Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Alimentos que se deben comer a la hora adecuada para bajar de peso

Con el objetivo de obtener el cuerpo perfecto solemos ponernos a dieta y nos deshacemos de algunos productos alimenticios considerándolos dañinos. ¿Pero qué te parece si decimos que lo importante no es lo que comemos, sino cuándo? Para dejar de contar las calorías, solo debes seguir algunas reglas. Por ejemplo, desayunar bien y comer más por la mañana que por la tarde, porque de esta manera tendrás más oportunidades de gastar este “combustible” en la producción de energía. Comer los alimentos ricos en carbohidratos hasta las 16:00. A la hora de la merienda hay que reemplazar las calorías “vacías” por los alimentos con un alto contenido de proteínas.

Genial.guru ha estudiado varias recomendaciones científicas que cambiarán tu dieta y te ayudarán a moldear tu cuerpo.

Cereales, de 7:00 a 10:00

La avena es ideal para el desayuno. Los activistas de nutrición no se cansan de repetirlo, y lo hacen por lo siguiente.

Numerosos estudios confirman que el desayuno con alto contenido de carbohidratos y fibra contribuye a mantener la sensación de saciedad durante mucho tiempo, lo que nos ayuda a evitar comer en exceso y prescindir de refrigerios “impulsivos”. Sin embargo, no todos los cereales son igualmente útiles. Por ejemplo, los cereales “vacíos” que no requieren cocción o que se cocinan solo por un par de minutos contienen solo carbohidratos, y nada más. Es mejor elegir cereales que deben cocinarse durante al menos 10 minutos.

Trigo sarraceno, arroz y otros cereales ricos en carbohidratos también deben consumirse por la mañana, pero por una razón diferente: digerir y “quemar” los carbohidratos toma mucho tiempo, de lo contrario, se corre el riesgo de que se depositen en nuestra cintura y costados.

Frutos secos, de 8:00 a 12:00

Por muy extraño que parezca, los frutos secos, a pesar del alto contenido de calorías y mucha grasa, ayudan a prevenir el aumento de peso. Nuestro cuerpo absorbe solo una parte de la grasa que contienen. Sin embargo, para todos aquellos que cuidan su peso, es mejor comer frutos secos antes del almuerzo como refrigerio o como complemento del desayuno. Te ayudarán obtener mucha energía y no comer en exceso por la noche. Pero a la vez tendrás bastante tiempo para quemar las calorías.

Frutas, de 8:00 a 12:00

Las personas que comen muchas frutas y verduras durante el día suelen tener menos masa corporal y tienen menos probabilidades de aumentar de peso. En lugar de comer frutas por separado, es mejor comerlas durante la comida principal o como un refrigerio en combinación con alimentos ricos en proteínas, fibra o grasas.

Hay un argumento a favor de comer frutas por la mañana: contienen mucha fibra, lo que ayuda a mantenerse saciado, a no comer demasiado y a prescindir de los alimentos más ricos en calorías. En este caso se aplica la misma regla: si consumes grandes cantidades de carbohidratos por la noche cuando estás menos activo, la mayor parte del azúcar se deposita como grasa.

Verduras, todo el día

En este caso hay una serie de reglas.

Verduras verdes (pimiento, brócoli, apio, espárragos, repollo, hierbas aromáticas): los que están a dieta pueden comer todo el día, ya que contienen menos fructosa y menos calorías.

Es preferible comer las papas antes del mediodía (debido a su alto contenido calórico y alto contenido de almidón) en forma cocida u horneada, además, no todos los días. Se recomienda comer zanahorias y remolachas altas en carbohidratos y dulces hasta las 17:00.

Quesos, de 14:00 a 16:00

Se sabe que el queso y otros productos lácteos son ricos en proteínas, sustancias importantes para bajar de peso. Reducen el apetito y aumentan el metabolismo.

Los alimentos ricos en proteínas como el yogur, el requesón y el queso ayudan a controlar el hambre, por lo que comerás menos de noche. Por lo tanto, es una buena idea comer estos alimentos entre las comidas principales.

Carne, de 15:00 a 18:00

Por muy beneficioso que sea, debido al alto contenido de hierro, la carne es un alimento pesado, por lo que es recomendable comerla antes de las 18:00, acompañándola con un poco de verduras para facilitar la digestión.

Esta recomendación no tiene nada que ver con bajar de peso, sino con el tiempo necesario para digerir los alimentos. La carne tarda de 2 a 5 horas en digerirse, lo que significa que al comer una chuleta o incluso carne de res hervida antes de acostarte, corres el riesgo de tener la sensación de pesadez en el estómago, hinchazón y trastorno del tracto gastrointestinal.

¿Qué hábitos alimenticios intentas mantener para bajar de peso? Cuéntanoslo en los comentarios.