Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Es posible consumir carbohidratos sin engordar y está respaldado por la ciencia

Si adoras el pan, la pasta y los bizcochos, tal vez te interese probar una dieta que no les teme a los carbohidratos. Podemos escuchar sobre decenas de tipos de dietas en nuestra vida, y tal vez hemos probado algunas de ellas, pero técnicamente, también puedes perder peso o mantenerte saludable sin dejar de consumir tus comidas favoritas, aunque sean altas en carbohidratos. Aquí te contamos cómo.

Genial.guru disfruta dándote ideas que puedes aplicar en tu vida y aquí te traemos una deliciosa.

Una dieta baja en carbohidratos no es el único modo de tener un cuerpo saludable

Muchos hemos escuchado que, para bajar de peso, es necesaria una dieta baja en carbohidratos. Y aunque numerosas dietas que favorecen las proteínas y limitan los carbohidratos han probado dar buenos resultados, también es cierto que solo consumir estas medidas de nutrientes no es el único modo de eliminar centímetros o permanecer saludable. Esto incluso se puede lograr dando protagonismo a los temidos carbohidratos en tu dieta.

Empecemos con contestar cómo es posible

Desde la primaria, hemos estudiado que, para perder peso, es imprescindible consumir menos calorías que las que quemamos a lo largo del día. Pues este tipo de dieta, como todas las demás, se basa en este mecanismo natural. No se trata de saciarse todos los días de únicamente carbohidratos, sino de consumirlos en la medida y días en los que más provecho nuestro cuerpo les puede sacar y cuando sea asegurado que esas calorías se van a quemar. A esto se le llama ciclado de carbohidratos.

Cómo practicarlo en el día a día

En la práctica, el ciclado de carbohidratos es una programación de su ingesta planificada para cuando el cuerpo lo necesite más. Todo depende de la meta que la persona quiera conseguir. Usualmente, se reducen a tres: metas físicas, deportivas o psicológicas. Te lo explicamos para que veas si probar un ciclado de carbohidratos es compatible con tu estilo de vida.

Metas físicas

De acuerdo con las metas físicas de la persona, ya sea bajar de peso, desarrollar más musculatura o elevar su índice de masa corporal, se consume una mayor o menor cantidad de carbohidratos.

Por ejemplo, alguien que desee bajar de peso puede ingerir mayor cantidad de carbohidratos los días que asista al gimnasio o salga a correr, de modo que pueda tener energía extra para un mejor rendimiento y poder quemar esas calorías con el ejercicio. Si la persona quisiera solo incrementar su índice de masa corporal, puede agregar un poco más de carbohidratos a su dieta diaria hasta conseguirlo.

Metas deportivas

Si alguna vez pensaste en inscribirte en un maratón o en participar en algún campeonato deportivo del trabajo, puede que te interese agregar más carbohidratos a tu dieta. La preparación física, que en muchos casos es intensa, requiere de calorías adicionales para que el cuerpo pueda compensar por el trabajo y recuperarse. No te preocupes, todo ese entrenamiento previo al evento no dejará que subas de peso.

Metas psicológicas

Si te pasas las semanas intentando hacer dieta de lunes a viernes, puede que te interese llevar un día de fin de semana de descanso para poder disfrutar de tus galletas, pasta y papitas. A esto se le conoce como re-feed (re-alimentación) y es una alternativa conveniente para los amantes de las harinas.

No les temas a los carbohidratos, solo programa cuándo comerlos de acuerdo con tu estilo de vida y metas. ¿Intentarías el ciclado de carbohidratos? ¿Cómo te gusta comer tu carbohidrato favorito? Tal vez con mayonesa, queso o solo sal. ¡Escribe tus respuestas en los comentarios!