Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Maneras simples de hacer que tu comida dure más

Buscas en tu refrigerador para encontrar aquellos productos frescos que compraste hace una semana, pero finalmente terminas encontrando productos podridos y en mal estado. Afortunadamente, existen algunos trucos simples que puedes comenzar a poner en práctica. Ahora aprenderás cómo almacenar adecuadamente el tocino, y cómo hacer que tus zanahorias duren mucho más tiempo en tu despensa.

En Genial.guru descubrimos las mejores formas de hacer que tus productos frescos duren mucho más tiempo, manteniendo además su sabor.

1. Conservar hierbas

Las hierbas frescas no duran mucho, incluso si las guardamos en la nevera. Pero hay 2 formas de mantenerlas frescas por más tiempo.

  • Puedes preservarlas como si fueran flores. Llena un vaso con agua y sumerge las hierbas. Ahora guárdalas en la nevera. Con esto, conseguirás disfrutar de 3 a 4 días más de tus hierbas frescas.

  • Si deseas mantener tus hierbas frescas durante más de 4 días, simplemente mézclalas en mantequilla. Pica o usa las ramitas más grandes y colócalas en una bandeja de hielo. Vierte la mantequilla derretida para cubrirlas y congela la bandeja. Ahora no terminarás tirando a la basura hierbas marchitas.

2. Mantener el repollo fresco por más tiempo

El mayor error que puedes cometer con el repollo es guardarlo en una bolsa plástica. Conserva el repollo en el cajón del refrigerador, tal como está, y no en una bolsa de plástico. De esta manera, se mantendrá crujiente y fresco incluso por hasta 2 semanas.

3. Mantener lechuga y espinacas frescas

Tanto la lechuga como las espinacas deben lavarse antes de almacenarlas. Lávalas con agua fría y colócalas en recipientes de vidrio con capas de toallas de papel de cocina. Cubre bien con film plástico y guárdalo en el refrigerador. Incluso estarán perfectamente crujientes para ensaladas y las espinacas estarán listas para usar para cualquier plato que desees.

4. Almacenar cebollas

Almacenar cebollas en el refrigerador no es una buena idea debido a la humedad. Además, toda la nevera y otros productos comenzarán a oler a cebolla. Lo que debes hacer es guardarlas en una canasta de alambre porque esta tiene buena ventilación. De esta manera, se mantendrán frescas durante meses. Nunca las almacenes junto con papas, porque se deteriorarán más rápido.

5. Envolver el queso en un papel encerado

La envoltura de plástico es el enemigo de los quesos y la solución es el papel encerado. Una vez abierto, envuelve el queso en cera o papel pergamino y luego colócalo en una bolsa de plástico. Ahora, tu queso no se echará a perder tan rápido como antes.

6. Mantener el pan fresco y sin moho por más tiempo

Las cajas de plástico, envolturas y bolsas son las peores opciones para almacenar pan. La mejor manera es envolverlo con una toalla de cocina limpia y guardarlo en una caja de pan o microondas. No solo dificulta el proceso de formación de moho, sino que también lo ayudará a mantenerse suave.

7. Mantener los nutrientes de las zanahorias

Si las zanahorias que compraste tienen sus tallos superiores, córtalas antes de guardarlas. Los tallos tomarán todos los nutrientes esenciales y la humedad. Sin los tallos, tus zanahorias se mantendrán frescas y saludables durante mucho más tiempo. Además, es importante que evites guardarlas en bolsas de plástico y simplemente las coloques en el cajón del refrigerador.

8. Almacenar frutos

Si lavas los arándanos y moras y los guardas en un recipiente de plástico o vidrio, incluso en el refrigerador comenzarán a presentar moho más rápido. Evita lavarlos hasta que los vayas a usar. Guárdalos en un recipiente que tenga un buen flujo de aire, como un colador.

9. Mantener frescos los champiñones

Si compras champiñones en un recipiente de plástico, retíralos de inmediato del recipiente. Lava cualquier resto de suciedad y ábrelos para que se sequen. Una vez secos, envuélvelos en toallas de papel y colócalos en una bolsa de papel. Puedes guardarlos en tu refrigerador hasta que los uses.

10. Almacenar el tocino

Una vez que abras el tocino de su embalaje original, no lo vuelvas a poner allí. Si lo haces, las posibilidades de formación de bacterias son bastante altas. Para evitar esto, puedes usar algunos métodos diferentes:

  • Congela el tocino en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico bien envuelta y cerrada.

  • Sella al vacío el tocino y guárdalo en el refrigerador o congelador.

  • Consérvalo en un recipiente hermético en el refrigerador.

11. Mantener la carne fresca sin congelarla

Si no deseas congelar la carne y planeas usarla en los próximos días, entonces hay una solución simple. Coloca el trozo de carne en un recipiente de plástico y llénalo con aceite de oliva. El aceite preservará la carne y, al mismo tiempo, la hará aún más sabrosa. Puedes aprovechar esta oportunidad para marinar y agregar las hierbas que desees. Pero esto solo mantendrá la carne fresca por hasta 3 días y no aplica para la carne molida.

12. Mantener el queso feta y el queso de oveja en salmuera

Muchos de nosotros amamos el queso feta y el queso de oveja, es delicioso y se puede usar en diferentes platos. Pero cuando compramos demasiado, terminamos tirándolo a la basura. La próxima vez, si compras más de lo que necesitas para la semana, puedes almacenarlo en salmuera.

  • 4 tazas de agua

  • 100 g de sal

Disuelve la sal en agua. Debes colocar el queso en un recipiente de plástico y verter la salmuera para cubrir toda la porción de queso. Antes de usarlo, lava el queso con agua fría.

13. Mantener los limones frescos por un mes

Los limones deben almacenarse en una bolsa de plástico en la nevera. De esta manera, se mantendrán frescos hasta por un mes. Simplemente no los apiles. Todavía necesitan suficiente espacio para que fluya el aire. Recuerda que si los mantienes a temperatura ambiente, se preservarán frescos durante una semana.

14. Enterrar puerros en el suelo

Enterrar puerros en el suelo es la mejor manera de mantenerlos frescos y evitar que se empiecen a enraizar. Si no tienes un jardín donde puedas enterrarlos, puedes usar una maceta. Solo asegúrate de lavarlos y pelar la primera capa antes de usarlos. Este truco mantendrá los puerros frescos durante meses. Guarda la maceta en un lugar frío y oscuro y riega la tierra de vez en cuando.

15. Usar envoltura de plástico para mantener los plátanos frescos

Mantén los plátanos frescos envolviendo sus tallos con una envoltura de plástico. Esto puede parecer demasiado simple, pero es un truco que te sorprenderá. Ahora tus plátanos no tomarán una textura blanda ni se tornarán oscuros porque el proceso de maduración se ralentizará significativamente. Solo recuerda volver a envolver los tallos cuando tomes un plátano.

¿Tiene sus propias formas efectivas de mantener los productos frescos en tu despensa? ¡Nos encantaría leer tus trucos en la sección de comentarios!