Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una lista útil de los carbohidratos que ayudan a perder peso en vez de aportar kilos de más

Las dietas con una cantidad de carbohidratos drásticamente reducida aportan un resultado rápido, pero la pérdida de peso correcta resulta imposible sin ellos. La deficiencia de calorías es la principal razón para lograr perder peso y un equilibrio adecuado entre proteínas, grasas e hidratos de carbono hace que adelgazar pueda ser saludable y con garantías de calidad. Existen productos en los que la combinación de carbohidratos complejos, la fibra necesaria, las vitaminas y el sabor es ideal. Durante mucho tiempo generan la sensación de saciedad y ayudan a no comer en exceso. ¿Vamos a introducirlos en nuestra dieta?

En Genial.guru decidimos recopilar la información más importante sobre los carbohidratos que siempre destacan los nutricionistas, para así poder elaborar una lista completa con los ayudantes más sabrosos y llamativos que permiten deshacerse de unos cuantos kilos de más.

Carbohidratos para perder peso

Lo más importante de los carbohidratos es que proporcionan energía para todo el cuerpo. Además, una buena metabolización de las grasas y proteínas, sin ellos, es imposible. Sin embargo, a menudo, se culpa a los carbohidratos de ser la causa de un exceso de peso. ¿Es esto cierto?

Por su estructura, los carbohidratos se dividen en dos grupos:

Complejos: contienen almidón, fibra, pectina, glucógeno (pan, legumbres, granos, pasta, papas, hortalizas, cereales, nueces y verduras).

  • Se absorben lentamente, por lo que causan sensación de saciedad (almidones + fibra).
  • Regulan el funcionamiento de los intestinos y mantienen la microflora (fibra).
  • Contribuyen a la eliminación de líquidos del cuerpo (fibra).
  • Mantienen la mucosa gástrica normal y mejoran la digestión de los alimentos (pectina).
  • Mantienen la masa muscular necesaria (glucógeno).

Simples: contienen glucosa, fructosa, galactosa, sacarosa y maltosa (frutas, leche, todo tipo de dulces y productos horneados, cerveza y comida rápida).

  • Causan un aumento rápido de los niveles de glucosa en sangre.
  • Da un subidón de energía.

Cuando el nivel de glucosa aumenta, el páncreas comienza a producir insulina y su cantidad en sangre es mayor cuanto más hidratos de carbono se consumen. Si los carbohidratos complejos aumentan y disminuyen el nivel de insulina paulatinamente, los simples, por el contrario, provocan altibajos y la necesidad de volver a comer algo más.

Si constantemente satisfacemos el hambre con carbohidratos simples, obtenemos una liberación constante de insulina en sangre generando su alta concentración. Un alto nivel de insulina inhibe la absorción de las grasas, lo que contribuye a un aumento de peso.

Esto no significa que debas abandonar por completo los carbohidratos simples, pero tu dieta debe ser equilibrada. Por eso, es mejor dar preferencia a los hidratos de carbono complejos para así adelgazar con placer.

Siete buenos ayudantes que sacian el apetito

1. Garbanzos

Los garbanzos son muy beneficiosos, principalmente por su contenido de aminoácidos esenciales, responsables de un metabolismo completo, así como por su alto contenido de proteínas. La fibra vegetal que contienen te ayuda a controlar el volumen de platillos; con este alimento puedes saciar tu apetito de forma rápida y por mucho tiempo.

Los garbanzos se combinan bien con caldos vegetales, especias y aceite de oliva. Son la base del famoso platillo de la cocina árabe, tan popular en todo el mundo: hummus.

Para una pérdida de peso rápida, los nutricionistas recomiendan reemplazar los productos con contenido de grasa saturada por garbanzos.

2. Maíz

Las proteínas y las vitaminas que encontramos en el maíz ayudan a mejorar el estado de la piel, del cabello y uñas, así como contribuyen a quemar grasa, mientras que la fibra estimula perfectamente el movimiento peristáltico.

Una información útil: combinando el maíz con frijoles se puede fortalecer el efecto de la pérdida de peso, ya que ambos productos contienen almidón resistente, un carbohidrato que mejora el proceso digestivo y acelera el metabolismo.

3. Pasta

Los macarrones de las variedades de trigo duro se han incluido en la "lista dietética" desde hace mucho. Estos son carbohidratos complejos completos que aportan energía durante mucho tiempo, a la vez que contribuyen a la eliminación de toxinas del cuerpo.

La combinación perfecta surge de la mezcla con verduras y hortalizas, y el grado de preparación debe ser al dente (la pasta queda tierna, pero con un toque de dureza al masticarla).

4. Espárragos y judías verdes

El potasio que se encuentra en las judías verdes fortalece el tejido muscular y normaliza el estado del intestino. A quienes han renunciado a la carne se les recomienda comer judías verdes por su alto contenido de proteína vegetal. Su bajo valor calórico, su capacidad de satisfacer rápidamente el hambre y una larga sensación de saciedad han hecho que las judías verdes sean tan populares entre aquellos que desean perder peso.

Los espárragos tienen un efecto similar: contienen fibra que pasa por el cuerpo rápidamente y es un depósito de vitaminas que te ayuda a normalizar la presión arterial, eliminar toxinas dañinas del cuerpo y estimular el funcionamiento del corazón.

5. Champiñones

A pesar de todo su valor nutritivo, los champiñones contienen muy pocas calorías. Así, los hongos, en su forma cruda, tan solo tienen 27 Kcal por cada 100 gramos y 50 si están fritos. En cuanto a las champiñones ostra, son ligeramente más calóricas: 38 Kcal en crudo y hasta 100, fritas.

Los aminoácidos, el fósforo, el sodio, el potasio y las vitaminas de los grupos B, C y D hacen que los champiñones se hayan convertido en platillos muy saludables y su contenido en fibra y proteína permita saciarse rápidamente. Incluso existen dietas especiales basadas en los hongos.

En este caso, los campeones para alcanzar la saciedad de forma rápida son los champiñones ostra.

6. Mezcla de arroces

El arroz salvaje, que se considera una de las variedades más saludables de este producto, no es en realidad el arroz, sino semillas de una hierba acuática, Zizania, originaria de Eurasia y América del Norte. El arroz silvestre es bajo en calorías, alto en fibra y proteínas y también contiene el aminoácido triptófano, que es un sedante natural. Este arroz con un delicado sabor a nuez sacia muy rápidamente el apetito.

Sin embargo, no se recomienda consumirlo solo ya que, para un organismo desacostumbrado a tal comida, puede resultar bastante pesado. Por eso, siempre es mejor añadir arroz silvestre a mezclas de arroces como esta: arroz salvaje, integral y blanco.

7. Papas

Uno de los productos más controvertidos en materia de pérdida de peso son las papas. Sin embargo, el grado de que sea perjudicial se ha exagerado. No todos conocen que el contenido de almidón en las papas es más bajo, por ejemplo, que el que encontramos en la pasta o en algunos cereales.

Tiene gran importancia su método de preparación. Las papas al horno con verduras y aceite de oliva, o bien hervidas, no perjudican nuestro organismo, ya que dicho producto conserva todas sus propiedades beneficiosas. Renuncia a la mantequilla y a la carne combinada con papas, así como las fritas en favor de las opciones de preparación mencionadas anteriormente. Así, este producto solo te ayudará a luchar contra los centímetros de más en la cintura, en vez de añadirlos.

¿Qué platillos te ayudan a ti a perder peso con placer?

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
Compartir este artículo