Genial
Genial

10 Cosas para tener en cuenta al comprar juguetes para tus hijos y cómo evitar errores comunes

¡Nada hace más feliz a un niño que abrir un juguete nuevo! Estas herramientas les permiten crear su mundo de fantasía en el día a día mientras les ayudan en su desarrollo intelectual y motriz. Así, a la hora de escoger juguetes, los padres deben tomar ciertas precauciones e intentar dar a los hijos artículos que estimulen sus destrezas y habilidades, y, sobre todo, que sean seguros.

Genial.guru quiere compartir contigo algunos consejos para hacer la mejor elección de estos divertidos artículos, buscando siempre el bienestar de los pequeños.

1. Evitar comprar solo juguetes educativos

Los juguetes educativos pueden parecer fundamentales para la vida de los niños y cruciales en su futuro. Pero estos no los convertirán en Einstein de la noche a la mañana. Los productos de juego son una oportunidad para divertirse, explorar e interactuar socialmente. Un juguete educativo puede tener un efecto positivo en el desarrollo del infante, pero también los objetos domésticos y cotidianos pueden dar los mismos resultados si se usan de manera correcta.

2. Buscar muñecos de peluche de buena calidad

Los ojos, la nariz y otras partes pequeñas de los juguetes de peluche, como las baterías, deben estar bien sujetos para reducir el riesgo de que los niños se metan estas piezas en nariz, boca u oídos, eliminando así el peligro de asfixia. Además, deben estar hechos con hilo y material resistentes, y no deben estar llenos de bolitas pequeñas y sueltas.

3. Permitir que niños y niñas disfruten de los juguetes por igual

Los niños y las niñas no tienen concepciones de lo masculino y lo femenino. Así, las niñas pueden disfrutar de cochecitos o balones de fútbol, mientras que los varones pueden jugar con sets de limpieza o cocinitas. En las primeras etapas de desarrollo, los pequeños son curiosos y les agrada descubrir cosas nuevas. Por ello hay que asegurarse de que se beneficien por igual de los materiales de juego.

4. No regalar tecnología de forma prematura

En los primeros años, los infantes necesitan tanto explorar su entorno como desarrollar sus habilidades motoras e intelectuales. Eso no sucede si pasan todo el tiempo mirando un dispositivo electrónico. Así, se recomienda que los padres interactúen más con sus hijos y administren el tiempo frente a las pantallas.

5. Leer las etiquetas e instructivos

Muchos juguetes se fabrican pensando en la seguridad, pero ninguno es totalmente seguro. Para evitar accidentes, se aconseja leer cuidadosamente las instrucciones del objeto y explicárselas a los pequeños. Además, se deben entender las etiquetas de advertencia para saber cómo usar los productos infantiles de manera segura.

6. Evitar darles demasiados juguetes

Los juguetes tienen una forma de multiplicarse. Antes de que uno se dé cuenta, la casa es un desastre, los niños están aburridos y nadie está contento. Para tomar control de la situación, hay que deshacerse de unos cuantos artículos, ya sea que estén rotos, no se usen o no sean acordes a la edad del pequeño. Se recomienda reducir la colección a los juguetes favoritos y realmente útiles.

7. Descartar los juguetes que los vuelven simples espectadores

Los juguetes electrónicos que producen luces, palabras y canciones sin la necesidad de interacción por parte de los infantes se han asociado a problemas en el desarrollo del lenguaje. Así, es preferible escoger juguetes tradicionales como rompecabezas, clasificadores de formas, bloques de construcción o libros de cartón, los cuales producen un mayor contacto entre padres e hijos, ayudando al desarrollo de la conversación.

8. Regalar juguetes acorde a la edad

Encontrar un juguete apropiado para la edad de un niño significa que debe ser adecuado a sus intereses y habilidades, siempre teniendo en cuenta su seguridad. Para los recién nacidos y hasta los 6 meses, deben buscarse tapetes de juego, sonajeros o juguetes para dormir. A partir de los 6 meses y hasta cumplir el año, los padres deben comprar juguetes a baterías que reproduzcan música o se muevan presionando un botón.

Los niños de 1 a 3 años deben tener carritos para montar, bloques de construcción o rompecabezas, y juegos que ayuden a las habilidades del pensamiento. Entre los 3 y 5 años, los preescolares pueden divertirse con bicicletas, manualidades o juegos de mesa. Y a partir de los 5 años pueden utilizar tabletas, figuras de superhéroes, muñecas, otros juegos de mesa, etc.

9. Evitar dejarse convencer por la publicidad

Los anuncios de la televisión están pensados para seducir a las pequeñas audiencias. Presentan a los juguetes como un objeto mágico que produce felicidad instantánea. Así, hay que proteger a los niños contra la publicidad para que no influya en sus preferencias y comportamientos. Se les puede hacer preguntas y darles explicaciones a los hijos para brindarles una visión más realista de lo que es ese juguete.

10. Disminuir los obsequios de juguetes en fechas específicas

En ocasiones especiales como Navidad, Reyes Magos, cumpleaños y otros días festivos, los amigos y miembros de la familia pueden llegar con muchos regalos, los cuales luego se acumulan en montañas de juguetes. En este caso, es preferible que los padres den menos presentes y opten por obsequios sorpresa, ya sea cuando el pequeño esté enfermo en casa o para entretenerlo en un viaje largo por carretera.

¿Qué otras recomendaciones darías para una buena compra de juguetes? ¿Cómo disfrutas del tiempo que pasas con tu pequeño?

Genial/Crianza/10 Cosas para tener en cuenta al comprar juguetes para tus hijos y cómo evitar errores comunes
Compartir este artículo