Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Secretos que los plomeros no tienen mucha prisa por compartir con nosotros

En el mundo moderno, la rotura de tuberías es una verdadera catástrofe. No podemos vivir tranquilamente sin el lavabo, la bañera o el excusado. No sorprende que en el momento en que se rompe algo, entramos en pánico y comenzamos a buscar el número del plomero. Pero puedes evitar grandes gastos si sabes cómo evitar algunos problemas con las tuberías.

Genial.guru quiere ayudarte a ahorrar dinero y te compartirá algunos trucos que, por supuesto, los especialistas no te contarán. Al final del artículo te espera un bono sobre qué cosas de ninguna manera se deben tirar por el drenaje.

1. Cambia tú mismo la manguera de tu lavadora

Te saldrá bastante caro llamar al plomero para cambiar la manguera, aunque esto en realidad no te quita mucho tiempo y cualquiera lo puede hacer. La nueva manguera no es muy cara y se puede comprar en la mayoría de las ferreterías. En Internet hay un montón de instrucciones detalladas para diferentes tipos de lavadoras.

2. No viertas el aceite y la grasa en el fregadero

El aceite y la grasa no se disuelven en el agua. Se quedan en los tubos y forman costras de grasa, las cuales poco a poco aumentan de tamaño y provocan obstrucciones. Los residuos no solo pueden hacerle daño a tu departamento, sino también a todo el complejo habitacional e incluso al desagüe de la ciudad.

¿Entonces qué se tiene que hacer con estos líquidos? Vierte el aceite en una botella, bolsa o recipiente y a continuación tíralo al bote de la basura. Algunos tipos de grasa se congelan y se pueden tirar de inmediato a la basura.

3. Hay que tener cuidado con las bombas de baño

Todos adoramos estas cosas ruidosas, pero pueden ser capaces de dañar las tuberías. Pueden contener sales y aceites, los cuales no se disuelven en agua y se quedan en las cañerías. Además, las bombas pueden contener brillos, pétalos y otros objetos, los cuales no deberían encontrarse en el desague.

Para reducir el riesgo, antes de usarla, pon la bomba en una bolsita de nailon.

4. No viertas agua hirviendo en los tubos del plástico

El agua hervida puede suavizar e incluso derretir un poco el tubo de plástico. Por supuesto, por una vez que lo hagas no pasará nada, pero si viertes agua hirviendo más de dos veces a la semana, prepárate para tener una fuga. Esto también aplica para los dueños de tubos de metal con compuestos de plástico y goma.

Espera hasta que el agua en la cacerola se enfríe o abre al agua fría durante el desagüe.

5. Elimina la obstrucción con ayuda de un plástico

El film plástico reemplaza perfectamente el cepillo para el excusado cuando se trata de la limpieza del inodoro.

  • Pega cinta de doble cara alrededor de la taza.
  • Cubre la superficie del inodoro con el film plástico.
  • Presiona el botón de desagüe, el plástico se tiene que inflar.
  • Presiona el film regresándolo a su posición anterior.

Así crearás la presión en la taza y te desharás del atasco.

6. Calienta la bañera

No le realices a tu bañera una prueba de resistencia a los cambios de temperatura. Si quieres tomar un baño, en un principio vierte un poco de agua y calienta sus costados. Después de esto puedes verter agua a la temperatura que quieras. La bañera esmaltada servirá durante más tiempo, no se pondrá amarilla y tampoco tendrá fisuras

7. Utiliza bicarbonato de sodio

Para limpiar el lavabo, no es necesario gastar en costosos productos. Para empezar intenta hacer una solución que era usada por nuestras abuelas. Se prepara directamente en las tuberías.

  • Pon en el desagüe medio vaso de bicarbonato de sodio.
  • A continuación vierte la misma cantidad de vinagre.
  • Espera un par de horas y lava la tubería con agua tibia.

8. Limpia la lavadora

Para que la lavadora dure más tiempo, se recomienda realizar un lavabo de prevención sin ropa una vez cada tres meses. Inicia el lavado más largo con la máxima temperatura y líquido limpiador (se puede usar bicarbonato, vinagre o ácido cítrico).

Así limpiarás tu lavadora de calcificación, bacterias y otros contaminantes.

9. Repara una rotura estética

Las roturas en la bañera y lavabo son una cosa muy desagradable. Aparecen constantemente y si la plomería es de metal, entonces no se podrá evitar una oxidación.

Lo bueno es que para reparar las roturas no es necesario llamar a un especialista o gastar para reemplazar la bañera o lavabo, ya que existen una multitud de kits de reparación que te ayudarán a repararlo sin mano de obra adicional.

Bono: 13 Cosas que nunca deberías tirar por el drenaje

Compartir este artículo