Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Partes críticas de nuestro cuerpo y cómo cuidar de ellas

Dejar de lavar y cuidar algunas partes de nuestro cuerpo puede ocasionar serios problemas de salud. Si no nos lavamos las manos, podemos terminar con enfermedades respiratorias y diarrea. Además de eso, y de la creencia general, hay otras partes del cuerpo que requieren una mejor higiene.

Genial.guru respeta la naturaleza humana y quiere presentarte una recopilación de partes importantes de nuestro cuerpo que quizás no estemos tratando de la manera correcta.

1. Tu ombligo esconde más bacterias de las que crees

Intenta analizar ahora con qué frecuencia limpias tu ombligo. En realidad, probablemente permanece sucio incluso después de bañarte. Puede ser un poco aterrador escuchar esto, pero los investigadores dicen que, en promedio, hay 67 tipos diferentes de bacterias en el ombligo.

Cómo cuidarlo:

  • Intenta limpiarlo al menos una vez a la semana.
  • Usa un hisopo de algodón para limpiar tu ombligo. Sumerge el hisopo en alcohol y frota suavemente las superficies interiores. Usa un algodón fresco humedecido en agua para enjuagar la parte del alcohol.

2. Tus cutículas no necesitan ser cortadas

Parece una gran idea cortar las cutículas de las uñas y así obtener una manicura perfecta, pero la idea principal aquí es que las cutículas están allí por una razón y esta es que son una protección para las uñas. Además, cuanto más las cortes, más se separan de su lugar.

Cómo cuidar de ellas:

  • Usa un empujador de cutícula, empuja hacia atrás suavemente para que tus uñas se vean más largas.
  • Hidrata tus cutículas para evitar que se vean secas.
  • Pídele a tu manicurista que sea amable con esta parte de tus uñas.

3. Tus axilas huelen a causa de una bacteria especial

A veces nuestras axilas pueden traicionarnos durante nuestros momentos más emocionales. Hay un tipo especial de bacteria que causa el olor de las axilas. Un hallazgo interesante es que, cuanto más uses desodorante, más bacterias diferentes habrá en la axila.

Cómo cuidarlas:

  • Si no tienes axilas malolientes, no uses desodorante en exceso.
  • No uses ropa de poliéster.
  • Usa ropa deportiva especial que ayude a tu cuerpo a respirar.
  • La forma en que lavas la ropa es importante, porque las bacterias aún pueden adherirse a la ropa durante un lavado a 30 °C y con un detergente suave.

4. Tu lengua también necesita ser limpiada para evitar problemas de salud

No solo tus dientes, sino también tu lengua, necesitan un tratamiento especial. Los científicos dicen que limpiarla regularmente puede reducir la acumulación de placa dental y otras condiciones de salud bucal.

Cómo cuidarla:

  • Los rascadores y los limpiadores de lengua son más efectivos que los cepillos de dientes.
  • Elige un cepillo de dientes de cerdas suaves para tu lengua.
  • Limpia tu lengua tan seguido como te cepilles los dientes.
  • Cepilla hacia adelante y hacia atrás lo largo de tu lengua.

5. Tus pezones pueden decir mucho sobre tu estado de salud

Tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar problemas con los pezones porque esta parte del cuerpo es muy sensible. Es importante revisarlos al menos una vez a la semana para vigilarlos y controlar si hay algún cambio con su apariencia.

Cómo cuidarlos:

  • Nunca ignores síntomas como secreción, cambios en la piel, bultos anormales y dolor, así como mal olor o picazón.
  • Ve al médico de inmediato si notas señales de alarma.
  • Hidrátalos con cremas para los pezones, como la lanolina.

6. Cuida el aseo en la parte posterior de la oreja

Limpiamos nuestros oídos del cerumen, pero hay otra parte que comúnmente se pasa por alto, la parte posterior de la oreja. Si no cuidas esta parte, puede aparecer el mal olor y una erupción cutánea justo detrás de las orejas.

Cómo cuidar esta parte:

  • Simplemente lava esta área con jabón y agua tibia.
  • Quítate los pendientes antes de dormir.

7. Tus articulaciones también necesitan cuidados adicionales para que no sientas dolor en el futuro

Alrededor de 15 millones de personas dicen haber experimentado dolor articular intenso, y las mujeres tienden a tenerlo con más frecuencia que los hombres. Las articulaciones pueden ser muy frágiles y requieren atención especial.

Cómo cuidarlas:

  • Obtén suficiente colágeno. Ayudará a reducir el dolor articular y a prevenir la pérdida ósea.
  • Compra medias o calcetines de compresión. Hoy en día se ven tan elegantes como las medias o los calcetines comunes y también te protegerán de la hinchazón.

¿Tienes algún otro consejo que pueda ayudarnos a mantener nuestros cuerpos saludables? ¿Qué parte del cuerpo crees que es la más importante? ¡Haznos saber en los comentarios!

Imagen de portada shutterstock.com
Compartir este artículo