Genial
Genial

12 Maneras de obtener un maquillaje impecable en cualquier tipo piel

Según una encuesta reciente, la mujer promedio en los Estados Unidos gasta alrededor de $8 USD en productos de belleza como cosméticos por día. ¡Así que hay que aprovecharlo al máximo! Todo el mundo sabe que cada tipo piel necesita su propio cuidado especial, sin embargo, hay ciertas cosas que pueden marcar la diferencia. Si no estás seguro qué tipo de maquillaje es mejor para tu tipo de piel, entonces no dejes de leer este artículo.

Todos queremos que nuestro maquillaje se vea perfecto, pero a veces los problemas de la piel pueden ser un obstáculo. Afortunadamente, la industria de la belleza moderna y los artistas del maquillaje siempre están listos para brindar soluciones a las dificultades que podamos tener.

Genial.guru quiere mostrarte los consejos más efectivos para tu rutina de maquillaje. ¡Tu piel lucirá absolutamente increíble en cualquier situación!

Las reglas básicas para aplicar la base sin problemas son prácticamente las mismas para todos los tipos de piel:

  • Limpia e hidrata tu cara
  • Usa sólo los productos adecuados para tu tipo de piel
  • Elige el color de base
  • Aplica la prebase de maquillaje y el corrector de color en las partes de la cara adecuadamente antes de aplicar la base de maquillaje
  • Aplica la base de maquillaje y mezcla suavemente
  • Oculta imperfecciones, ojeras y enrojecimiento. Contornea y perfila si es necesario para iluminar el rostro
  • Fija tu maquillaje con un aerosol de acabado o con unos polvos sueltos translúcidos

Ten en cuenta que cada uno de nosotros es diferente y la condición de la piel puede cambiar debido a muchos factores. Los consejos que figuran a continuación no son universales y algunos de estos pueden funcionar para ti incluso si tu tipo de piel es diferente al mencionado.

Piel grasosa

La piel grasosa es más propensa al acné, pero aun así puede ser extremadamente sensible, ya que muchas personas usan productos agresivos para el cuidado de la piel. Por lo tanto, es importante ocultar el brillo excesivo, cubrir el enrojecimiento y hacer que la piel se vea más lisa. A continuación, te dejamos algunos consejos que pueden serte útiles.

1. Primero limpia y aplica una crema hidratante ligera

Nunca deberías saltar tu rutina diaria de cuidado de la piel antes de aplicar un maquillaje. La limpieza adecuada ayuda a exfoliar la piel e igualar la textura, por lo que será más fácil aplicar la base se maquillaje y el efecto será que la piel lucirá más suave.

No olvides usar cremas humectantes o sueros hidratantes para proporcionar la humedad que tu piel necesita y así evitar la resequedad. Los fijadores humectantes de maquillaje pueden funcionar muy bien ya que tienden a ser extremadamente ligeros. Toma en cuenta que la piel grasosa también necesita suficiente hidratación, asi que no temas en usar cremas más pesadas o ricas en grasas para el cuidado de tu piel. Recuerda, ¡todos tus productos deberían ser no-comedogénicos!

2. Usa los accesorios correctos

Si tienes la piel grasosa o propensa al acné, trata de usar esponjas de belleza en lugar de cepillos comunes. Las esponjas se mezclan suavemente y se aplican en una fina capa de base para que el tono de tu piel luzca más uniforme sin que el maquillaje se vea demasiado pesado. Los cepillos pueden agravar la piel sensible con imperfecciones y hacer que los puntos se vean más visibles.

Sin embargo, puede ser una buena idea utilizar un pincel de mezcla suave en algunas áreas de la cara si tienes poros grandes. Toma una pequeña cantidad de base de maquillaje y mezcla suavemente en los poros donde lo necesites.

3. No exageres con el polvo

Algunas personas tienden a aplicar una gran cantidad de polvo en la base que la cara para que se vea más mate. Pero hacerlo no solo hace que tu maquillaje parezca más calado, sino que tus poros comienzan a producir más aceite. Intenta utilizar un polvo translúcido para establecer la base en su lugar y minimizar el brillo sin que tu maquillaje sea demasiado pesado.

Como la piel grasa no necesita brillo adicional, trata de evitar los polvos con brillo. Sin embargo, si sientes que necesitas algo de luminosidad, aplica resaltadores especiales en las áreas que deseas acentuar.

4. Haz tu retoque de maquillaje correcto

Si necesitas arreglar tu maquillaje sobre la marcha o hacer un retoque, no frotes o apliques capas adicionales de base de maquillaje. Lo primero que debes hacer es usar pañuelos de papel secante facial para eliminar el exceso de aceite en la cara. Si tienes enrojecimiento en la piel, puedes tomar una pequeña gota de corrector y presionarlo hacia abajo en la piel. Puedes usar un polvo translúcido en ciertas áreas de tu rostro que son más propensas a brillar, si es necesario.

Piel seca

Crear una apariencia impecable en la piel seca puede ser un desafío, ya que tiende a ser extremadamente sensible y escamosa. Y la base puede empeorar las cosas al acentuar los parches secos y hacer que la cara parezca caótica. Afortunadamente, hay algunos consejos que te ayudarán a lidiar con los imposibles.

1. Exfolia e hidrata

Si bien la mayoría de la gente conoce la importancia de la hidratación, algunas se olvidan de la exfoliación. Es esencial eliminar suavemente todas las escamas secas de la piel o impurezas de esta con productos especiales para el cuidado de la piel. Para evitar la irritación, es mejor no hacerlo antes de aplicar el maquillaje.

Una crema humectante rica es una necesidad absoluta para la piel seca. Mientras lo aplicas, concéntrate en las áreas más secas, como la nariz y el área entre las cejas. Si necesitas hidratación adicional, usa una mascarilla facial antes de hidratar. Es importante no aplicar demasiado producto para que la piel no se sienta grasosa.

2. Usa productos de crema

Los productos de crema son la mejor opción si desea evitar la descamación. Los productos en polvo o de crema a polvo absorben la humedad y hacen que la piel seca parezca más seca. Si sientes que tu base no proporciona suficiente hidratación, puedes agregarle una gota de crema humectante de diario mezclándola en tu mano o con una paleta, hazlo con anticipación. Es mejor usar una esponja de belleza para mezclar los productos de crema y para obtener un acabado suave e impecable.

3. No olvides el resaltador

Los resaltadores le dan a tu piel una apariencia húmeda y hacen que tu piel parezca menos seca. Así que elige un marcador líquido, aplica una gota en la parte superior de cada pómulo, las cejas, el arco de Cupido y en la nariz si quieres que se vea un poco más delgado.

Ten en cuenta que un buen resaltador debe contener un brillo casi invisible y partículas que reflejen la luz que no deberían verse en la cara y que deberían verse como un brillo saludable y natural.

4. Refresca tu maquillaje

Si tienes la piel seca, es una buena idea tener siempre a la mano una crema hidratante. Cuando sientes que tu maquillaje se está descascarando, entonces es mejor que lo remuevas y apliques la crema de nuevo después de lo cual aplica la base de maquillaje. Si es imposible de hacer, intenta utilizar una niebla hidratante que revitalizará tu piel y la hará lucir radiante. Si no la llevas contigo, puedes tratar de aplicar una cantidad de crema hidratante en las áreas más secas. Ten en cuenta que debes tener cuidado, ya que puedes arruinar tu maquillaje, especialmente si has aplicado varios productos cosméticos en la cara.

Piel normal o mixta

La piel normal o combinada generalmente se ve bien con una base de maquillaje sin esforzarse demasiado, especialmente si se siguen las reglas básicas de la aplicación de maquillaje. Sin embargo, todavía hay algunos trucos que harán que la piel se vea aún más perfecta.

1. Mantén tu zona T bajo control

Aunque tanto la piel normal como la combinada suelen ser los tipos de piel más libres de problemas, manejar el brillo en la zona T puede ser un problema. Intenta usar cremas equilibrantes especiales para evitar el brillo, aplica solo polvo en la zona T y mantén a la mano los pañuelos faciales cuando salgas de casa.

2. Elige los accesorios de maquillaje que funcionen mejor para ti

Si no tienes brotes o áreas de piel seca, puedes elegir básicamente cualquier brocha o esponja de belleza que desees. Ten en cuenta que es más fácil aplicar capas a la base con una esponja, mientras que con las brochas debes elegir la correcta, ya que las diferentes brochas ofrecen diferentes efectos y coberturas. Si tienes poros grandes, prueba con un pincel punteado para suavizarlos y disimularlos. Puedes aplicar la base de maquillaje con tus manos si no tienes problemas de piel, pero en este caso puede ser más difícil mezclar la base de maquillaje.

3. Aplica la prebase de maquillaje y la base de maquillaje correctamente

La aplicación de la prebase de maquillaje siempre se debe realizar hacia abajo, ya que haciendo esto empujarás toda la pelusa o los vellos hacia abajo y así no se levantará creando bultos diminutos. También puedes intentar aplicar la base con golpecitos descendentes, ya que evitará que se obstruyan los poros y la cobertura se verá más pareja. Recuerda siempre que debes darle tiempo los productos para que se adapten a tu rostro.

4. Haz que el maquillaje dure más.

Si necesitas que tu maquillaje dure todo el día, prueba este truco: aplica un polvo entre la prebase (primer) y la base de maquillaje (foundation). Puede parecer extraño, ya que los maquilladores profesionales no recomiendan colocar productos en polvo encima de los líquidos, pero cuando aplicas el polvo translúcido sobre el primer o prebase, evita que se deslice durante el día y arruine así la base de maquillaje. Pero no uses demasiado polvo para que la base de maquillaje para que no se vea mal.

¿Conoces más trucos o consejos de belleza para lucir una piel impecable y bella? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
Genial/Consejos/12 Maneras de obtener un maquillaje impecable en cualquier tipo piel
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos