Genial
Genial

9 Errores nutricionales que nos hacen engordar

La obesidad es una epidemia, y todos queremos escapar de ella. Por lo tanto, si has aumentado algunos kilos no deseados, la necesidad de perderlos de inmediato puede hacer que cometas errores. En nuestro celo excesivo por bajar de peso y debido a toda la información errónea que inunda el Internet, es muy posible que, sin saberlo, cometamos errores, como hacer los ejercicios incorrectos o comer alimentos equivocados.

Para evitar que cometas errores en la mesa, Genial.guru ha enumerado algunos de los más comunes. ¡Tal vez eres culpable de cometer alguno de estos!

1. Pensar que todas las calorías son iguales

No todas las calorías son iguales, hay buenas y hay malas. Las calorías que ingieres cuando comes verduras son buenas, mientras que las calorías que consumes cuando comes una hamburguesa grande son malas. Esto se debe a que el nivel de insulina liberada por el cuerpo depende más del tipo y no de la cantidad de calorías que consumes.

2. Elegir solo alimentos que son bajos en grasa o dietéticos

Los alimentos procesados, bajos en grasa o también llamados “dietéticos” a menudo se consideran la opción ideal cuando se trata de perder peso, pero eso no siempre es cierto. Muchos de estos llamados alimentos saludables están cargados de azúcar para mejorar su sabor.

Por lo tanto, en lugar de mantenerte lleno, es más probable que los alimentos bajos en grasa te hagan sentir más hambre y podrías terminar comiendo más. Es más saludable elegir una combinación de productos alimenticios nutritivos y mínimamente procesados.

3. No comer suficientes proteínas

La proteína es el nutriente más importante si estás buscando perder peso. Una dieta alta en proteínas mejora el metabolismo reduciendo el apetito y tiene un impacto positivo en varias hormonas reguladoras del peso. También ayuda a proteger la masa muscular durante la pérdida de peso. Un estudio descubrió que una dieta que contenga alrededor de 1,2 a 1,6 gramos de proteína por kilogramo puede ayudar a controlar el apetito y mejorar la composición de tu cuerpo.

4. Falta de fibra en tu dieta

Agregar suficiente fibra a tu comida puede ayudarte a reducir tu apetito al saciarte. La fibra también ayuda a perder peso al hacer que el cuerpo absorba menos calorías de otros alimentos. Los estudios demuestran que duplicar la ingesta diaria de fibra puede resultar en la absorción de hasta 130 calorías menos. Puedes agregar fibra a tus alimentos haciendo pequeños cambios en tu dieta, como elegir pan integral en lugar de pan blanco normal.

5. Comer con demasiada frecuencia incluso si no tienes hambre

A menudo se nos aconseja comer porciones pequeñas y varias veces durante el día en lugar de 3 comidas grandes, si queremos perder peso. Sin embargo, esto no es verdad. Comer cuando tienes hambre, y solo cuando tienes hambre, es la clave para perder peso. Esto se debe a que comer con demasiada frecuencia, incluso si comes menos, puede llevar a que se consuman demasiadas calorías en el transcurso del día sin que te des cuenta.

6. Seguir el consejo de nunca saltarse el desayuno

Otro consejo que escuchamos a menudo es que nunca te saltes el desayuno, sin siquiera tener en cuenta nuestro apetito. Este consejo no es del todo cierto. Un estudio encontró que las personas que se saltaron el desayuno consumieron más calorías en el almuerzo en comparación con las personas que desayunaron. Sin embargo, cuando se contaron las calorías consumidas durante todo el día, se descubrió que habían consumido un promedio de 408 calorías menos en relación con aquellas que habían desayunado.

7. Beber jugo de frutas envasado

Las personas que se esfuerzan por perder peso, en su mayoría, dejan de tomar refrescos y otras bebidas endulzadas. Pero a menudo se olvidan de los jugos de frutas envasados. Incluso el jugo 100 % hecho de fruta está lleno de suficiente azúcar para hacer que tus planes de pérdida de peso se vayan por la borda. Por ejemplo, 340 gramos de jugo de fruta sin endulzante adicional puede contener aproximadamente 36 gramos de azúcar. Eso es más que en 340 gramos de refresco.

8. No comer alimentos enteros de un solo ingrediente

Los peores culpables de tu aumento de peso son los alimentos altamente procesados. Los estudios sugieren que estos son un contribuyente importante a la epidemia actual de obesidad. Lo mejor que se puede hacer si te preocupas por tu salud es ir a comer alimentos enteros o integrales porque son autolimitados, lo que significa que son muy difíciles de consumir en exceso.

9. Comer en exceso y no incluir frutas frescas en tu dieta

Por último, pero no menos importante, comer demasiado y no incluir frutas frescas en tu dieta. Esto que puede hacer que tus sueños de bajar de peso sigan siendo solo sueños. Las mejores frutas para perder estos kilos de más son las sandías, las peras, las manzanas y las toronjas o pomelos.

Mientras compras, se recomienda comprar solo alimentos que sabes que puedes comer mientras todavía están frescos. Abastecer tu refrigerador innecesariamente puede hacer que comas más de lo que originalmente habías planeado.

Entonces, ¿qué errores has estado cometiendo? Comparte tu pequeño secreto con nosotros en los comentarios a continuación. No olvides compartir este artículo si te gustó.

Ilustrado por: Anastasiya Pavlova, Daniil Shubin, y Elena Sorokina para Genial.guru
Compartir este artículo