Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Trucos de salud que pueden hacer tu vida más sencilla

Contrariamente a la creencia popular, tomar una taza de café hace que tu siesta energética sea más efectiva. Aunque existen muchos trucos de salud bien conocidos, existen otros que son relativamente desconocidos e incluso parecen contraproducentes.

Para hacer tu vida más increíble, Genial.guru realizó una recopilación de trucos de salud que no muchos conocen. ¡Algunos de ellos parecen contrarios a la intuición, pero sin duda funcionan a la perfección!

1. Por la noche, ve al baño con un ojo cerrado

En ocasiones, ir al baño a mitad de la noche después de haber dormido bien puede causar estragos en tu sueño. Esto ocurre porque, después de levantarte, cuando enciendes la luz para ir al baño, la repentina iluminación hace que tu cerebro asuma que es de mañana y apaga tu sueño.

Por lo tanto, al mantener únicamente un ojo abierto, minimizas la cantidad de luz que entra por la retina y envía señales al cerebro. Después de que hayas terminado tus “asuntos” en el baño, serás capaz de dormirte muy rápido.

2. Tirar de tus oídos puede tener una serie de beneficios para tu salud

Apretar tus orejas es beneficioso. La reflexología nos indica que existen puntos de presión en toda nuestra oreja, lo cual puede ayudarnos a aliviar muchos problemas de salud, desde curar un dolor de cabeza hasta mejorar la digestión.

Puedes reducir los dolores menores al presionar y jalar de los siguiente puntos en tus orejas, los cuales corresponden a diferentes áreas del cuerpo:

  • espalda y hombros;
  • varios órganos;
  • articulaciones;
  • fosas nasales y garganta;
  • digestión;
  • cabeza y corazón.

3. Mueve tu cabeza para aliviar el dolor en las extremidades

Levantarse a mitad de la noche y sentir esa sensación de “agujas y alfileres” en los brazos es algo que muchos de nosotros hemos experimentado. Esto ocurre porque, mientras dormimos, en ocasiones, nos damos vueltas y sin querer dormimos sobre nuestros brazos o manos, lo que causa una obstrucción en el flujo normal de la sangre y conduce a una disminución en la cantidad de oxígeno que recibe esa parte del cuerpo.

Para aliviar el dolor, en lugar de sacudir tus brazos o “despertarlos”, intenta mover la cabeza de un lado a otro. Esto debería ayudar a reducir el dolor porque los nervios en el cuello bajan directamente de tu cabeza a tus brazos.

4. Asústate a ti mismo para detener el hipo

Jamás te da hipo solo una vez. Cuando se tiene un episodio de hipo, parece imposible detenerse, aunque en la mayoría de los casos, dura solo un par de minutos. Para detener el hipo en un santiamén, pídele a alguien que te espante o te sorprenda de manera repentina.

Esta acción hace que el corazón lata rápido y se incremente la circulación sanguínea. Y, al mismo, tiempo desvía nuestra atención del hipo.

5. Dormir en una recámara fresca

Dormir en una recámara fresca, en general, es bueno para la calidad del sueño. Te ayuda a dormir rápidamente y también reduce las posibilidades de diabetes al ayudar al cuerpo a quemar más calorías. También aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que disminuye el riesgo de diabetes tipo 2.

Al mantener una temperatura en la recámara de entre 15 y 20 ºC, se estimula al cuerpo a producir la hormona melatonina, la cual además de fomentar el sueño, es poderosa contra el envejecimiento.

6. Tomar café para tener una mejor siesta corta

Un estudio japonés descubrió que las personas que toman un “coffee nap”, es decir, tomar una o dos tazas de café 20 minutos antes de una siesta, se sintieron más atentos y realizaron de una mejor manera las pruebas en computadora en comparación con aquellos que únicamente tomaron una siesta sin tomar una taza de café.

7. Toser para adormecer el dolor de una inyección

No todas las personas disfrutan de las inyecciones, incluso si esto se realiza para protegerse de una enfermedad. Pero existe un sencillo método para disminuir el dolor de una inyección: toser. Numerosos estudios han encontrado que la tos reduce la sensación de dolor al recibir una inyección.

Los científicos no están seguros de por qué sucede esto, pero sugieren que la tos podría provocar un aumento en la presión sanguínea, lo cual reduce la percepción del dolor.

8. Hacer que comer helado sea una experiencia divertida y no una causa del dolor de cabeza

Es muy frecuente que aparezca un dolor de cabeza después de comer o tomar algo frío. Esto ocurre porque cuando comes algo frío, el cerebro trata de mantener su propio calor y para conseguir esto se producen ciertos cambios en el cuerpo, lo que a su vez conduce al dolor de cabeza.

Puedes deshacerte de este dolor simplemente al calentar tu cerebro, para ello tendrás que frotar la parte superior de tu boca con la lengua.

9. No cepilles tus dientes después de comer

Cepillarte los dientes justo después de comer puede parecer la mejor manera de eliminar todos los restos de comida de tu boca, pero no es así. Esto se debe a que muchos de los alimentos que comemos o tomamos son ácidos (tomates, limones, jugo de naranja, entre otros). Cepillar justo después de comer puede acelerar el efecto del ácido en tu esmalte y causar que se erosione. Espera aproximadamente 30 minutos después de la comida antes de lavar tus dientes.

10. La goma de mascar mejora la memoria

Un estudio realizado en la Universidad de Coventry descubrió que la goma de mascar con sabor a menta puede reducir considerablemente las sensaciones de cansancio y hacer que una persona sea más consciente de su entorno. En un estudio por separado, psicólogos del Reino Unido descubrieron que masticar chicle puede mejorar las evaluaciones en exámenes y favorecer la memoria en un 35 %. Así que, la próxima vez, en lugar de tomar una taza de café, intenta masticar goma de mascar mientras estás estudiando para un examen.

¿Qué otros trucos de salud conoces? Comparte tus consejos en los comentarios y no olvides compartir el artículo con tus amigos.

Ilustrado por Daniil Shubin, Alena Sofronova y Yekaterina Ragozina para Genial.guru