9 Puntos de presión para autodefensa que pueden salvarte la vida algún día

El cuerpo humano es una cosa increíble. Pero además de las tremendas oportunidades que nos brinda, también nos hace vulnerables. De hecho, a diferencia de Aquiles (cuya debilidad se encontraba en su talón), una persona tiene más de un punto sensible en el cuerpo.

Genial.guru ha realizado para ti una guía de puntos de presión en el cuerpo humano a los que puedes recurrir en caso de un ataque.

Los principales puntos de presión

La capacidad de defenderse es necesaria para todos. Si no estás involucrado en las artes marciales, encontrarás este pequeño manual muy útil.

Imagina que eres atacado y tu salud e incluso tu vida están en peligro. Necesitas salvarte. En primer lugar, apunta a las partes más vulnerables del cuerpo, como los ojos, la mandíbula y la ingle.

Pero hay partes frágiles en donde las terminaciones nerviosas y los órganos internos no están protegidos por los huesos. Ten en cuenta que esos golpes pueden provocar daños graves e incluso la muerte del enemigo. Usa las técnicas solo si estás en grave peligro.

1. Nervio ciático

Este nervio está ubicado entre la ingle y la rodilla, en la línea media del muslo interno. Un golpe fuerte en la articulación causará dolor intenso, shock, mareosinmovilidad temporal del pie.

2. Mandíbula

Golpea a tu enemigo con el dorso de tu mano. Después de sufrir un golpe en la mandíbula, una persona puede perder el conocimiento, ya que la cabeza gira tan bruscamente que el cerebro literalmente se sacude.

3. Bíceps

Un golpe en el bíceps causa intenso dolor y parálisis temporal del brazo. A veces hay una relajación involuntaria de los dedos, lo que puede aflojar el agarre del atacante.

4. Plexo braquial

Un golpe fuerte en esta área causará un dolor intenso y una sensación de adormecimiento en la mano. Un impacto infligido justo debajo puede romper la clavícula. Un efecto secundario típico de esa lesión es una ruptura de los nervios del plexo braquial. Eso puede conducir a la parálisis inmediata de la mano, el shock y las náuseas.

5. Ingle

Hay muchos nervios en esa zona y, por encima de ellos, encontrarás los genitales y la vejiga. Un golpe débil en el área causará una reacción muy severa, mientras que un impacto fuerte puede romper la vejiga y causar un shock.

6. Ojos

Un golpe en el ojo o una presión fuerte en ambos puede privar de forma permanente a una persona de la vista. Es suficiente presionarlos un poco, lo que producirá muchas lágrimas. Entonces tendrás la oportunidad de escapar hasta que el atacante pueda volver a ver. Utiliza esta técnica solo como último recurso.

7. Manos

Las manos humanas están llenas de terminaciones nerviosas. Si presionas fuertemente el área entre los dedos de tu oponente, lo más probable es que pierda la compostura y debilite su agarre.

8. Músculo tibial anterior

Un duro golpe al tibial puede “romper” a tu enemigo. Como resultado de un impacto así, sentirá un dolor que provoca náuseas y una incapacidad para poder apoyar la extremidad. Si la fractura es muy grave, las astillas de hueso pueden desgarrar los vasos sanguíneos. El shock, las náuseas y la inmovilización completa son casi inevitables.

9. Ganglio linfático o glándula parótida

Aquí tienes 2 opciones:

  1. Presiona con fuerza un dedo o una segunda falange del dedo doblado detrás del lóbulo de la oreja, en el hoyo entre la mandíbula y el cuello, o ligeramente más arriba, en la porción mastoidea.
  2. Toma control de la oreja con un puño: puede ser necesario abarcarla completamente con la palma de la mano. Golpea el lóbulo de abajo hacia arriba, girando la oreja hacia arriba y en tu dirección.

Recuerda: si tienes oportunidad de huir, ¡hazlo!

Si tienes tiempo libre, toma clases de boxeo o de autodefensa. Nunca es demasiado tarde para aprender a pelear.

¿Alguna vez has estado en una situación en la que tuviste que defenderte? ¿Conoces otros puntos de presión efectiva? ¡Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios!

Imagen de portada __miamimonkey / Instagram
Compartir este artículo