Genial
Genial

17 Plantas que son fáciles de cuidar y con las que puedes decorar tu hogar (ideales para los que tienen poco tiempo)

Son varias las personas que buscan mejorar los espacios con bellas plantas, pero sin que estas exijan muchos cuidados. Podría interesarte saber que hay un gran número de cultivos de diferentes tamaños y colores de fácil mantenimiento, con los que puedes decorar espacios internos y externos del hogar. Algunos exigen poca agua, exponerlos a la luz por algunas horas al día o simplemente dejarlos a la sombra. Y lo mejor de todo es que las plantas mejoran la armonía de nuestro hogar, por lo que tenerlas debería ser un gusto que no demande tantas preocupaciones.

Genial.guru elaboró una selección de 17 plantas con las que puedes decorar cualquier espacio del hogar y que, además de ser hermosas, son muy resistentes y fáciles de cuidar.

1. Crassula ovata o árbol de Jade

La Crassula ovata o árbol de jade es una planta suculenta de brillantes y carnosas hojas de color verde. Sus atenciones son mínimas, pero exige una exposición al Sol entre 4 y 6 horas a diario. A pesar de tolerar los cambios climáticos, se sensibiliza con el exceso de agua. Por eso, se recomienda regarla solo cuando el sustrato esté seco en su totalidad. Puede permanecer dentro y fuera de la casa o departamento, tanto en un macetero como en el suelo.

2. Lirio de la paz

El lirio de la paz, cuna de moisés o espatifilo es una planta que puede vivir por muchos años con atenciones mínimas, ya que solo debe ser regada 2 veces a la semana o cuando la tierra nos indique que está seca. Además, es capaz de absorber la humedad excesiva que se encuentra en el ambiente, y su única exigencia es darle mucha luz, pero no directa, y mantenerla en un ambiente donde la temperatura oscile entre 18 y 25 °C. Bajo esa premisa, florecerá constantemente de primavera hasta otoño.

3. Monstera deliciosa o cerimán

La Monstera deliciosa es una planta de grandes y sobresalientes hojas verdes que no siente agrado por el Sol directo, pero sí por la humedad en sus hojas (sin que se abuse de ello). Su riego es mínimo, pues no le gusta el exceso de agua. Por eso se ha convertido en una excelente opción para tener dentro de casa o en un espacio donde la luz no llegue tan directamente. Si se cultiva en el exterior, es posible obtener el fruto que emana, una especie de cono comestible que muchos dicen que sabe igual a la piña.

4. Fatsia japonica o aralia

La aralia o Fatsia japonica es una planta de ramas palmeadas conformadas por 8 lóbulos y flores verdes que forman unas umbelas blancas. Goza de mucha popularidad por su alta resistencia, lo que le permite ser cultivada dentro y fuera de casa. Es capaz de tolerar la luz y crece de manera frondosa al tener esa exposición de forma directa. Expertos en jardinería recomiendan mantenerla siempre en un lugar con sombra y regarla moderadamente.

5. Hiedra

La hiedra es una variedad capaz de aguantar la falta de luz. Por eso suele cultivarse en espacios interiores cuando es pequeña, y en el exterior después de haber crecido enormemente. Exige no dejarla frente a una ventana que reciba luz directa, pero tampoco en cuartos completamente oscuros, pues el color de sus hojas podría desvanecerse. Eso sí, debe mantenerse húmeda, por lo que requiere ser regada dos veces por semana y un espacio donde el viento no la mortifique.

6. Clivia miniata

La clivia es ideal para quien busca llenar de color su hogar. Se trata de una especie con hojas largas y carnosas, y flores naranjas, rojas o blancas que aparecen usualmente en la primavera. Sus cuidados son sencillos, pues necesita de poca luz (no rayos solares directos), siendo preferible mantenerla a la sombra, dentro o fuera de casa. Su riego debería ser cada 15 días mientras crece, pero sin excesos, porque eso podría dañarla.

7. Crisantemo

Los crisantemos son muy fáciles de cultivar, y como resultado obtendremos hermosas flores de distintas tonalidades. Al momento de adquirirlos hay que fijarse en que la planta tenga muchos capullos y que estos estén abiertos. Entre las precauciones se especifica dejarla en un espacio claro y ventilado, pero sin corrientes, y mantenerla húmeda.

8. Zamioculca

La zamioculca es considerada un vegetal resistente y de poca exigencia. Si eres de los que tiene muy poco tiempo, esta es una planta ideal. Su crecimiento puede darse en espacios iluminados o con sombra, y para un buen desarrollo se recomienda no ponerla directamente al Sol. El regadío dependerá de dónde esté ubicada. Es decir, a mayor iluminación, abundante agua, pero trata de no ahogarla.

9. Aspidistra

La Aspidistra es otra de las plantas que requiere muy pocos cuidados y es tan fuerte que algunos bromean diciendo que es perfecta para quienes consideran tener pésima mano en la jardinería. Si deseas tener una, debes tener en cuenta que puede crecer en cualquier lugar donde la pongas, tolerando incluso espacios de poca luz. Al igual que el resto de sus compañeras, es mejor no ponerla directamente al Sol, ya que este podría provocar una deficiencia en su desarrollo. No exige mucho riego y tampoco se ve afectada por eso, pero es ideal hacerlo cuando el sustrato esté seco superficialmente.

10. Bougainvillea

Este arbusto trepador puede estar cultivado en tierra (alcanzando 8 metros de altura), y en macetero, donde la floración puede llegar a ser de hasta 3 metros. Tiene la particularidad de que sus hojas son de colores, pero la flor interna es completamente blanca. Para obtener buenos resultados, es ideal mantenerla en espacios con mucha luz. Exige humedad, pero no encharcarla de agua.

11. Chamaedorea elegans o palmera de salón

Esta planta es extremadamente resistente y muy sencilla de cuidar, pues solo necesita ser regada de manera mesurada, echándole agua siempre que el abono esté seco. Lo mejor de todo es que puede adaptarse tanto a lugares oscuros como iluminados. Eso sí, siempre debemos evitar que las plantas reciban Sol directamente, porque esto podría causarles problemas irreversibles, y con la Chamaedorea elegans no es distinto. Para lograr un mejor crecimiento, conviene tenerla en un lugar donde la temperatura sea de 18 a 25 °C.

12. Hortensia

Las hortensias son hermosas plantas que agrupadas a modo de ramo crecen de manera espontánea en algunos jardines. Los colores de sus flores varían según el pH del suelo en que fueron cultivadas, pero los más comunes son el azul, rosa y blanco. Si deseas tener una de estas plantas, se recomienda mantenerla en una terraza donde reciba Sol por las mañanas (no directamente) y sombra en las tardes. Además, hay que dejarla en un sitio fresco y regarla cada día cuando esté floreciendo.

13. Agapanto

Se trata de una planta que destaca por la coloración azul o blanca de sus flores. Requiere agua 2 o 3 veces por semana y es resistente a ciertas plagas, exceptuando las babosas y caracoles. Se necesita paciencia con esta plantación, pues puede tardar hasta 2 años en florecer. Es muy resistente al exterior y a las temperaturas bajo cero.

14. “Tronco del Brasil”

Esta especie es una de las más usadas a la hora de decorar espacios interiores, ya que solo requiere agua siempre que su tierra esté seca. El “tronco del Brasil” prefiere las zonas iluminadas, por lo que se recomienda dejarla cerca de una ventana para que reciba esos rayitos de luz que tanto adora. Lo anterior también le permite crecer de forma intensa. También hay que considerar que no es amiga del frío ni de las corrientes de aire.

15. Tradescantia

Esta planta es un género dentro de las Commelináceas conformado por 75 especies. Las más comunes son: Tradescantia zebrina, Tradescantia fluminensis, Tradescantia pallida, Tradescantia albiflora, Tradescantia spathacea, Tradescantia sillamontana, Tradescantia brevicaulis, Tradescantia multiflora y Tradescantia virginiana. Es un cultivo que puede servir para espacios interiores y exteriores, destacando por la forma y color púrpura de sus hojas. Tiene cuidados sencillos y no sufre de muchas enfermedades, lo que la hace una buena candidata para quien está comenzando con trabajos de jardinería.

16. Aptenia cordifolia

Es un cultivo que puede tenerse en casa y no requiere de muchos cuidados. Sus flores tienen la particularidad de mostrarse en el día y ocultarse en la noche. Si deseas que salgan muchas flores, debes colocar la planta en un espacio con mucha iluminación. Solo hay que humedecer el sustrato una vez por semana.

17. Árbol lira o higuera hoja de violín

Esta planta es muy particular, y su nombre responde a que sus hojas tienen forma de violín. Demanda luz, pero no ser expuesta al Sol de manera directa. Esta planta no exige riegos abundantes, pero hay que considerar echarle agua 1 vez cada semana cuando sea invierno y, con mayor frecuencia, durante el verano. Este cultivo es ideal para esas personas que quieren una planta que dure toda la vida. ¡Seguramente no se arrepentirán!

¿Qué clase de planta que no demanda muchos cuidados tienes en casa? ¡Nos encantaría conocer tu experiencia!

Genial/Hogar/17 Plantas que son fáciles de cuidar y con las que puedes decorar tu hogar (ideales para los que tienen poco tiempo)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos