Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Expertos en postura y equilibrio explicaron 10 malos hábitos que pueden deteriorar la salud de los trabajadores de oficina

Según los científicos, estar sentados durante un tiempo prolongado puede conducir a problemas de salud, e incluso se refieren a este fenómeno como “la enfermedad de estar sentado”. Relacionado con esto, el dolor de espalda es un padecimiento muy común porque la postura estática aumenta el estrés en la espalda, los hombros, los brazos y las piernas. Por eso que es importante evitar ciertos errores al sentarse y seguir las recomendaciones de los expertos para evitar más molestias.

En Genial.guru sabemos cuán dañinos pueden ser los malos hábitos para sentarse y queremos compartir con nuestros lectores algunas posturas deficientes que probablemente todos adoptamos mientras trabajamos frente a un escritorio.

1. No mantienes el monitor de tu computadora a la altura de los ojos

Tus ojos deben estar alineados con un punto en la pantalla de aproximadamente 5-7 cm debajo de la parte superior del monitor. Si lo colocas de esta manera, no inclinarás la cabeza. La cuestión es que tenemos un mejor campo visual mirando hacia el horizonte que observando por encima de él. Cuando coloques la pantalla en la posición correcta y más cómoda, podrás ver mejor. Además, tu cuello y espalda te lo agradecerán.

2. No tiras de tus hombros hacia atrás ni mantienes la espalda recta sobre la silla

Expertos recomiendan que tu espalda esté alineada con el respaldo de la silla de oficina. Debes evitar inclinarte hacia adelante. Esto es especialmente importante cuando sientes demasiado cansancio después de estar sentado durante largos períodos.

3. No descansas los pies en el suelo

Es recomendable doblar las rodillas en este ángulo para que los pies están totalmente rectos sobre el piso. Los expertos también dicen que es bueno quitarse los zapatos, especialmente cuando usas tacones. Si tu silla no puede ajustarse a la altura correcta, usa un descansapies.

4. Cruzas los tobillos o las piernas

Hay muchos estudios que sugieren que cruzar las piernas mientras se trabaja en un escritorio es dañino. Los médicos dicen que incluso puede provocar presión arterial alta. En cambio, puedes intentar hacer algunos ejercicios cada vez que sientas la necesidad de cruzar las piernas.

5. No utilizas soportes ergonómicos para mantener una posición neutral

Sí, puede ser difícil mantener una postura neutral mientras estás sentado en un escritorio, pero en este caso puedes usar algunos soportes especiales. Realmente te ayudarán a desarrollar mejores hábitos ergonómicos.

6. No ajustas tu asiento de acuerdo con lo que tu cuerpo necesita

Puedes ajustar la altura de tu asiento esporádicamente, pero todavía hay muchos cambios que deberías hacer. Simplemente cambia la “configuración” de tu silla hasta que encuentres el punto que sea más cómodo para ti. Y es mejor no usar una normal, ya que no te brindará la posibilidad de regularla.

Algunos especialistas también recomiendan sillas de pie. Estas les permiten a las personas sentarse o inclinarse de diferentes maneras y así poder realizar algunos ejercicios.

7. No tomas descansos cada 30 minutos

Sentarse por largos períodos puede causar fatiga muscular, según fuentes médicas. Después de pasar un tiempo sentado con la postura correcta, aún puedes recurrir a una posición que podría ser perjudicial para tu espalda. Es por esto que debes tomar descansos frecuentemente.

Los especialistas recomiendan descansar cada 30 minutos y realizar algunos ejercicios, como mínimo, cada hora.

8. No ajustas la altura de tu silla, por lo que tus caderas están ligeramente más abajo que las rodillas

Los expertos sugieren ajustar la altura de la silla de trabajo. Las caderas deben estar un poco más altas que las rodillas. Básicamente, tus piernas deben doblarse en un ángulo de 90 grados. Puede ser difícil al principio, pero trata de mantener esta postura tanto como sea posible.

9. No ajustas la altura de los reposabrazos

Mientras estamos sentados en una silla de oficina en un escritorio, podemos olvidarnos de la posición correcta de nuestros brazos. Estos deben flexionarse en cualquier lugar desde un ángulo de 75 grados a un ángulo de 90 grados en los codos. Los especialistas recomiendan esta posición no solo para evitar el dolor en la espalda, sino también para fortalecerlos.

10. No uses auriculares mientras trabajas en tu escritorio

En ocasiones puede haber demasiadas distracciones mientras trabajas en tu escritorio. Los expertos no están en contra de usar auriculares, pero sugieren que solo lo hagas si tienes que hablar por teléfono. Esto incentiva el posicionamiento correcto de tu cabeza y te salva del dolor de espalda, especialmente si necesitas hacer muchas llamadas. Sin embargo, los profesionales advierten que usar audífonos en el trabajo todo el tiempo puede aislarte de tus compañeros.

¿Con qué frecuencia notas que estás sentado en una posición incorrecta mientras trabajas en un escritorio? ¿Qué trucos de vida conoces para evitar las malas posturas al sentarte? Cuéntanos en la sección de comentarios.