Genial
Genial

10 Alimentos que podrías incorporar en tu vida diaria para obtener más energía

Un refrán muy conocido dice: “Eres lo que comes”. En otras palabras, el bienestar y la vitalidad del individuo dependen en gran medida de los alimentos que consume. Por lo tanto, es importante mantener una dieta que contribuya a la buena salud de tu organismo, que te permita sentirte más ligero, despierto y rejuvenecido.

En esta ocasión, en Genial.guru queremos compartir contigo una lista de 10 alimentos comunes que quizás te gustaría incorporar a tu dieta, ya que al ser parte de una alimentación balanceada, pueden brindarte más energía durante tus actividades diarias.

1. Avena

La Fundación Española de Nutrición (FEN) indica que la avena es un cereal con un valor energético de 360 kilocalorías por cada 100 gramos, y es una fuente de proteínas con un alto contenido de fibra. Gracias a ello, la avena se digiere de forma más lenta y esto le permite proporcionar energía de manera uniforme a lo largo del día, en vez de darnos un golpe de energía súbita como el café u otros alimentos procesados.

Diversas dietas recomiendan incorporar la avena acompañada de moras, fresas, plátanos y una cucharadita de miel de abeja o de maple para obtener energía a través de un desayuno saludable.

2. Huevo

La Sociedad de Nutrición de la Universidad de Cambridge, del Reino Unido, publicó un estudio sobre los beneficios y las desventajas del huevo, donde determinó que un huevo de tamaño mediano proporciona un porcentaje bajo de calorías (78 kilocalorías) y solo 1,7 gramos de grasas saturadas.

El estudio afirma que la relación entre los nutrientes que contiene un huevo y la energía que proporciona es alta en comparación con la mayoría de los demás alimentos. Un huevo cocido de tamaño mediano (58 g) aporta 66 kilocalorías de energía y solo 11 % de la grasa saturada que hay en una salchicha o en una hamburguesa de carne de res.

La yema de un huevo está llena de nutrientes como la vitamina B2, y la clara contiene selenio, vitaminas y minerales. Además, ambos contienen leucina, un aminoácido que estimula la producción de energía en varios procesos del cuerpo humano.

3. Alcachofas

Muchas personas evitan consumir esta planta porque su aspecto hace parecer que su preparación será difícil; sin embargo, las alcachofas son una gran fuente de energía natural, ya que contienen fósforo y magnesio. El magnesio permite que el sistema nervioso se encuentre más alerta y funcione de forma correcta, lo que hace que uno se sienta más despierto durante el día. Por su parte, el fósforo es un mineral que el cuerpo humano necesita para producir energía.

Además, un estudio de 2018 sobre las alcachofas reveló que contienen altas cantidades de polifenoles vegetales, que ayudan a retrasar el envejecimiento vascular.

4. Granada

Además de ser popular desde la época de la Grecia Antigua, esta fruta es rica en fructosa, sacarosa y glucosa, que son las principales fuentes de energía para el cuerpo humano y permiten obtener diversos nutrientes durante el proceso de digestión de otros alimentos. Los nitratos que contiene la granada también podrían ayudar a evitar la fatiga y a aumentar la eficiencia del ejercicio durante las actividades diarias.

Al consumirla con moderación dentro de jugos, ensaladas o tés, la granada le aporta vitalidad al cuerpo durante las actividades diarias, además de que es alta en antioxidantes, por lo cual, ayuda a combatir los efectos del envejecimiento en la piel.

5. Nueces

En general, los frutos secos son alimentos altos en nutrientes, puesto que son ricos en proteína, fibra y minerales. Esto los convierte en un aliado útil si quieres incorporar energía a tu dieta. Las nueces ayudan a mejorar el sueño y los niveles de serotonina del cuerpo, lo que permite tener más energía durante el día.

Estudios realizados en 2010 sobre los beneficios de las nueces demostraron que por cada 100 gramos que se consumen, se obtienen entre 2000 y 3000 kilocalorías, siendo las nueces de Macadamia las que aportan el mayor volumen de energía, pues otorgan alrededor de 3000 kilocalorías y tan solo 75 gramos de grasa; los pistachos, por su parte, aportan 2330 kilocalorías con solo 45 gramos de grasa.

6. Chocolate amargo

Aunque parezca increíble, el consumo de chocolate amargo en cantidades moderadas podría ayudar a incrementar tus niveles de energía durante el día. A diferencia de otros tipos de chocolate procesado, que otorgan energía a través de su alto contenido de azúcar, los estudios científicos indican que el chocolate amargo posee sustancias antioxidantes que estimulan la misma respuesta biológica que cuando los seres humanos hacen ejercicio.

Si bien el profesor Moh Malek (quien estuvo a cargo de dicho estudio) advierte que no se debe considerar al chocolate un sustituto de la actividad física, su trabajo indica que cuando se combina el chocolate amargo con el ejercicio frecuente, se podrían evitar cambios negativos en la estructura muscular y la función motora, además de ser una forma dulce de darte energía.

7. Papas

Es muy conocido el experimento escolar de crear una batería que funciona de verdad utilizando una papa y algunos cables; sin embargo, lo que pocos saben es que incorporar este tubérculo a una dieta balanceada también podría ayudar a crear energía.

Esto es porque las papas contienen almidón, un carbohidrato complejo de absorción lenta, que funciona como un generador de energía a lo largo del día gracias a los azúcares naturales que posee, como la glucosa, que ayuda al cuerpo humano a realizar funciones básicas.

8. Legumbres

Al igual que las nueces, las legumbres son otro grupo alimenticio que contiene altas cantidades de fibra y proteínas, así como carbohidratos complejos de digestión lenta. Por lo mismo, productos como las lentejas, los frijoles, los chícharos y los ejotes poseen un bajo índice glucémico, que mide la rapidez con la que un alimento puede elevar los niveles de azúcar en la sangre.

Al tener un bajo índice glucémico, se ha demostrado que las legumbres podrían ayudar al control de la insulina, además de que permiten obtener energía liberando menos glucosa en la sangre. En general, consumir 100 gramos de legumbres podría aportar entre 280 y 330 calorías al cuerpo, dependiendo del tipo de legumbre que se ingiera.

9. Yogur

Si te gusta consumir postres congelados pero prefieres algo más saludable que los helados, entonces el yogur podría ser una buena opción para refrescarte y obtener ese plus de energía que necesitas. Contiene nutrientes como el calcio, el potasio y el magnesio, además de probióticos (bacterias nutritivas), que contribuyen a una mejor defensa del sistema gástrico.

Estos nutrientes permiten que el yogur sea una forma muy saludable de obtener energía, ya que 100 gramos pueden otorgar alrededor de 60 kilocalorías y, dependiendo de la marca, es posible que contenga tan solo el 3 % de su peso en grasas.

10. Plátanos

Esta fruta es una de las favoritas de muchos deportistas, ya que tiene un alto contenido nutricional. De acuerdo con la nutrióloga Marta Sanz, el plátano tiene un alto valor energético, puesto que 100 gramos podrían contener tan solo 20 gramos de carbohidratos y aportan alrededor de 95 kilocalorías.

Además de dar energía, esta fruta podría motivar a las personas a hacer más ejercicio, ya que posee un alto contenido de potasio, que evita los calambres. Por otro lado, se ha demostrado que incorporar plátanos en la dieta cuando se realizan ejercicios intensos durante el día es una forma efectiva de mantener un buen rendimiento físico.

¿De qué formas se te ocurre que podrías incorporar estos alimentos energéticos a tu alimentación? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada guruxox / Depositphotos
Genial/Cocina/10 Alimentos que podrías incorporar en tu vida diaria para obtener más energía
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos