Genial
Genial

Cómo esculpir tus glúteos y piernas en 10 días únicamente caminando

Hay buenas noticias para aquellos que odian el gimnasio: caminar es un excelente ejercicio que tiene un montón de beneficios para el cuerpo. Disminuye los índices de obesidad, es bueno para el corazón y ayuda a combatir la depresión. Caminar es muy bueno para las personas de todo tipo de contextura, así que una persona de cualquier estado físico puede disfrutarlo mientras moldea su cuerpo, especialmente los glúteos y piernas. Al combinarlo con un par de sencillos ejercicios, traerá resultados en poco tiempo.

Genial.guru también adora caminar, por eso decidió compartir contigo simples pero efectivos tipos de caminatas que harán maravillas en el cuerpo de cualquier persona.

1. Repeticiones de colina

Para este ejercicio, necesitarás una pendiente pronunciada para trabajar el área de los glúteos y sentir el ardor. Para una mejor efectividad, será mejor que camines hasta la cima sin detenerte a descansar. Para conseguir esto, intenta encontrar una colina que no sea demasiado larga, por ejemplo, 100 a 200 metros. Después de alcanzar la cima, recupérate mientras bajas la colina lentamente. Realiza entre 10 y 12 subidas.

2. Zancada con elevación de pierna

Este ejercicio no solo trabaja tus glúteos, sino también tus cuádriceps, caderas, abdominales y brazos. Es beneficioso y fácil de ejecutar. Además, puedes practicarlo antes o después de tus caminatas.

  1. Mientras caminas hacia adelante con tu pierna derecha, asegúrate de que ambas rodillas estén dobladas a un ángulo de 45 grados. Esto puede tomar algo de tiempo y práctica.
  2. Aprieta los puños y mantén tus codos a un ángulo de 90 grados, coloca el puño derecho al lado de tu nariz mientras colocas el puño izquierdo detrás de ti.
  3. Endereza la pierna izquierda; posteriormente, salta en el aire y coloca tu rodilla derecha frente a ti. Luego coloca tu pierna izquierda hacia adelante en una arremetida.
  4. Repite 25 veces con cada pierna.

3. Zancada de patinador

La zancada de patinador es buena para los glúteos, cuádriceps, caderas, oblicuos, tríceps y puede ejecutarse mientras caminas:

  1. Comienza con pasos largos hacia adelante en forma diagonal iniciando con el pie izquierdo. Asegúrate de que los dedos de tus pies apunten hacia adelante y no hacia los lados. Haz una estocada y dobla las rodillas en un ángulo de 45 grados mientras colocas tu codo derecho hacia la rodilla izquierda. Gira el brazo izquierdo hacia atrás.
  2. Mantén la posición por un par de segundos.
  3. Repite lo mismo con el pie derecho.
  4. Realiza 25 repeticiones con cada pierna.

4. Sentadilla sumo

La sentadilla sumo tiene como objetivo los glúteos, cuádriceps, muslos internos y externos, espalda y hombros. Y no tienes que ser un luchador de sumo para ejecutarlo.

  1. Mientras caminas, adopta una posición con las piernas separadas y asegúrate de que los dedos de los pies apunten hacia los lados.
  2. Levanta el pie izquierdo, da un gran paso de lado, flexiona tus rodillas y tensa las caderas manteniéndolas hacia atrás y bajando lentamente con este movimiento. Este ejercicio debe parecer una sentadilla muy amplia.
  3. Levanta tus manos y mantén esta posición por 20 segundos.
  4. Después de esto, regresa a la posición inicial y haz 12 repeticiones.

5. Levantamiento de rodilla

El levantamiento de rodilla ejercita los glúteos, pantorrillas, cuádriceps y los músculos abdominales. Puede realizarse antes de caminar, como calentamiento o durante la caminata.

  1. Dobla tu rodilla izquierda y levántala lo más que puedas al lado del torso, colocándote sobre los dedos del pie derecho.
  2. Mueve el codo derecho hacia la rodilla doblada. Mantente así por un par de segundos.
  3. Regresa a la posición inicial y repite con la otra pierna. Haz 25 repeticiones para cada pierna.

Intenta caminar lo más que puedas, por ejemplo, 6 días a la semana con un entrenamiento intensivo junto con un día de descanso. Podrás ver los resultados en 8 semanas. Para acelerar el proceso, puedes intentar renunciar al transporte y probar caminar hacia el trabajo o hacia tus tiendas favoritas. Asimismo, puedes agregar algunos sencillos ejercicios a tu rutina que puedes hacer mientras realizas tus caminatas. Esto te permitirá tonificar tus glúteos y el cuerpo de una manera más rápida y comenzarás a ver los resultados a partir del día 10.

¿Prefieres las caminatas en lugar del gimnasio? ¿Tal vez tienes tu propia rutina? ¡Comparte tus respuestas en la sección de comentarios!

Compartir este artículo