Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los bebés que nacen con cabezas grandes tienen más probabilidades de convertirse en adultos inteligentes

Resulta que hay una relación entre tener cabezas más grandes y cerebros más funcionales. En promedio, la cabeza de un recién nacido mide unos 35 cm, y cualquier medida por encima de esta se considera “grande”. Ver que tu pequeño tiene la cabeza más grande que otros infantes de su edad puede preocuparte si eres un padre primerizo, pero no hay necesidad de angustiarse, a menos que tu pediatra te lo indique. Un estudio descubrió que, en comparación con otros, estos bebés tienden a ser muy inteligentes a medida que crecen.

Este estudio nos intrigó tanto, que en Genial.guru lo analizamos más a fondo para compartir los datos más interesantes con nuestros lectores.

Los bebés con cabezas más grandes tienen una mayor actividad cerebral

La investigación realizada en la Universidad de Edimburgo recolectó datos de más de medio millón de personas oscilando entre las edades de 37 y 73 años. Los participantes se sometieron a una serie de pruebas mentales y físicas que revelaron detalles sobre su estilo de vida.

Después de analizar los datos, la investigación encontró que las personas que tenían cabezas más grandes de los normal cuando eran bebés, habían incrementado su actividad cerebral. También agregó que estos bebés son inteligentes y tienen más probabilidades de obtener un título universitario.

Pueden leer y entender bien las cosas

Al vincular la conexión entre los genes, la salud y la inteligencia, un estudio publicado en la revista Psiquiatría Molecular encontró 17 hechos de mayor importancia relacionados con la circunferencia de la cabeza, pero se anunció que aún no han podido discutirlos y estudiarlos completamente. Sin embargo, ciertamente hay una conexión entre la inteligencia y tener cabezas más grandes. Estas personas pueden leer mejor y comprender las cosas de una manera más fácil.

Tienen una mayor cantidad de neuronas

Otro estudio afirma que las personas que nacen con cabezas grandes tienen más neuronas. Un mayor número de estas las hace tener una mente más aguda y mejor que la del resto de la gente, al menos, cuando se trata de resolver problemas. Es solo que este tipo de personas tiene el potencial de usar sus habilidades mentales al máximo. En cualquier caso, ¡lo que más importa es cómo haces uso de lo que tienes!

¿Tenías una cabeza más grande que el promedio cuando eras un bebé? ¡Comparte tus fotos con nosotros en los comentarios!

Imagen de portada kellyclarkson / Facebook