Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

10 Razones para incluir higos en tu dieta

Los higos tienden a ser una fruta olvidada que muchos dejan de lado y no incluyen en su dieta. Pero es importante saber que, tanto frescos como secos, poseen una gran riqueza nutritiva, y no solo por su atractiva apariencia y su delicioso sabor, sino también porque sus beneficios pueden llegar a cambiar el bienestar físico sorprendentemente.

Genial.guru quiere invitarte a descubrir los beneficios ocultos de los higos. No te pierdas el bono al final, donde te compartiremos un par de platillos deliciosos para hacer con este ingrediente especial.

1. Facilitan la digestión

Por su alto contenido de fibra, los higos pueden facilitar los movimientos intestinales y apoyar al sistema digestivo. Además, poseen prebióticos, los cuales pueden estimular las bacterias buenas en el estómago, mejorando en general el bienestar digestivo. En 100 gramos de higos secos hay 9,2 gramos de fibra, y se calcula que debemos consumir entre 25 a 30 gramos de fibra por día. Esto significa que un tercio de lo que necesitamos ingerir a diario puede ser fácilmente conseguido a través de esta fruta.

2. Contienen antioxidantes

Los antioxidantes son esenciales para nuestra dieta, y principalmente se encargan de proteger a las células contra los aspectos dañinos de los radicales libres. Su exceso puede ser una consecuencia causada por fumar, consumir mucha azúcar y beber alcohol. La diabetes, problemas cardíacos e incluso el cáncer pueden ser fruto de una dieta sin antioxidantes. Para evitar todo eso, puedes agregar higos a tu dieta, una excelente fuente de vitamina C y E.

3. Mejoran la calidad de tu piel

Los higos frescos pueden ser una sensación para las células de la piel. Para realizar una mascarilla con ellos debes mezclar algunos con una cucharada de yogur y dejar reposar en el rostro por 15 minutos. La cara es altamente sensible, pero, gracias al contenido de antioxidantes de esta fruta, tu rostro quedará nutrido y renovado.

4. Aportan altos niveles de potasio

Entre los minerales esenciales presentes en esta fruta pueden encontrarse el potasio, fósforo, zinc, sodio y magnesio. El primero de estos es primordial para el funcionamiento integral físico. La presión arterial, la salud del corazón y la fortaleza muscular se sostienen con el consumo de minerales. En 100 gramos de higos pueden encontrarse 232 mg de potasio. Cuando se consumen como frutos secos, son una de las fuentes que más potasio pueden llegar a proporcionar.

5. Son ricos en ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales, como el omega-3 y 6, obtienen ese nombre ya que el cuerpo no puede producirlos, pero los necesita para funcionar. Los higos secos los contienen en gran cantidad y son imprescindibles para el funcionamiento del cerebro, el corazón y el metabolismo.

6. Pueden ayudar a bajar de peso

A veces, bajar de peso a veces puede volverse muy complicado, principalmente cuando tenemos una debilidad por los alimentos dulces. Los higos, tanto secos como frescos, pueden ser ideales para reemplazar un postre calórico por una jugosa alternativa. El azúcar que proveen es natural, y no necesitan de agregados artificiales. Un higo solo aporta 21 calorías y 4 gramos de azúcar saludable.

7. Se adaptan a cualquier momento del día

Como guarnición, desayuno, aperitivo o incluso en una ensalada, los higos son muy versátiles a la hora de comerlos. Al desayunar, pueden servir como mermelada o acompañantes del cereal. Al mediodía, pueden acompañar una ensalada o un platillo de carne. Aún mejor, si tienes hambre y todavía faltan horas para la cena, no te será necesario cocinar, ya que un puñado de higos secos puede saciarte efectivamente y dejarte un gusto delicioso en el paladar.

8. Promueven el crecimiento del cabello

La pérdida o el debilitamiento de las raíces en el cuero cabelludo es algo común a cualquier edad. Los higos son un ingrediente clave en los productos para el cabello: al contener zinc y cobre, dos minerales que auxilian el crecimiento del pelo, se estima que esta fruta es capaz de incentivar la nutrición del cabello y la fortaleza de los folículos capilares.

9. Regulan los niveles de colesterol

Consumir higos puede ser altamente beneficioso para las personas con problemas de circulación e hipertensión arterial. Dado que contienen grandes cantidades de fibra soluble, cuándo el organismo la ingiere, el colon se encarga de fermentarla. Durante este proceso se crean ciertos compuestos que pueden evitar la formación del colesterol. Así, la sangre puede fluir correctamente.

10. Aportan grandes cantidades de calcio

Los higos secos son de las frutas con niveles más altos de calcio. El cuerpo contiene más de este mineral que de cualquier otro, ya que los huesos, que sostienen toda la estructura física, necesitan almacenar calcio para funcionar. Lo mismo sucede con el sistema nervioso y cardiovascular. En 100 gramos de higos se encuentran 162 mg de calcio. Si eres intolerante a la lactosa, este fruto es una excelente opción a tener en cuenta.

Bono: platillos fáciles y deliciosos que pueden prepararse con higos

Para el desayuno:

  • Higos freídos en miel, acompañados de yogur.

  • Granola con frutillas, arándanos e higos.

  • Mermelada de higos acompañada de pan tostado.

Para el plato principal:

  • Pizza de higos con queso de cabra.

  • Ensalada de rúcula, salmón, brócoli e higos hervidos en agua salina.

  • Sándwich de queso grillado con higos fritos.

Para el postre:

  • Tarta de higos con helado de vainilla y canela.

  • Higos rellenos con ricota, pistachos y miel.

  • Torta de limón y merengue, con higos como acompañante.

¿Qué otras recetas con higos se te ocurren? ¿Los prefieres como fruta seca o fresca? Cuéntanos en los comentarios.

Ilustradora Anna Bossert para Genial.guru
Compartir este artículo