los looks, ya sea un vestido, unos jeans o una chaqueta, basta con una versión de 1 a 5 cm. Pero un cinturón elástico ancho es todo lo contrario a lo que se puede llamar un accesorio caro. No solo tiene un aspecto barato, sino que además es completamente impráctico: después de algún tiempo puede estirarse y lucir descuidado. Los amantes de la moda recuerdan que los cinturones anchos eran muy populares en 2006, pero afortunadamente se han ido abandonando en la última década.

2. Botones grandes de plástico

Muchos expertos afirman que los botones grandes y de baja calidad fabricados con plástico barato pueden convertir incluso la ropa más de moda en un trapo antiestético.

  • Una vez cambié los botones de una falda de Amazon y mucha gente empezó a preguntarme si era de Chanel. El secreto era que había sustituido los sencillos botones de plástico de color beige por unos dorados de perlas con borde metálico. © Rachel L. Kennedy / thekennedycurate.com

3. Etiquetas desprolijas

Los fabricantes de ropa suelen utilizar las etiquetas como forma de mostrar la actitud de la empresa hacia el medioambiente y los clientes. Pueden llevar el logotipo o el eslogan de la compañía. Algunas marcas incluso añaden chistes divertidos o deseos en ellas.

Por eso, las etiquetas desprolijas delatan inmediatamente la baratura de la prenda: si son demasiado grandes o están hechas de un material de baja calidad, pueden sobresalir por debajo de la ropa o agrietarse con el paso del tiempo, lo que no añadirá pulcritud al aspecto.

4. Cremalleras frágiles

Sabina Jacobs, experta en autentificación de artículos de lujo, afirma: “Las cremalleras son un gran indicador de si una prenda es una falsificación o un artículo de marca genuino. Por ejemplo, las cremalleras de los productos auténticos llevan su marca (las de Balenciaga tienen la letra B, las de Dior dicen DIOR, y en las de Gucci se lee GUCCI en la parte posterior). Y con respecto a su calidad, se cierran y abren con suavidad, sin tirones”.

5. Las aberturas en el pecho de la blusa, entre los botones

Si llevas una blusa y ves que se hincha en el pecho y deja ver lo que no debería ser visible, hay dos posibilidades. La primera es que simplemente hayas tomado la talla equivocada, y la segunda es una falla en la tecnología de costura. Los fabricantes simplemente ahorraron dinero en el material y cosieron mal los botones.

6. Bolsillos que se transparentan por debajo de la tela

En el mundo actual, los fabricantes intentan ahorrar dinero en todo. Y ahora, aunque encuentres ropa de lana, seda o algodón 100 %, la tela puede ser de baja calidad, lo que significa que es delgada y transparente. Los bolsillos que se transparentan por debajo pueden delatar la baratura del material.

7. Discrepancia de dibujos en las costuras

En una prenda de alta calidad, el estampado (a cuadros o a rayas) debe coincidir en las costuras. Pero si todos los fabricantes empezaran a producir la ropa de esta manera, tendrían que gastar kilómetros de tela “extra”, lo que afectaría a su precio. Así que, para ahorrar dinero, la tela se corta como viene, y nosotros tenemos que usarla así como quedó.

8. Costuras que no coinciden con el color del bolso

La calidad de un bolso de cuero puede determinarse por el color del hilo con el que se cosen las piezas. En el libro Técnicas de control de calidad: el departamento de corte de cuero hay un punto claro: el mismo color de todos los componentes puede añadir elegancia a un producto. Los fabricantes de accesorios baratos no prestan atención a estas “pequeñas cosas” y, como resultado, el producto tiene un aspecto poco presentable.

¿En qué te fijas cuando compras ropa? Comparte tus secretos.

Compartir este artículo