Genial
Genial

10 Mitos invernales que hemos creído durante mucho tiempo, pero en realidad no son ciertos

Con la llegada de la época de frío, también vienen las interminables prohibiciones y advertencias de nuestros padres: ponte un gorro, no lamas el poste, respira por la nariz, no lleves medias delgadas. Y aunque algunas de estas reglas tienen cierta base, otras resultaron estar alejadas de la verdad.

En Genial.guru analizamos qué mitos invernales de la infancia seguimos creyendo, y te explicamos por qué no deberías transmitírselos a tus propios hijos.

1. Tienes que salir a pasear con los niños en cualquier clima

Nuestras abuelas y madres, al parecer, paseaban con nosotros con cualquier tipo de clima. No importaba si afuera nevaba, había sol o una tormenta. En general, si te vistes adecuadamente, puedes salir a pasear con cualquier temperatura. Sin embargo, será mejor que tengas cuidado con los niños pequeños y que permanezcan en el interior si la temperatura es inferior a −10 °C. Si decides salir a tomar aire, haz que el paseo sea corto.

2. No se puede andar descalzo en invierno, solo con calcetines

La pesadilla de las abuelas es un niño sin calcetines, y si es en invierno, peor todavía. De hecho, los expertos afirman que se puede y se debe andar descalzo en casa, aunque el piso esté frío. Es normal que a veces tengas los pies un poco fríos.

3. No se puede andar sin gorro, se puede contraer meningitis

En contra de la creencia popular, no se puede contraer meningitis por pasar demasiado frío. La enfermedad se propaga de una manera totalmente diferente. Y, según otro mito, en invierno perdemos la mayor parte del calor por la cabeza. Esto no es del todo cierto, perdemos calor por igual a través de todas las partes del cuerpo. Sin embargo, es mejor llevar un gorro: es fácil contraer una otitis media cuando hace frío.

4. Cuanto más caliente esté la bebida, más rápido te calentarás

Aunque a mucha gente le encantaría tomar una taza de té caliente después de estar expuesta al frío, no es una buena idea. Los expertos dicen que cuando bebemos té caliente, sentimos calor, aunque en realidad podríamos enfriar nuestro cuerpo, porque el té caliente nos hace sudar. Es mejor tomar una bebida tibia.

5. No se debe hacer deporte cuando hace frío

Según las investigaciones, el cuerpo quema más calorías a temperaturas más frías. Los expertos afirman que se puede hacer ejercicio con cualquier tiempo, incluso con nieve o lluvia, siempre que te vistas adecuadamente.

6. Cuanto más cálida esté la casa, mejor

Un hogar cálido y acogedor es sin duda algo bueno, pero si hace demasiado calor en las habitaciones, es una razón para cambiar la temperatura. Los expertos dicen que debe haber unos 20 °C en la casa. El aire seco y caliente irrita la laringe y los pulmones. Así que es un buen momento para bajar las válvulas del calentador y encender el humidificador de ambiente.

7. Antes de conducir, el coche debe calentarse

Hace tiempo, este mito era cierto. Los coches equipados con carburador debían calentarse antes de poder circular. Hoy en día, el diseño de los coches ha cambiado, por lo que incluso en invierno no deben calentarse más de 30 segundos, ya que están equipados con sensores que controlan la temperatura.

8. Para entrar en calor, lo mejor es tomar una ducha caliente

No cabe duda de que un baño o una ducha caliente pueden calentarte rápidamente. Sin embargo, los cambios bruscos de temperatura pueden dañar nuestra piel y nuestras mucosas. Lo mejor es beber algo tibio y no quedarse quieto, sino moverse.

9. Siempre engordamos en invierno, y no hay forma de evitarlo

Algunos animales que hibernan ganan peso antes del invierno. Entre ellos están los osos y los murciélagos, por ejemplo. Los humanos no aumentan de peso por cambios estacionales. Sin embargo, hay una buena razón para esta afirmación. Según los estudios, la falta de luz solar puede hacer que las células almacenen grasa de forma más activa. Pero como regla general, si se gana peso en invierno, es porque uno se mueve menos. Estadísticamente hablando, la gente sube alrededor de 2-3 kg en invierno.

10. Tienes que usar medias o tendrás artritis

El frío en sí no provoca artritis, sino que solo agrava los síntomas existentes. Los científicos también han descubierto que el empeoramiento de los problemas articulares en invierno no se debe tanto a las bajas temperaturas como a los cambios en la presión atmosférica. Sin embargo, es mejor elegir medias más abrigadas para no pasar demasiado frío.

¿Qué historias has creído toda tu vida y resultaron no ser ciertas?

Genial/Gente/10 Mitos invernales que hemos creído durante mucho tiempo, pero en realidad no son ciertos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos