Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Cosas que podrían no mantenerse con una buena higiene en los restaurantes

6234
676

Cocinar a diario a veces suele ser una tarea titánica. Por ello, ir a un restaurante de vez en cuando a que nos consientan con comida rica y buen servicio se convierte en una idea genial. Sin embargo, a veces, lo que ahí se encuentra no está del todo limpio, por lo que cambiar ciertas técnicas de limpieza puede ser una solución para que todo se encuentre en buen estado.

Genial.guru te presenta 10 elementos de los restaurantes que requieren un especial cuidado para que se encuentren en perfecto estado.

1. Guantes de látex

Por fin llegó el momento deseado: el mesero pone frente a ti el suflé que anhelabas comer desde hacía mucho tiempo. ¡Es tan delicioso! Al terminar, quieres felicitar al chef por semejante obra maestra. Te acercas a la cocina y ves sus manos enfundadas con guantes. En tus adentros, sientes un gran alivio, pues piensas que esto asegura la higiene de tus alimentos. Oh, craso error. El uso de los guantes puede generar una sensación de confianza en quienes los usan y dar pie a una contaminación cruzada de alimentos, ya que después de manipular los mariscos, podrían tomar los vegetales y después la carne, lo cual causaría un intercambio de bacterias. Lo mejor es no utilizarlos al preparar alimentos y lavarse las manos todas las veces que sea necesario.

2. Saleros y pimenteros

¿Tu platillo quedó un poco insípido y le hace falta un toque de sal y pimienta? Aguarda un momento. Un análisis hecho por Good Morning America, en conjunto con la Universidad de Arizona, reveló que el pimentero puede llegar a tener 11 600 organismos. Sí, efectivamente, pareciera que a las bacterias les resulta muy atractiva la pimienta, así que preferentemente evita condimentar tus platillos o lleva contigo pequeños sobres que contengan sal y pimienta para evitar tocar los frascos de los restaurantes a los que vayas.

3. Menús

Pero aquí no termina la historia. Según el mismo estudio hecho por Good Morning America y la Universidad de Arizona, los menús ocupan el primer lugar en conteo de bacterias, pues cada uno puede llegar a tener la nada despreciable cantidad de 185 000 bacterias en ellos. ¿Por qué? Porque pasan de manos en manos, (seguramente has tomado más de uno que está pegajoso) y esto favorece la proliferación de organismos. Por tanto, se recomienda brindar a los comensales menús de papel en vez de plástico, pues este último es un terreno fértil para que las bacterias se escondan y crezcan en ellos.

4. Trapos para limpiar

Ahora bien, si ves que un mesero amablemente limpia con un trapo la mesa en donde te sentarás, lee atento lo siguiente. Un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Arizona y la Universidad de Sonora analizó los paños de cocina utilizados en restaurantes con los que se limpiaron las superficies de las mesas para determinar la presencia de bacterias. Y, oh, sorpresa: se encontraron coliformes en el 89,2 % de los trapos de cocina y en el 70 % de las mesas. De igual forma, se aisló Escherichia coli del 54,1 % de los trapos de cocina y del 20 % de las mesas. Lo mejor es utilizar un líquido desinfectante y papel desechable

5. Hielos

Tomar un refresco caliente o al tiempo no siempre es muy apetecible, pero lo cierto es que las bacterias que habitan en las máquinas de hielo de los restaurantes, tampoco lo son. Otra investigación encontró que el hielo de muchos restaurantes contiene más organismos que los propios escusados. Esto se debe a que estos últimos pasan por constantes limpiezas a diferencia de las máquinas de hielo, las cuales tienen una pobre higiene, ya que el personal de estos establecimientos en ocasiones no tiene conocimiento sobre cómo limpiarlas o cada cuánto ni sobre cómo manipular los hielos que se sirven en las bebidas de los comensales. Se sugiere programar una limpieza periódica de estas áreas y lavarse las manos antes de servir los hielos.

6. Vajilla

Si te has preguntado si la vajilla de los restaurantes está impecable, aquí te damos más información. Una investigación reveló que bacterias como Escherichia coli y Listeria innocua pueden sobrevivir en los platos donde hay comida seca, es decir, sin retirar y sin lavar. El asunto se torna un poco más incómodo si los platos o vasos tienen rajaduras, pues los organismos podrían alojarse ahí. Para evitarlo, se deben lavar los platos y vasos a más de 43 grados centígrados y con químicos preferentemente a base de amonio.

7. Pinzas para servir comida

Los bufés con ensaladas nos presentan un mundo de opciones para combinar. Sin embargo, las pinzas que ahí se disponen para servir todos los ingredientes en tu plato podrían no ser muy higiénicas. Todos los comensales deben lavarse las manos antes de emplear estos utensilios o, en su defecto, utilizar servilletas desechables para manipularlas.

8. Periqueras o sillas altas para niños

Llevar tus pequeños al restaurante generalmente implica pedir una silla alta, también conocida como periquera. Sin embargo, estos muebles pueden ser el hogar de hasta 1 200 bacterias por centímetro cuadrado. Es normal que los niños tiren la comida o que la embarren por todos lados. Estos restos se pueden descomponer y convertirse en el hogar de organismos indeseados. Para evitar esto, lo mejor es utilizar líquidos antibacterianos después de cada uso para asegurar el bienestar del siguiente pequeño usuario.

9. Platos con aderezos

Lo sabemos: es prácticamente imposible comer una tostada sin aderezo. Cuando nos traen el guacamole o el dip de queso al centro de la mesa, todos sumergen sus tostadas en él. Una y otra vez. Sin embargo, darle una mordida a la tostada y volver a meterla en el tazón podría ser un cultivo de bacterias. Para que esto no suceda, procura que todos en la mesa se sirvan en sus platos un poco del aderezo que hayan pedido, ya que de esta manera se evita contaminarlo con la saliva de todos.

10. Manos

Por último, pero no menos importante, es indispensable que los trabajadores de los restaurantes mantengan un constante lavado de manos. A veces puede suceder que por la rapidez en la que deben servir los alimentos omitan este paso, pero ello ocasionaría una contaminación con virus y bacterias de todas las áreas. Por ello, es necesario que laven sus manos con agua y con jabón durante, por lo menos, 20 segundos para eliminar todo tipo de suciedad.

¿Qué otra cosa de los restaurantes crees que no está recibiendo la limpieza adecuada?

6234
676
Compartir este artículo