4 Razones por las cuales personas de todo el mundo comenzaron a renunciar a marcas famosas

Los mercadólogos invierten mucho tiempo en conquistar el amor de los compradores hacia una marca. Su misión consiste en que tomes un producto de moda de la estantería sin pensar. Los especialistas en ventas saben que el consumidor no elige con su mente, sino con su corazón. Es por eso que compramos inconscientemente los productos de marcas famosas sin pensar en las consecuencias, aunque todo el mundo renunció hace mucho tiempo a las compras espontáneas.

¿Has pensado alguna vez por qué quieres comprar este teléfono / mueble / detergente para la ropa en particular? ¿Se trata de funcionalidad, gusto o su apariencia? Genial.guru decidió averiguar por qué amamos tanto algunas marcas.

¿Qué “love brands” sueles comprar?

Las grandes empresas gastan millones de dólares para estudiar a sus clientes. Realizan encuestas, experimentan y nos domestican sin darnos cuenta. Las marcas globales lo hacen para que sin ellas no podamos imaginar nuestra vida. ¿Es magia? No, no lo es.

En el mundo del marketing profesional existe el concepto de “love brand” (amor hacia la marca). Esta es la marca a la que la mayoría de los compradores son leales. La misma marca de ropa / dispositivos electrónicos / muebles que elegimos casi sobre la marcha. Después de todo, el consumidor está convencido de que solo este producto lo hará hermoso, saludable y exitoso. Solo en este auto te ves como Bond. Sin este teléfono luces anticuado. Y este café se ve muy bien en Instagram.

¿Cómo caes en la trampa de las “love brands”?

Las “love brands” mundiales tienen varios trucos que les ayudan a engancharnos.

  • Historia clara. ¿La marca habla de sí misma como si fuera tu historia también? ¿Te hace soñar? Te permite convertirse brevemente en lo que querías ser: joven, exitoso, delgado, atlético, inteligente o divertido.
  • Sensualidad. La marca te hace sentir emociones fuertes. Anticipación de posesión o alegría por el hecho de que tus sábanas son más blancas que las de tu vecina. Una marca tiene un color, una forma o un sabor que te provocan emociones fuertes incluso antes de pagar por ella.
  • Intimidad. El consumidor desarrolla una relación personal con la marca y tiene la sensación de que esta cosa fue creada solo para él.

Así que, la trampa está cerrada. En lugar de gastar 30 USD en un par de jeans, los compras por 200 USD, porque llevan una etiqueta sagrada. Estás haciendo cola para tomar una taza de café que llevará escrito tu nombre. Tienes que esforzarte para montar un mueble con tus propias manos y no es nada barato. Entonces, ya caíste en la trampa. Pero, ¿qué hay de malo en eso?

Las décadas de 1990-2000 se pueden llamar la época de adoración de las marcas. Una persona, vestida de prendas con logos no nos parecía ridícula. Pero hoy en día, los compradores de todo el mundo están renunciando productos de marca. Y es por esto:

1. La gente no quiere convertirse en un anuncio andante

La marca te utiliza como cartelera. Compras una camiseta con el logotipo del fabricante y le pagas tu dinero por anunciar su ropa. Es un poco ilógico, ¿no te parece? Echa un vistazo a las fotos de los blogueros de moda en Instagram: bolsos, cosméticos, teléfonos; todo esto está cubierto con logos de marcas famosas.

Sin embargo, algunas de las marcas reconocidas escucharon los deseos de los clientes y comenzaron a disimular las etiquetas en la ropa. Ya no está de moda llevar ropa y accesorios con el logotipo del fabricante.

2. Los compradores no quieren pagar de más

Los gigantes como Guess y Crocs cierran cientos de sus tiendas solo porque la gente se niega a comprar sus productos. Para sustituir las marcas populares llegó el producto “no name” (sin nombre). Por ejemplo, la tienda en línea Amazon se unió a la tendencia y comenzó a producir ropa “no name” que no es inferior en calidad a las marcas conocidas. ¿Para qué quieres pagar 50 USD por una camiseta que se vende por 12 USD en Amazon?

La moda está muriendo. Las encuestas muestran que las personas modernas se niegan a usar ropa de oficina y usan cada vez más jeans y camisetas. Mark Zuckerberg y Steve Jobs han demostrado al mundo que un multimillonario puede usar ropa común. Es lo que le gustó a todo el mundo.

Hay una gran variedad de la ropa económica y las marcas tienen poco significado. Mientras que en algunos países la gente ahorra en ropa debido a la inestabilidad económica, en los EE. UU. las marcas se renuncian por una cuestión de principio. Los compradores prefieren las cosas básicas, porque su calidad no es diferente de las de marca, y las etiquetas ya no impresionan a nadie.

3. La gente entendió que las impresiones son más importantes que las cosas

La generación del milenio ya dejó de invertir todo su dinero en valores materiales. En lugar de llenar la casa con basura inútil, estas personas viajan, se reúnen con amigos y asisten a eventos culturales. Además, los científicos también han demostrado que la felicidad se puede comprar. Es cierto que debes gastar tu dinero no en objetos materiales, sino en llenar tus maletas de impresiones positivas. La riqueza trae mucho menos alegría que un fin de semana divertido o un viaje a un concierto. La sociedad moderna está harta de bienes materiales y anhela comida para el alma.

4. Los compradores adivinan que bajo la apariencia de una marca les venden algo extra

¿Te has dado cuenta de que las “love brand” nunca van solas? Comprar el último modelo de teléfono inteligente es solo el comienzo. Ya que tienes que comprar auriculares inalámbricos de moda, un cargador de repuesto, una funda de marca y un montón de accesorios de los que fácilmente podrías prescindir. Resulta que los genios del marketing te venden un montón de cosas innecesarias.

La “love brand” no te vende solo sus productos, te vende su nombre. Y no importa lo que va a llevar este nombre, ya que el comprador leal confía en la alta calidad del producto incluso antes de comprarlo.

¿Cómo puedes entender que te has convertido en ese cliente leal? Compras un producto de marca familiar incluso sin descuento. No tienes un determinado plan de compras, pasas por tu tienda favorita por pura curiosidad. Tienes tarjetas de descuento VIP.

Unas palabras sobre cómo renunciar a las “love brand”

  • Si quieres dejar de desperdiciar tu dinero, echa un vistazo aquí. Este sitio evalúa las marcas según varios parámetros: respeto por el medio ambiente, rechazo de la mano de obra barata y tolerancia.
  • No acumules montones de ropa barata. Antes de comprar cualquier prenda de vestir, piensa si la vas a usar al menos 30 veces. Este truco es utilizado por expertos en consumo ético.
  • Los autores del libro Happy Money: The Science of Smarter Spending recomiendan probar el consumo diferido. En otras palabras, ahorras hoy y gastas más tarde. Por lo tanto, tendrás tiempo para pensar en la viabilidad de la adquisición, tal vez, no será necesario comprar nada.
  • Intenta calcular cuánto gastas en la compra de ropa, cosméticos y dispositivos electrónicos de marca. Hoy en día, estas cosas te parecen importantes, pero mañana aparecerán más modernas, por lo que tendrás que desembolsar tu dinero otra vez.

¿Tienes ropa de marca en tu armario? ¿O no te sientes atraído por las etiquetas de marcas famosas?

Compartir este artículo