Genial
Genial

Qué le pasaría a tu cuerpo si dejaras de consumir azúcar por completo

La “cara de azúcar”, cierto vello sobre el labio superior e incluso la infertilidad son solo algunos de los efectos relacionados con el consumo del insidioso cristal blanco: el azúcar. Puede que quitarlo del platillo y de la taza no nos convierta en superhéroes, pero sí puede mejorar nuestras vidas y salud.

En Genial.guru nos encanta un pastel o un refresco de vez en cuando, así que decidimos averiguar qué le ocurriría a nuestro cuerpo si dejáramos de lado el azúcar, al menos durante un tiempo. Y los hechos que descubrimos nos hicieron querer contar la cantidad de dulces que comimos hoy. Echemos un vistazo a ellos juntos.

1. Podrías quedar embarazada más fácilmente

El azúcar es conocido por su capacidad de darnos energía al activar la insulina en nuestra sangre. Pero esta última es muy similar a las hormonas responsables del embarazo. Si consumimos demasiado azúcar refinado, habrá tanta insulina en el cuerpo que este podría confundirla con las hormonas que ayudan a que los óvulos maduren, por lo que el organismo comenzará a trabajar para reducir sus niveles. Como resultado, habrá menos óvulos madurando en el cuerpo y podría volverse más difícil para una mujer quedar embarazada.

2. No tendrás tanta hambre y tus antojos desaparecerán

Al entrar en nuestro cuerpo, el azúcar influye tanto en nuestras habilidades mentales como en nuestro autocontrol. Estudios han demostrado que el azúcar tiene un efecto adictivo en algunas partes de nuestro cerebro. Cuando lo consumimos, la hormona que provoca el hambre aumenta y las que lo suprimen disminuyen. Entonces comenzamos a tener antojos de alimentos ricos en calorías como galletas o pizza, y también tendemos a comer en exceso.

3. El volumen de tu cerebro podría aumentar y tu memoria podría mejorar

Cuando nuestro estómago nos “dice” que comamos algo dulce, nuestro cerebro dice “no”, y he aquí la razón. Estudios han descubierto que, aunque no aumentemos de peso al comer azúcar, nuestro cerebro sigue sintiendo malestar, ya que nuestras funciones cognitivas pueden volverse más lentas. Podemos tener problemas de memoria y ser más débiles en la toma de decisiones. Además, según ciertos estudios, nuestro cerebro puede perder su volumen y volverse más pequeño en ciertas áreas.

4. Podrías dejar de experimentar cambios de humor y volverte más alegre

Los científicos afirman que comer demasiado azúcar puede provocar trastornos del estado de ánimo e incluso depresión. Las dietas con alto contenido en azúcares refinados pueden potenciar la ansiedad e impedir que las personas disfruten de su vida con emociones sanas. Esto sucede porque el azúcar refinado drena la vitamina B de nuestro cuerpo, uno de los principales agentes responsables de nuestro estado de ánimo. Sorprendentemente, los médicos han estado utilizando la insulina para tratar no solo la diabetes, sino también la depresión, y este tratamiento ha mostrado algunos buenos resultados.

5. Podrías evitar el síndrome de autofermentación

El síndrome de autofermentación es una condición en la que los alimentos se fermentan en nuestro intestino, y este proceso se parece mucho a la elaboración de la cerveza. Incluso podemos sentirnos ebrios debido a esto, porque durante este proceso se produce etanol y se libera en nuestro torrente sanguíneo. Todos tenemos fermentación en nuestro intestino, pero el azúcar lo empeora y convierte este proceso natural en un “festín” de levaduras y bacterias.

6. Podrías evitar tener una “cara de azúcar”

Cuando pensamos en el azúcar, a menudo lo asociamos con el aumento de peso. Pero los dermatólogos también están preocupados por este “enemigo blanco”. Afirman que este provoca estrés hormonal, que conduce a una tez poco saludable y a la llamada “cara de azúcar”. Las características de esta condición son un tono gris de la piel, cejas adelgazadas, manchas en todo el rostro y piel más delgada.

7. Podrías tener el cabello más grueso

Según los dermatólogos, el azúcar puede provocar adelgazamiento y caída del cabello. Esto sucede porque el aumento de la glucosa provoca niveles desiguales de hormonas como la insulina y los esteroides, y el equilibrio hormonal se convierte en una “montaña rusa”. Entonces, el cuero cabelludo no está bien nutrido y podemos empezar a perder pelo. Los médicos afirman que una dieta adecuada no podrá restaurar el daño que ya se ha hecho, pero puede prevenir la pérdida de cabello en el futuro.

8. Podrías evitar el exceso de vello en la cara y el cuerpo

Los científicos afirman que, cuando comemos azúcar refinado y procesado, podemos enfrentar el problema del vello no deseado en nuestro cuerpo. El azúcar provoca un aumento del nivel de insulina en nuestra sangre, lo que a su vez genera mayores niveles de testosterona. Esta hormona intensifica el crecimiento del vello y hace que esté más pigmentado, y su cantidad excesiva puede hacer que vello oscuro crezca por encima de nuestro labio superior y en nuestro vientre. Los niveles más altos de insulina y la resistencia a esta hormona también están relacionados con el síndrome de ovario poliquístico en las mujeres.

9. Tu piel podría envejecer más lentamente

El azúcar no solo puede desencadenar acné, sino que también puede acelerar el envejecimiento de nuestra piel, según científicos. Al llegar a nuestro organismo, el azúcar interviene al dañar el colágeno de nuestros tejidos, y este proceso se acelera aún más con la luz ultravioleta. Nuestra piel se vuelve menos elástica y más frágil, y tiene más arrugas y flacidez. El azúcar también puede suprimir la hormona del crecimiento humano, que es responsable de nuestro metabolismo y composición corporal. Sin ella, podemos parecernos y sentirnos mayores.

10. Tus huesos se mantendrán fuertes

Está muy extendida la opinión de que la sal hace que nuestros huesos sean más frágiles, porque elimina el calcio de nuestro cuerpo cuando orinamos. Pero los médicos están aún más preocupados por otro cristal blanco, que puede ser incluso peor para nuestros huesos, y es el azúcar. Investigaciones recientes han descubierto que el azúcar dificulta el metabolismo de la vitamina D en nuestro organismo y, de hecho, despoja a nuestros huesos de calcio, magnesio y otros nutrientes. Puede provocar osteoporosis y que nuestro tejido óseo se vuelva frágil.

11. Es posible que puedas olvidarte de los dolores menstruales

Aunque puede parecer una buena idea sumergirte en dulces y chocolates cuando estás en tu período, los ginecólogos afirman que el azúcar, en realidad, puede complicar las cosas. Según los médicos, este producto puede empeorar los dolores porque causa inflamación. Además, es posible que tengas más hinchazón, dolor abdominal y gases, y estos pueden agravar tu condición en esos días.

12. Fortalecerás tu sistema inmune

Cuando consumimos azúcar con regularidad y tenemos un nivel elevado en la sangre, podemos estar desactivando nuestra propia inmunidad, según científicos. El azúcar influye en los glóbulos blancos, que son los encargados de combatir las bacterias y los virus. Al beber una botella de un litro de refresco o al comer 100 gramos de azúcar, reducimos la actividad de las células inmunitarias en un 40 %, lo que significa que nuestra inmunidad queda “desactivada” de 4 a 5 horas.

¿Cuánto azúcar consumes diariamente? Cuéntanos en los comentarios.

Genial/Salud/Qué le pasaría a tu cuerpo si dejaras de consumir azúcar por completo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos