Genial
Genial

Por qué es mejor no cepillarse los dientes después del desayuno

No hay duda de que cepillarse los dientes es uno de los pasos más importantes de la rutina de higiene bucal. Pero hacerlo en el momento equivocado puede, en algunos casos, sabotear todos tus esfuerzos por mantener tus dientes sanos y fuertes. Aunque puede resultar tentador refrescar el aliento justo después del desayuno, es mejor cepillarse los dientes a primera hora de la mañana, ya que muchos de los alimentos más comunes del desayuno pueden ablandar el esmalte y dañarlo involuntariamente.

En Genial.guru, sabemos que algunas personas prefieren cepillarse los dientes antes del desayuno, mientras que otras lo hacen justo después de comer. Y hemos decidido averiguar qué puede pasar si te cepillas los dientes inmediatamente después de desayunar.

1. Puede dañar tu esmalte

Cepillarse los dientes después de comer ayuda a combatir las bacterias y a proteger el esmalte de los daños, pero en algunos casos puede funcionar al revés. Cuando comes o bebes algo ácido, como jugo de naranja, toronja o limón, el ácido de estos alimentos puede ablandar temporalmente el esmalte de los dientes, y cepillarse inmediatamente después de comer puede debilitar el esmalte.

Si te gusta desayunar un vaso de jugo de naranja o añadir una rodaja de limón al agua, es mejor que no te cepilles los dientes hasta pasados unos 30 minutos para no dañar el esmalte. Y si no tienes mucho tiempo por la mañana, tiene más sentido lavarse los dientes antes del desayuno.

2. Puede afectar al color de los dientes

El esmalte protege los dientes y, aunque es el tejido más duro del cuerpo humano, el cepillado justo después de comer puede dañarlo en algunos casos. Cuando el esmalte no es tan fuerte como se supone, puede afectar a tus dientes de muchas maneras y hacerlos más vulnerables a las manchas.

3. Puede hacer que tus dientes sean más sensibles

Si alguna vez has sentido un dolor agudo y repentino cuando consumes algo caliente o frío, puede ser una señal de que tus dientes son demasiado sensibles. La sensibilidad dental puede producirse por varias razones, y una de ellas es la debilidad del esmalte dental. Dado que cepillarse los dientes inmediatamente después de comer ciertos alimentos puede aumentar la sensibilidad dental, es mejor prevenir este desagradable efecto secundario y cepillarse los dientes antes de comer.

4. Cepillarse antes de comer aumenta la producción de saliva

Cepillarse los dientes justo después de despertar ayuda a sentirse más fresco por la mañana y también pone en marcha la producción de saliva. Como la saliva contiene agentes antimicrobianos, ayuda a descomponer los alimentos más fácilmente y mata de forma natural las bacterias dañinas responsables de la caries.

¿Te cepillas los dientes antes o después del desayuno?

Imagen de portada Shutterstock.com
Genial/Salud/Por qué es mejor no cepillarse los dientes después del desayuno
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos